Ver revista digital
Fines de Semana

Oaxaca: Un festín de historia, sabores y tradición en 72 Horas

Oaxaca

Oaxaca es ese “puente” que te lleva al corazón de México. Siempre serán pocos los días para disfrutarlo, pero aquí te ayudamos a descubrir, sentir y enamorarte de su magia en un Fin de Semana Inolvidable.

Oaxaca es el puente que lleva al corazón del México verdadero, gracias a su rica herencia cultural, la vibrante escena gastronómica y la calidez de su gente. 

La esencia de México

Oaxaca encarna la esencia auténtica de México, donde las tradiciones ancestrales se fusionan con la vida moderna de una manera única. Desde su extraordinaria arquitectura colonial hasta la diversidad de sabores que ofrece su cocina, cada rincón de Oaxaca te envuelve en una experiencia auténtica, que te conecta con la esencia misma de este hermoso país.

Cuando evocamos a Oaxaca, nuestra mente se llena de un abanico infinito de elementos que dan vida a uno de los tesoros más entrañables de México, una ciudad que despierta la imaginación y nos deja recuerdos imborrables. Por ejemplo, sus bebidas ancestrales, como el mezcal o el chocolate; la cocina tradicional, donde destacan el mole negro, tlayudas y chapulines; la riqueza de su tierra, hermosos paisajes, maravillas naturales y un legado cultural y arquitectónico que mezclan perfectamente la cultura prehispánica y colonial. 

Sabemos que es imposible conocer, probar, sentir y enamorarse de todo en un solo viaje, pero si solo cuentas con un “puente” o fin de semana, aquí tienes algunas recomendaciones que añadirán la dosis perfecta de historia, gastronomía y tradición a tu visita. ¡Prepárate para vivirla con el corazón bien abierto!

Día 1: Un viaje con mucho corazón

Pasea por el Centro Histórico, aquí podrás apreciar diferentes joyas arquitectónicas, entre ellas:

  • La Catedral, cuyo nombre completo es “Catedral de Nuestra Señora de la Asunción”, data del siglo XVI. Su construcción comenzó en 1535 y se completó en 1733. Es un impresionante ejemplo de la arquitectura colonial en México y es conocida por su fachada barroca ornamentada y su hermoso interior. Está ubicada en el Zócalo y es uno de los principales puntos de interés histórico y cultural en la región.
  • El Teatro Macedonio Alcalá. Un dato importante sobre este inmueble es que es considerado uno de los teatros más antiguos y hermosos de México. Fue inaugurado en 1909 y es conocido por su arquitectura de estilo neoclásico y art nouveau. El teatro lleva el nombre de Macedonio Alcalá, un destacado músico oaxaqueño del siglo XIX. Lo más destacado de este teatro es su interior ricamente decorado, con detalles artísticos en sus techos, paredes y balcones. Es un importante símbolo de la vida cultural y artística de la ciudad.
  • El Templo de Santo Domingo. Es uno de los ejemplos más destacados del barroco novohispano en México y es conocido por su impresionante belleza y rica historia. Además de su fachada ricamente decorada con detalles ornamentales tallados en cantera, incluyendo figuras religiosas y motivos vegetales, no te pierdas el interior, pues tiene una decoración detallada y lujosa. Los retablos dorados son particularmente notables. Dentro del templo, se encuentra la Capilla de la Virgen del Rosario, una obra maestra del barroco, considerada una de las más hermosas de América Latina. Y por supuesto, el marco ideal para tomar fotografías es el Jardín Botánico, con plantas nativas de la región. ¡Te encantará!
  • Aprovecha la tarde para disfrutar de la deliciosa gastronomía oaxaqueña, nombrada por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Gracias a su geografía y clima, Oaxaca posee una gran cantidad de vegetales, hortalizas e insectos que le dan un sabor único a sus platillos, entre los que destacan las tlayudas con tasajo, siete variedades de mole, tamales, chapulines y más. 

