Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Vive Experiencias Spa y relajación

Pac-Chén. Rituales místicos y ecoturismo en la Riviera Maya

La Riviera Maya es uno de los destinos más encantadores de México. Ahí, en medio de la selva y junto a las aguas del Mar Caribe se esconde Pac-Chén, otra forma de vivir la ancestral cultura maya. ¡Conócelo!

01-07-2010, 10:52:01 AM

Finalmente encontré el lugar. Un grupo de personas formaba un círculo para participar de un ritual maya muy importante. El chamán se hacía cargo de purificar a los turistas mediante rezos y humo de copal antes de entrar al cenote, ya que todos y cada uno de éstos son para los mayas la puerta al inframundo, un portal donde los seres vivientes se pueden comunicar con sus seres míticos a través de rituales y ofrendas, por lo que es necesario ingresar en un estado más “puro”.

Culminada esta ceremonia, pasamos a la acción. Un hueco en el piso de un metro por un metro era la entrada al Cenote del Jaguar, llamado así por el efecto óptico que produce la luz que penetra por su entrada en la oscuridad total de la caverna. Con equipo especial para descender en rappel, bajé 13 metros hasta el agua, tan fresca como cristalina. Pasar del mundo lumínico a la oscuridad casi total del cenote es una experiencia extraña. Vale la pena hacer una parada a medio camino para ir acostumbrando la vista y hacer conciencia que se está colgado en medio de una gran cavidad, cuya base es el agua y arriba sólo existe una gran bóveda de roca caliza. Se disfruta.

Ya abajo, flotaban varias llantas para sentarse y disfrutar de tan majestuoso panorama. ¡El fondo estaba a unos 30 metros más!, con agua pura y cristalina.

Para salir existían dos alternativas, la primera y más aventurera consistía en trepar por una escalera de madera hasta la superficie (igualmente asegurado por el arnés). La otra, más cómoda, es ser jalado por dos o tres mayas que se ayudan con un sistema de poleas conocido como: el “elevador maya”.

Con otra corta caminata por la selva, que nunca deja de ser una vivencia especial, llegué a otro cenote, éste, a diferencia del anterior, era abierto y se asemejaba más bien a una laguna circular. Este lugar se conoce como Cenote  del Caimán, por los animales que lo habitan. La bóveda era el azul intenso del cielo y dos tirolesas de unos 100 metros, lo atraviesan de lado a lado. Volar sobre un cenote también es algo único (más aún sabiendo que está poblado por algunos caimanes). Con arnés y equipo especial me enganché al cable y el salto al vacío hizo que la polea comenzara a zumbar, sentía el aire en la cara y el agua pasar velozmente bajo mis pies. De repente, el sueño de volar se vio interrumpido por el freno que amortigua la llegada, del otro lado del cenote.

Para variar el modo de transporte y que ésta fuera de verdad una aventura completa, subimos a una canoa para atravesar la laguna rumbo a la comunidad. Me alegré al saber que iríamos directo al comedor.

Después de horas de cocción bajo la tierra, la tradicional cochinita pibil estaba a punto de ser desenterrada y servida. Varias mujeres vestidas con su típico hipil preparaban tortillas de maíz y agua fresca de jamaica y tamarindo.

Desde la mesa se podía ver la laguna. Antes de servir los alimentos, otro chamán se ubicó frente a un altar decorado con plantas, velas de colores y copal para bendecirlos. Por cierto, la cochinita tenía un sabor especial que nunca antes había saboreado, la carne era tierna en extremo. Deliciosa de verdad.

La gente de Pac-Chén siempre sonríe. ¿Será que encontraron el balance entre su sistema tradicional (de la milpa, miel y carbón) y un moderno modelo de ecoturismo, que les proporciona una vida tranquila y feliz? Bajo este régimen, llevan adelante una comunidad autosustentable, lejos de los juegos de pelota y sacrificios de sus antepasados, pero cerca de un modelo que parece ser idóneo frente a un sistema que tiende a incorporarlos por el precio del desarraigo hacia su cultura.

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Tlacuache
México
La leyenda del tlacuache que trajo el fuego a la humanidad

Conoce la leyenda del tlacuache, el animal que se arriesgó para traer el calor y la luz del fuego a los seres humanos.

México
7 playas mexicanas para asolearte en 2019

Si aún no tienes planes para este 2019 te recomendamos estas hermosas playas en donde podrás descansar, relajarte y tomar el sol

México
Concierto gratis en el Zócalo con Lila Downs, Ely Guerra y más

Este sábado 15 de diciembre se llevará un concierto gratis en el Zócalo con Lila Downs, Ely Guerra y más artistas.

México
Las mejores fotos de los peregrinos en la Basílica de Guadalupe

Seleccionamos de Instagram las mejores fotos de los peregrinos que visitaron este 2018 la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México.