Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Descubre Destinos Pueblos Mágicos

Mier: el Pueblo Mágico de los héroes

Este Pueblo Mágico puso en alto el nombre de México en 1842, cuando defendió a capa y espada la soberanía del país ante el ataque de tropas texanas.

06-08-2019, 9:07:57 AM
Mier: el Pueblo Mágico de los héroes
Paulo Jiménez
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

En la parte noreste de Tamaulipas se ubica Mier, convertido en Pueblo Mágico el 5 de diciembre de 2007, aunque la población surgió el 6 de marzo de 1753, bajo la advocación de la Purísima Concepción.

La fundaron familias procedentes de Cerralvo y Camargo, poblados de Nuevo León y Chihuahua, respectivamente.

Paulo Jiménez

Fue nombrada Ciudad Heroica por haber resistido y salir victoriosa en la Batalla de los Frijoles Pintos, ocurrida en diciembre de 1842, un conflicto armado entre el Ejército mexicano y la entonces República de Texas.

Las caminatas por sus plazas arboladas dejan al visitante una imagen de cuento en esta bella ciudad.

El centro de Mier

En el centro se localiza la Plaza de Armas, actualmente llamada Juárez; el antiguo templo de la Purísima Concepción, fundado en 1755 y la Casa de las Columnas, que se ha usado como palacio de gobierno y cárcel en otras épocas.

En su gran legado arquitectónico se incluyen el Museo de los Frijoles Pintos; los puentes de Juan Méndez, San Juan e Hidalgo, construidos entre 1830 y 1850; la Casa de la Cultura, junto a la Capilla de San Juan Bautista, construida en 1864 con detalles barrocos; y la Casa de Justicia Mayor, edificada en 1850.

En Mier se antoja un caldillo fiscaleño, un guiso de carne seca que compite en sabor con el cabrito en salsa; no puede faltar un postre local, como los tamales dulces de elote.

Esta población fronteriza comparte la cuenca del Río Bravo con Estados Unidos; en sus alrededores se puede acceder a presas de gran importancia como la Presa Falcón, donde se permite la pesca deportiva.

Paulo Jiménez

Caminata colonial

La Plaza Juárez o de Armas, construida en 1767, es el sitio donde se puede comprobar su señorial pasado con solo con echar un vistazo a los edificios históricos que le rodean.

Allí, entre frondosos árboles, está el quiosco de tipo porfiriano de 1906, donde eventualmente se llevan a cabo eventos culturales conformados por danzas regionales o presentaciones de eventos organizados por la Casa de Cultura.

En un costado de esta plaza también se descubre la Parroquia de la Purísima Concepción, cuya construcción con piedra arenisca y decorados con piedra labrada, comenzó en 1784. Fue inaugurada el 1 de septiembre de 1795.

Al avanzar por sus calles es posible apreciar el ambiente de los antiguos pueblos coloniales que surgieron en el Nuevo Santander durante el siglo XVIII, mientras que la calle Juan Hinojosa Palacios, adoquinada y cerrada al peatón para crear un corredor cultural, fue el escenario de la Batalla de los Frijoles Pintos en 1842, en la que fuerzas tejanas fracasaron al desear arrancar este territorio del seno nacional, vencidas por las fuerzas armadas mexicanas. Allí está el museo de sitio, también la Casa del Tejano y el antiguo cine, que hoy exhibe trabajos muralistas elaborados por artistas locales.

Paulo Jiménez

Casa de la Cultura

Ubicada en la Plaza Hidalgo, es un recinto histórico cuyo inmueble fue construido en 1864. Los visitantes pueden encontrar documentos sobre la Revolución Mexicana, la Independencia de Texas y la historia del propio pueblo.

La fotografías en blanco y negro resaltan la confección arquitectónica de la antigua Ciudad Mier, y comparten espacio con pinturas contemporáneas de artistas locales y regionales que han donado sus obras.

Paulo Jiménez

Para dar un tour en este lugar es recomendable contratar un guía que seguramente destacará la admiración hacia Eleazar García Sáenz, mejor conocido como Chelelo, un actor que participó en varias producciones del western mexicano. El sitio resguarda la cuna del actor y otros accesorios.

Este lugar también le otorga un área especial a la indumentaria de principios del siglo XX; se observan vestidos de lino y encajes, así como
despampanantes creaciones de shantung y chifón de seda frisada, confecciones de estilo afrancesado que fueron utilizadas en la época por habitantes de la población.

