Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Sin categoría

Plaza Chimalistac (Distrito Federal)

Volvemos de nuevo al sur de la ciudad de México, lugar de numerosos sitios relacionados con nuestro pasado colonial, para disfrutar uno de esos rinconcitos en los cuales parece no pasar el tiempo, la antigua plaza de Chimalistac, hoy Plaza Federico Gamboa.

07-07-2010, 8:24:20 AM
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

La avenida Insurgentes, esquina con Miguel Ángel de Quevedo, es el punto de inicio de un relajado paseo familiar dominical; sobre esta última puede dejar el automóvil y empezar la caminata.

A principios de la época colonial, Chimalistac era propiedad de Juan de Guzmán Ixtolinque, quien tenía en estos terrenos una gran huerta que fue vendida (dos terceras partes) a los carmelitas, al fallecer. Con esta adquisición, los frailes ampliaron los terrenos pertenecientes al convento de El Carmen (San Ángel), al paso del tiempo una parte de la huerta se fraccionó y fue vendida, formándose lo que actualmente conocemos como la colonia Chimalistac. Por fortuna, esta zona conserva —al igual que San Ángel— su aspecto pintoresco, debido a que los vecinos mantienen el uso tradicional de materiales como la cantera, madera y piedra volcánica en el diseño de sus casas, sumado a la vegetación y calles empedradas que logran preservar en conjunto el espíritu apacible de esta zona de la ciudad.

Sus secretos…
Nos adentramos por la calle de Chimalistac, y antes de acceder a la plaza, lo invitamos a conocer el monumento al general Álvaro Obregón, ubicado en un amplio jardín conocido como el Parque de la Bombilla. Justo en el sitio donde se levanta dicho monumento fue asesinado este personaje histórico después de ser reelecto presidente de México en 1928, durante una comida en el restaurante La Bombilla. Con un gran espejo de agua al frente, fue inaugurado el 17 de julio de 1935. Su forma semeja una pirámide cuyo basamento es de granito; gruesas alfardas enmarcan la escalera de acceso, rematada por un par de esculturas que simbolizan las luchas de los campesinos, obra a cargo de Ignacio Asúnsolo (1890-1965). Su interior muestra pisos y muros recubiertos de mármol, a cargo de la marmolería de Ponzanelli; años atrás, se mostraba aquí el brazo del general que perdió en la batalla de Celaya.

Le damos la espalda al monumento y nos encaminamos ahora hacia el oriente, para entrar por la estrecha calle de San Sebastián y llegar a la Plaza de Chimalistac de forma rectangular, contiene una cruz de piedra y una fuente circular al centro. Sirve de atrio a la hermosa y pequeña capilla del mismo nombre, construida por los carmelitas hacia 1585 en honor a San Sebastián. El arco de medio punto de su acceso –enmarcado por columnas pareadas–, el nicho con la imagen de la Virgen de Guadalupe, un par de ventanas octagonales, y una torre con su campanario de fines del siglo XVII forman su sencilla fachada. En su interior destaca un hermoso retablo dorado del siglo XVIII que perteneció al templo de la Piedad, presidido por la figura de San Sebastián y cinco pinturas que representan los misterios del rosario glorioso. Sobra decir que es uno de los templos de la ciudad más solicitados por los novios para celebrar su matrimonio.

En el costado sur de la plaza, se ubica una típica casona campestre de fines del XVIII, que ocupa actualmente el Centro de Estudios de Historia de México Condumex. Una placa en su fachada rinde honor a uno de sus propietarios, don Federico Gamboa, “…quien con muy noble y alto ingenio dio vida en Santa (su novela) fundiéndolas a la poesía de Chimalistac y a las miserias de la gran ciudad, su nombre perdura en esta plaza”. En 1931 se estrenó la película Santa, por lo que pueblo y capilla llamaron vivamente la atención de los capitalinos hacia este bello rincón. Resulta difícil describir la paz que emana este sitio encantador, ambientado con sus árboles y arquitectura de estilo colonial, interrumpida sólo por el ruido de algunos automóviles que pasan por sus costados.

Para extender esta propuesta de paseo familiar, te invitamos a salir de la plaza rumbo al oriente hasta encontrar el callejón San Ángelo y continuar hacia el sur dos calles cortas para llegar al Paseo del Río, antiguo curso del río Magdalena que irrigaba la huerta de Chimalistac. Sus hijos pequeños y adolescentes estarán encantados de conocer este agradable y ajardinado espacio, en cuyo trayecto se ubican dos grandes puentes de piedra.

Cómo llegar:
Sobre Av. Insurgentes, en la estación La Bombilla del Metrobus. Atravesar la avenida en dirección al Parque La Bombilla, donde se encuentra el Monumento a Obregón. Caminar sobre Av. de la Paz, hasta llegar a Av. Miguel Ángel de Quevedo.

Por el Sistema Colectivo Metro, en la estación Miguel Ángel de Quevedo de la línea 3 Universidad-Indios Verdes

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
Paisajes hermosos en Chihuahua

Nuestra especie ha modificado paisajes hermosos y ecosistemas. Sin embargo, hay rincones donde la voluntad de algunos ha marcado una enorme diferencia.

México
Águila real, al rescate de este icono de identidad nacional

El águila real es una de las aves rapaces de mayor fama a nivel mundial, y en México ha sido emblemática por siglos. Conoce aquí su historia.

México
¿Qué tanto sabes sobre la historia de México en los mundiales?

Pon a prueba tus conocimientos sobre futbol mexicano y resuelve esta trivia. Comparte con tus amigos a ver quién obtiene el mejor resultado.

Perejil
México
Perejil, una planta medicinal que crece entre rocas

El perejil es una planta originaria del Viejo Mundo que destaca por sus propiedades medicinales y que ha enriquecido la gastronomía mexicana con su sabor.