Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Sin categoría Descubre Destinos Naturaleza

Mariposa Monarca: tenacidad en nuestros cielos mexicanos

La mariposa Monarca es uno de los animales más sorprendentes del mundo y tenemos la fortuna de que visite México cada año.

29-03-2019, 3:39:45 PM
Mariposa Monarca: tenacidad en nuestros cielos mexicanos
mm

Amante de la naturaleza, en especial de los grandes depredadores y muy en particular de los tiburones, su Nick name “Shark Diver”.

Soy un amante de todos los animales que habitan en nuestro Planeta, en especial un apasionado de los grandes depredadores. Sin embargo, el ciclo de la vida, el origen de todo, se basa en aquellos seres que muchas veces pasan inadvertidos, en el papel que ellos juegan en la naturaleza haciendo posible lo imposible. En esta ocasión les quiero compartir a unos maravillosos y hermosos seres coloridos y emblemáticos de nuestro país que merecen toda la admiración por su tenacidad y perseverancia: la mariposa Monarca.

Mariposa Monarca, hermoso visitante

Año con año varios de nuestros bosques reciben la visita de la mariposa Monarca (Danaus plexippus), sin duda la más conocida de todas las mariposas que habitan en América del Norte, aunque también podemos encontrarla en Oceanía y en varias islas del Atlántico europeo. Se dice que su nombre se debe a su grandeza y a su vasto dominio territorial; así es, son realmente ‘monarcas’.

Estos seres inconfundibles por su hermoso colorido naranja y negro, mismo que previenen a la mayoría de los depredadores por su contenido tóxico, razón por lo que su depredación es limitada. Cuentan, además, con una envergadura promedio de 10 cm, además de que las hembras son de menor tamaño, tienen venas negras gruesas en sus alas, las del macho, además de ser más delgadas tienen una mancha oscura en el centro de cada ala posterior, la cual es una potente fuente de feromonas.

En general, la mariposa Monarca nace, crece, se metaforiza en cuatro semanas y en promedio vive otras cuatro semanas. Sin embargo, las mariposas que nacen a finales de verano y principios de otoño viven hasta 9 meses; esta generación especial, conocida como “matusalén” realiza prácticamente un ciclo competo de migración de ida y vuelta desde Canadá hasta México.

Jorge de la Madrid

Migración espectacular

Su principal atributo es que realizan la migración más extensa y en mayor número de las migraciones de insectos que existen, para ello se requiere de mucha resistencia, cada año recorren alrededor de 5,000 kilómetros desde Canadá hasta los bosques mexicanos para pasar el invierno en los bosques de oyamel y pino en los estados de México y Michoacán, ahí permanecen desde el mes de noviembre hasta el mes de marzo, teniendo las más óptimas condiciones para reproducirse y fortalecerse antes de empezar su regreso a los bosques Canadienses.

En su camino de regreso, se detienen en las planicies de los bosques centrales de los Estados Unidos, en búsqueda del alimento y nutrientes que les proveen las flores asclepias o algodoncillos, es ahí donde cada hembra pone alrededor de 400 huevecillos, dando vida a la siguiente generación.

Las Monarcas son vitales en la polinización. Al igual que las abejas, abejorros, escarabajos, colibríes y murciélagos, las mariposas son uno de los polinizadores más importantes que existen, se estima que gracias a ellas más de 200 especies de flores pueden reproducirse y proliferar.

Lo más increíble de todo es que siguen una ruta mental trazada por generaciones anteriores y heredada genéticamente. En el camino se van reuniendo en grandes grupos, llegando millones de ellas a los lugares de invernada en México. Es impresionante saber que el 95% de la población de estos maravillosos seres migra a nuestro País y afortunadamente la mayoría de los sitios de hibernación han sido considerados áreas naturales protegidas, siendo uno de los siete selectos sitios declarados como Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en México.  

Los Santuarios

La Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca cuenta con más de 57 mil hectáreas localizadas al este de Michoacán y al oeste del Estado de México, distribuidas en cinco santuarios, en Michoacán las podemos disfrutar en el Rosario y Sierra Chincua y en el Estado de México nos admiramos con estos pequeños y coloridos seres en los santuarios del Ejido el Capulín, la Mesa y en Piedra Herrada.

Jorge de la Madrid

Increíble contacto

No hay como experimentar de primera mano el contacto con la naturaleza, por ello acudí al santuario Piedra Herrada una maravilla natural en las faldas del Nevado de Toluca, en medio de un hermoso paisaje rodeado de montañas y bosques que alberga una fortaleza de oyameles y pinos en donde nuestros distinguidos visitantes tienen su hogar durante el invierno.

Una vez en el lugar, podemos contribuir a la economía de la comunidad, tomando un desayuno típico y comprando diversas prendas de ropa y artesanías elaboradas a mano y que requieren horas de arduo y especializado trabajo, una vez hecho lo anterior te espera una caminata en ascenso de aproximadamente dos kilómetros y medio, realmente es vigorizante hacerla en medio de un espectacular paisaje, respirando aire puro y con la enorme expectativa de encontrar decenas de majestuosos árboles a más de 3 mil metros de altura sobre el nivel del mar, hogar de millones de mariposas.

Al llegar al santuario, fue indescriptible la sensación que tuve; observar en lo alto de los árboles un intenso colorido naranja que los cubre por completo, millones de mariposas posadas en sus ramas otro tanto danzando en una armonía de color y gracia por el cielo, una experiencia que te hace sentir un contacto divino, que te toca el alma y que te hace pensar en la grandeza de las pequeñas cosas.

Por espacio de cuarenta minutos estuve observándolas y tratando de capturar en una imagen ese espectáculo y sobretodo el sentimiento que me abordaba, muchas vuelan cerca de ti o están posadas en pequeños arbustos, fue ahí donde una hermosa mariposa decidió posarse sobre mi hombro por unos segundos, sentí un mensaje de “mírame aquí estoy”, “admírame y protégeme que tú me necesitas tanto como yo te necesito a ti”.

Concientizando

Me impresionó lo respetuoso de los visitantes, siguiendo las indicaciones, no molestando ni tocando las mariposas, cuidando a la especie y al entorno, realmente un ejemplo que debería replicarse en todas las áreas naturales. Asimismo, con el objeto de enriquecer su visita lean contenidos de la importancia de las mariposas, pueden ver el espectacular documental de Disney Nature titulado “Alas de Vida”, todo ello para concientizarse no solo de la belleza de lo que van a presenciar sino de la importancia que tienen en la creación de vida.  

Les invito a que realicen está actividad, háganla en familia, tengan ese contacto con seres divinos, sientan la sensación de la grandeza de lo pequeño, disfruten el revolotear de las mariposas e incluso, por qué no, sientan alguna extraña conexión con un ser querido que ya no está con nosotros.

Jorge de la Madrid

Te recomendamos:

11 cosas que no debes hacer si visitas un santuario de mariposas

Qué más hacer si vas a visitar a la Mariposa Monarca en Michoacán

10 datos viajeros que no sabías de la monarca