Buscador
Ver revista digital
Vive Experiencias

Nada en una alberca de agua salada en Acapulco, ¡directa del mar!

Guerrero Acapulco
Alberca de agua salada en Acapulco
© Facebook Las Brisas

Esta alberca de agua salada te pone en contacto con el mar sin salir de la piscina, pues se alimenta con agua del océano.

La alberca de agua salada del club de playa La Concha del hotel Las Brisas en Acapulco es una maravilla para aquellos no disfrutan tanto del oleaje y la arena. ¡Conócela!

Alberca de agua salada del hotel Las Brisas

Acapulco ha sido, es y será uno de los destinos playeros favoritos de los mexicanos. Hay millones de fotografías que lo comprueban, recuerdos de grandes momentos en sus playas. En pareja, en familia o incluso en solitario, Acapulco siempre tiene algo para ofrecer a cualquiera.

Son muchos los estilos de viajeros y éste es el destino que tiene para todos. Igual puedes disfrutar de sus playas y nadar en agua salada o nadar en las albercas de agua dulce de los múltiples clubes de playa que la oferta hotelera tiene.

En el hotel Las Brisas, que es ya un ícono del puerto, es posible disfrutar de ambas. Cuenta con el club de playa La Concha en la que tienen una gran alberca de agua dulce y la alberca de agua salada. Por cierto, de esta última son dos, una más pequeña que la otra, ambas alimentadas con agua directamente del océano Pacífico.

¿Quieres escaparte a Acapulco? Descubre y planea aquí una experiencia inolvidable.

alberca de agua salada en Acapulco
Cortesía Las Brisas

Nadar en una alberca de agua salada te pone en contacto directo con la naturaleza marina, pues incluso llegan los peces a nadar dentro de ella, por lo que es común verlos en convivencia con los huéspedes del hotel Las Brisas. Esto ocurre porque la alberca se alimenta directamente del océano a través de un par de accesos y que incluso permite que el movimiento de las olas mueva naturalmente el agua.

El fondo de la alberca de agua salada también es natural, por lo que las rocas lo hacen irregulares pero sin duda dan una sensación aún más cercana a la que es nadar en el mar, con la tranquilidad de estar en un entorno controlado.

Así que si amas el mar, pero le tienes respeto y prefieres no meterte en sus aguas, ¡ésta es una opción que te encantará! No te la puedes perder.

Conoce más del hotel Las Brisas y reserva ya para hacer tuya esta experiencia.

¿Quieres ser un emprendedor o emprendedora?
Conoce Emprendedor.com el mejor contenido de Ideas de Negocio, Startups, Franquicias, e Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

autor Corredor, amante de los perros y apasionado de la comida. Escribo sobre comida, viajes y estilo de vida. Mi historia de amor con la comida comenzó cuando apenas era un niño, observando a mi mamá volando en la cocina como un colibrí. Amo los viajes que me dejan con el corazón contento, y unos kilitos de más.
Comentarios