Además se ofrece la información de la Capilla de San Juan Bautista, ubicada a un costado de la Casa de la Cultura y construida en 1835. Finalmente, en la tienda del recinto se puede adquirir souvenirs.

  • Cómo llegar

Hidalgo s/n, La Paleta. Mier, Tamaulipas.

Paulo Jiménez

La Casa de los Frijoles Pintos

El lugar más importante, además de la Casa de Cultura, es este recinto cultural, un sitio cuyo interés histórico radica en que aquí permanecieron prisioneros los más de 200 soldados integrantes del ejército tejano derrotados en la batalla del 25 de diciembre de 1842.

Cuenta la historia que Antonio López de Santa Anna mandó fusilar a todos los prisioneros, sin embargo el comandante de la plaza se negó a cumplir la orden, por lo que fue remplazado y, tras varias gestiones diplomáticas por parte de Inglaterra y Francia, se resolvió solo fusilar a uno de cada diez.

La terrible forma que se seleccionó para decidir quién moriría y quien viviría fue mediante un sorteo peculiar llevado a cabo en este lugar: en un recipiente se colocaron 176 frijoles pintos y 17 frijoles negros; los prisioneros con los ojos vendados que sacaron los frijoles negros fueron los caídos.

Ubicado en la calle peatonal Hinojosa, este predio actualmente aloja al museo de la Casa de los Frijoles Pintos, donde se exhibe el emblemático y heroico pasado de Mier a través de un acervo histórico tanto de la ciudad como de la región.

El edificio colonial de gruesos muros se compone por tres salas museográficas con techos altos y pisos de madera; cada una de ellas exhibe diversos artículos de la época.

Hay mapas antiguos, trajes típicos tamaulipecos, maquetas, pinturas que recrean escenas de aquel acontecimiento bélico, un cañón de guerra, documentos históricos oficiales, fusiles, pistolas, ropa y objetos que fueron utilizados en la batalla en la que se defendió la integridad de la nación. También cuenta con una sala audiovisual que proyecta un video educativo para conocer los pormenores de la Batalla de los Frijoles Pintos de 1864.

  • Cómo llegar:

Cl. Juan Hinojosa Palacios, s/n, Centro, Mier, Tamps.

Paulo Jiménez

Arte vaquero

Otro de los productos artesanales tradicionales del estado son las botas don Cuco, elaboradas por una empresa totalmente mierense.

José Refugio González, mejor conocido como don Cuco, fue un artesano que se hizo popular en 1996 cuando sacó a la venta las primeras botas hechas en su taller, ubicado en este Pueblo Mágico.

Hoy el trabajo de don Cuco está en manos de su hijos, la segunda generación, quienes han convertido sus productos en toda una atracción para conocedores y viajeros que desean saber más acerca de este artículo tan popular en el norte del país y el sur de Estados Unidos.

En Don Cuco´s Boots se fabrican botas, cinturones, billeteras y toquillas (banditas para sombrero), y para ello utilizan pieles exóticas importadas de diferentes países, –siempre que sean permitidas por sus respectivos gobiernos– como mantarraya, lagarto, avestruz, sapo, rana, tiburón, venado, cuello de toro, anguila y pitón.

La tienda permite conocer el proceso de producción de sus botas a través de recorridos guiados en su taller, en el que laboran 58 personas, de las cuales 48 se dedican a confeccionar cada una de las botas completamente a mano. Se trata de un gran trabajo artesanal.

La empresa cuenta con tiendas en otras de ciudades de México y Estados Unidos, sin embargo es esta a donde acuden estrellas de la música grupera y norteña, como Ramón Ayala, asiduo cliente de Don Cuco´s Boots, además de conocedores y fans que llegan hasta aquí provenientes de otras latitudes, quienes buscan productos de calidad y excelente acabado. Esto es posible al exhaustivo control y vigilancia que emplean en el taller.

Aunque elaboran diversos estilos de botas, son las cinceladas a mano las que están captando la atención del mercado; son las de moda, y para elaborarlas deben pasar por un meticuloso proceso de producción.

  • Cómo llegar:

Hidalgo 1009 Sur, La Paleta. Mier, Tamaulipas.

Paulo Jiménez

Te puede interesar: