Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia Cultura y artesanías

Muñecos chamulas, la historia las artesanías de lana chiapanecas

Te contamos la historia de los muñecos chamulas, peculiares artesanías chiapanecas confeccionadas con lana.

22-02-2017, 10:01:13 AM
mm

#ViajeraExpertaMD y periodista cultural.

Para combatir el frío y hacer frente a las montañas, los habitantes de San Juan Chamula, Chiapas,  se visten de lana. Con ella confeccionan chalecos y faldas, también los muñecos que reproducen su arrebujado atuendo. A continuación, te contamos un poco más sobre estas curiosas artesanías tan típicas de esta población chiapaneca ubicada a 10 km del Pueblo Mágico de San Cristóbal de las Casas.

Herencia española

Fueron los españoles quienes trajeron ovejas a un mundo, el nuevo, donde no se conocían. Dejaron algunas en Los Altos de Chiapas, y su presencia incidió en la vida de los tzotziles de la zona. Hoy las mujeres todavía pastorean cabras parecidas a las de siglos atrás.

La lana

Gracias al ganado caprino comenzó el trabajo de la lana en San Juan Chamula. El poblado incorporó esa fibra a su producción textil, y con ella no solo se encontró una forma de ahuyentar el frío tremendo, también apareció la confección de prendas para uso ceremonial.

Las prendas

La ropa que los tzotziles portan, sea utilizada de manera ordinaria o en días de fiesta, se hace a mano, en telar de cintura, con algodón y lana. Al urdir esta última surgen los abrigos y chalecos que cubren a los hombres y las pesadas faldas que arropan a las mujeres.

Muñecos de tela

Con lana también se elaboran las artesanías que las mujeres tzotziles venden. Gatos y monos diminutos, gallos, leones o elefantes adornan los puestos del mercado. En ellos se apilan además rebozos, cobijas y alguno que otro muñeco de madera tallada vestido como lo hacen los chamulas.

Las manos de María

Estos muñecos pertenecen a María Patishtan Licanchiton, la infatigable tzotzil detrás de la Cooperativa de Mujeres Tejedoras del Rosario. El grupo de manos, por ella fundado, teje y borda todo lo que con lana se acostumbra en San Juan Chamula.

Arte cotidiano

Tejer, para las mujeres de esta comunidad chiapaneca, es una labor de todos los días: la realizan mientras atizan el fuego en la cocina o mientras preparan tortillas; se cuela en sus ratos libres, entre el cuidado que profesan a niños y animales. En medio de ese quehacer cotidiano, los dedos femeninos entrelazan la identidad de los tzotziles.

El rol femenino

Hacer uso del telar de cintura, entretenerse con bordados y brocados son actividades propias de las mujeres en la cultura tzotzil. Son ellas quienes se encargan de vestir a sus familias o de hilar los productos de lana que luego han de otorgarles sustento.

El telar de cintura

Ya aparecía en los códices prehispánicos el telar de cintura. Uno de sus extremos se sujeta a un árbol o un horcón, mientras que el otro envuelve el talle de la tejedora. Las telas resultantes de esa urdimbre poseen detalles y texturas que las máquinas no logran.

Agradecemos a la tienda y al Museo de Arte Popular por el préstamo de estas piezas de colección privada. 

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
¿Qué tanto sabes sobre la historia de México en los mundiales?

Pon a prueba tus conocimientos sobre futbol mexicano y resuelve esta trivia. Comparte con tus amigos a ver quién obtiene el mejor resultado.

Perejil
México
Perejil, una planta medicinal que crece entre rocas

El perejil es una planta originaria del Viejo Mundo que destaca por sus propiedades medicinales y que ha enriquecido la gastronomía mexicana con su sabor.

México
Tres leyendas de fantasmas en Mérida

Te contamos tres leyendas de fantasmas en Mérida ideales para aventureros que están buscando nuevos sitios para visitar.

Veracruz
Don Mateo, memoria viva de la Danza de los Quetzales

En Zozocolco de Hidalgo, Veracruz, los 49 sones de la Danza de los Quetzales están en peligro de desaparecer… te presentamos al guardián que bien podría ser Patrimonio Vivo, que conserva y resguarda esta bellísima tradición.