Día 2: Sal de la ciudad y conoce la majestuosidad de su patrimonio arqueológico

Prepárate para salir de tu confortable hotel, después de haber desayunado bien y vestido con ropa ligera y protegerte del sol, porque es momento de conocer Monte Albán, uno de los sitios arqueológicos más importantes del Valle de Oaxaca.

Este sitio alberga impresionantes tumbas, monumentos esculpidos y un observatorio astronómico. Te darás cuenta que la gran capital zapoteca se caracteriza por tener construcciones de poca altura, a diferencia de otras zonas arqueológicas, y esto se debe a la sismicidad de la zona, además cuenta con un museo de sitio y visitas guiadas para conocer a fondo cómo estaba conformada esta zona. 

Alebrijes: ver el mundo con más color

Después de este recorrido puedes dirigirte a San Martín Tilcajete, la cuna de los alebrijes, aquí podrás entrar a los talleres de alebrijes para conocer el proceso de elaboración, a partir de una sola pieza de madera e incluso pintar tu propio alebrije, una de las artesanías más representativas de Oaxaca. Es una actividad que te llevará a descubrir cosas de ti que no sabías.

FB Calenda Creaciones de Calenda.

Los mercados: la fuente de creatividad colectiva

Termina tu día con un recorrido por uno de los mercados más emblemáticos, el Mercado 20 de Noviembre, el cual tiene más de 130 años de historia, así que es el lugar ideal para degustar diferentes platillos, pan artesanal, nieves y diferentes tipos de mezcal. Aquí encontrarás el famoso Pasillo de Humo, en donde podrás degustar deliciosa carne asada con tortillas hechas a mano, una verdadera experiencia para el paladar.

Día 3: Naturaleza impactante

Inicia tu día muy temprano para visitar una de las joyas naturales de Oaxaca, Hierve el Agua y su fascinante cascada petrificada, formada por el escurrimiento del agua rica en minerales y carbonato de calcio. Lo ideal es llegar muy temprano para que puedas tomar fotos con las fascinantes vistas. Abierto desde las 7:00 horas. 

Hierve el Agua

Rincones con encanto: tu estancia en Oaxaca

Pero seguro ya te estarás preguntando cuál es nuestra recomendación estrella para hospedarte. No te preocupes, que tenemos un lugar de ensueño que proponerte.

El hotel Quinta Real Oaxaca reúne la riqueza de la ciudad en un solo lugar: historia, sabor y tradición. 

Experiencias gastronómicas invaluables en el Camino Real Oaxaca.

Se trata de un emblemático edificio, construido en 1576, como el Convento de Santa Catalina de Siena. En 1988 fue nombrado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, y está ubicado en Calle 5 de Mayo, No. 300, en el Centro Histórico, a solo 15 minutos del aeropuerto y a unas cuadras del Templo de Santo Domingo. 

Si eso no es suficiente para llamar tu atención y hospedarte aquí, te diremos que las habitaciones y suites, al igual que todo el inmueble, conservan el encanto colonial en perfecto estado. Además cuenta con alberca y hermosos jardines y un gran salón y capilla para organizar eventos, como románticas bodas. ¿Te animas?

Por si fuera poco, para vivir las tradiciones de Oaxaca, el Quinta Real Oaxaca cuenta con un espectáculo de la Guelaguetza que está disponible durante todo el año. Además, podrás deleitar tu paladar en su restaurante El Refectorio, en donde podrás degustar auténtica cocina oaxaqueña y platillos internacionales, mientras que en el Bar Novicias podrás disfrutar de música en vivo todos los fines de semana. 

Así terminarás estas 72 horas en Oaxaca: donde cada momento se convertirá en un recuerdo que abrazarás con el corazón.

alebrijesalebrijes oaxacafin de semana en Oaxacagastronomía oaxaqueñamonte albánoaxaca ciudad