Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Cultura y artesanías

Paseo entre las esculturas de Puerto Vallarta

Durante tu visita a este magnífico escenario del estado de Jalisco, sorpréndete con las curiosas figuras -en bronce, hierro y resinas-, que conforman el singular “paseo del arte”.

18-09-2016, 8:04:39 AM
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

Desde hace varias décadas, Puerto Vallarta se ha convertido en un lugar para la cultura y el arte mundiales, ya que aquí vive o expone una nutrida comunidad de pintores, escultores, escritores y artesanos (nacionales y extranjeros) que exhiben sus obras en diversas galerías, en las calles y en el Malecón. 

En particular, en el Malecón se ubica un espacio donde figuras de bronce, hierro, piedra o resinas de polímero adornan la vista al mar y acompañan el constante flujo de paseantes. Más de media docena de artistas han contribuido con sus obras para la creación de este “museo al aire libre”, convirtiendo a Vallarta en el destino de playa mexicano con más piezas artísticas en la vía pública. 

Este “Paseo del Arte” inicia en el extremo norte del Malecón, frente al Palacio Municipal, con el anfiteatro Los Arcos o Teatro Aquiles Serdán, conjunto escultórico colocado poco después de su rescate en una hacienda de Guadalajara. Estos arcos son parte integral del paseo y un sello distintivo de la ciudad. 

A pocos metros del teatro destaca la Fuente de la amistad, obra del escultor James (Bud) Bottoms, donada en 1987 por Santa Bárbara, California, ciudad hermana de Puerto Vallarta, que es una réplica de la que se encuentra en aquella metrópolis. La fuente está formada por tres delfines saltarines que tienen como fondo los pétreos arcos. El diseño se basa en una leyenda de los indígenas que habitaron la costa californiana, la cual narra que en un naufragio varios de ellos fueron salvados de ahogarse al convertirse en estos cetáceos. 

Cerca está la estatua de Neptuno-Nereida, personajes mitad peces y mitad humanos, que intentan tocar sus manos frente las apacibles olas. En esta obra -de tamaño natural y que adorna el Malecón desde 1990- el artista italiano C. Espino reunió a Nereida, criatura marina mitológica, junto al dios romano del océano. 

Siguiendo el paseo, te encontrarás con la soberbia escultura El caballito, esculpida por Rafael Zamarripa. Esta figura es uno de los emblemas de Puerto Vallarta y hace más de 25 años fue colocada al final de la playa Los Muertos, donde fue derribada por los fuertes vientos y el oleaje. En 1976 se pidió al mismo escultor que hiciera otra, la cual se instaló en el sitio donde actualmente se aprecia, frente al viejo faro.  

Pocos metros adelante, el artista Sergio Bustamante aportó una escultura formada por extrañas figuras que suben una escalera. En búsqueda de la razón fue instalada en 1999 y es de las que causan mayor expectación entre los visitantes. Acercándose al centro del Malecón se encuentran 16 esculturas eclécticas creadas por Alejandro Colunga que crean la Rotonda del mar, conjunto en forma de alargadas sillas humanas con brazos y piernas, terminadas en estilizados animales marinos y figuras fantásticas. 

Después se ubica La naturaleza como madre, obra del artista tapatío Adrián Reynoso. Esta escultura verdosa de casi dos metros representa el ciclo de la vida y la muerte, que aquí se muestra como una ola en espiral sobre un caracol que parece abrazar las aguas azules del fondo. A un costado, el escultor Ramiz Barquet con Nostalgia, instalada en mayo de 1984, plasmó su historia de amor en una escultura con dos figuras de bronce que miran al mar y la montaña.

Finalmente, en el extremo norte del Malecón, se localiza la imponente escultura Los milenios, del artista Mathis Lídice, colocada en octubre de 2001. Está compuesta por tres personajes entrelazados en una espiral que se eleva al cielo.  

A pesar de que en el Malecón se encuentra el conjunto escultórico más grande y llamativo de Vallarta, existen otras esculturas que adornan el resto de la ciudad. Por ejemplo, La ballena y su cría, que en el 2000 se situó cerca de la Marina Vallarta y es un tributo a esta enorme especie viajera que, cada invierno, visita estas costas del Pacífico. Según los vallartenses “es la mayor escultura de bronce del mundo”. 

Así que ya lo sabes, en tu próxima visita a este exclusivo destino playero no dejes de recorrer el Viejo Vallarta. Te deleitarás con sus encanto colonial, su gastronomía típica y con se extensa exhibición artística que, junto con su inigualable vista al mar, compone una de las imágenes más bellas del estado de Jalisco.  

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
Tres leyendas de fantasmas en Mérida

Te contamos tres leyendas de fantasmas en Mérida ideales para aventureros que están buscando nuevos sitios para visitar.

Veracruz
Don Mateo, memoria viva de la Danza de los Quetzales

En Zozocolco de Hidalgo, Veracruz, los 49 sones de la Danza de los Quetzales están en peligro de desaparecer… te presentamos al guardián que bien podría ser Patrimonio Vivo, que conserva y resguarda esta bellísima tradición.

Ciudad de México
Muralismo en el mercado: galería de arte en la Central de Abasto

Central de Abasto (CEDA) se convertirá en la galería a cielo abierto más grande de Latinoamérica gracias al programa Central de Muros, la cual se unió recientemente con la ONU.

Ciudad de México
El Estadio Azteca, la máxima casa del futbol mexicano

Desde que fue inaugurado en 1966, el emblemático Estadio Azteca ha sido la máxima casa del futbol Mexicano. He aquí algunos de los muchos momentos en que el Coloso de Santa Úrsula ha pasado a formar parte de nuestra historia.