Buscador
Ver revista digital
Naturaleza

Manantial en Puebla, ¡pureza y claridad!

Manantial

En las faldas de los volcanes Tláloc e Iztaccihuatl brota un manantial de agua sorprendentemente pura dentro de una reserva natural protegida.

Nunca había visto agua tan sorprendentemente clara y pura, sin contaminación alguna. Es agua de un manantial, de una reserva natural protegida dentro de un bosque en el estado de Puebla. Por lo que el acceso al público está restringido.  

Si quieres planear tu escapada a Puebla da clic aquí.   

Miguel Angel Ruiz

¿De dónde viene el agua que tomas?

Pocas veces nos detenemos a pensar en el origen del agua que bebemos diariamente. Las fases naturales del ciclo del agua son las siguientes: la infiltración a través del subsuelo (durante la cual el agua de lluvia o nieve derretida migra bajo tierra), luego se almacena en mantos acuíferos, y, por último, brota en el manantial.

Desde el manantial

Por el Día Mundial del Agua que se celebra el 22 de marzo, un grupo de periodistas e influencers, fuimos invitados a conocer la reserva de Sta. María®, donde se encuentra un manantial que se renueva y reabastece gracias a la lluvia, por lo que mientras haya aguaceros, chubascos y deshielo, habrá agua de manantial.

Pude tomar agua que brota de este manantial, ubicado en el pueblo de Santa Rita Tlahuapan en Puebla. Y, al hacerlo, me di cuenta que es muy fresca y que el sabor es único. Para llegar a ese lugar hay que entrar por la fábrica de agua Sta. María®, la cual inició operaciones en 1991 (hace 31 años) y está certificada bajo el estándar Alliance for Water Stewardship (AWS), que avala el cuidado responsable del manantial.

Una vez que estás dentro de la fábrica hay que transitar un camino empedrado de aproximadamente un kilómetro para llegar al manantial. La caminata es muy agradable pues vas en medio del bosque, y de repente, te topas con un lago rodeado de gran naturaleza, tan tranquilo y apacible, que es inevitable sentirse feliz y en paz.

En esta zona con vista a los volcanes Tláloc, Iztaccihuatl y La Malinche, tomamos una clase de yoga por Paloma Marín de Prayana Yoga Studio, una meditación por Paulina Landa y un taller de bombas de semillas por Erica Valencia de Ectágono.

Del bosque a la botella

Un manantial es una fuente natural de agua que brota de la tierra. El líquido es maravillosamente transparente gracias a su flujo constante. Nestlé envasa el agua directamente del brote sin ser tocada por la mano del hombre. No tiene ningún proceso químico, pues el agua se extrae del subsuelo antes de que salga a la superficie y es embotellada por Sta. María®. La botella de Sta. María® está hecha de PET y es completamente reciclable.

El manantial se reabastece del deshielo y por agua de lluvia, siendo los meses de junio a septiembre en los que hay mayor precipitación. Además, el bosque que rodea a la reserva natural protegida por Sta. María® ayuda a captar y retener el agua de las lluvias.

El agua es filtrada 12 años por la naturaleza, no por máquinas. Esto hace que conserve todas sus propiedades: minerales y componentes naturales como calcio, hierro y magnesio, así como un bajo nivel de sodio.

Si quieres planear tu escapada a Puebla da clic aquí.   

El viaje de 12 años de filtración es porque recorre de forma tranquila montañas, bosques y rocas volcánicas del subsuelo que le dan una composición única de minerales, hasta que finalmente brota en el manantial ubicado en el pueblo de Santa Rita en Puebla. 

¿Te interesa el mundo del emprendimiento?
Conoce Emprendedor.com el medio lider en contenido de Ideas de Negocio, Startups, Finanzas, Noticias para emprendedores, Franquicias, Marketing, Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

autor Estivaly Calva Tapia
Comentarios