Buscador
Ver revista digital
Ciudades de México

La Plaza Garibaldi, sus mejores cantinas y pulquerías

13-12-2019, 11:15:53 AM
Ciudad de México
8-GARIBALDI-CDMX-NT-1024×640

Tequila y mariachis es una tradición mexicana que no admite postergaciones. Te damos recomendaciones para que te diviertas en la Plaza Garibaldi de la CDMX.

Uno de los lugares más tradicionales en la Ciudad de México para “cantinear” y cantar con mariachis es la Plaza Garibaldi.

La plaza fue remozada hace algunos años y hoy luce sus mejores galas, con el espléndido Museo del Tequila y el Mezcal.

Son muchos los lugares emblemáticos de la plaza para sentarse a degustar los mejores tequilas, mezcales y pulques de la ciudad, pero si hay que decantarse por algunos con el mejor ambiente no pueden faltar: el museo con sus degustaciones en su cantina y terraza, el Guadalajara de Noche, el Tenampa, y la Hermosa Hortensia con los mejores pulques y curados de la plaza.

El Museo del Tequila y el Mezcal

Este museo temático fue inaugurado en 2010 y es parte fundamental de la profunda renovación de la plaza.

Este espacio cultural promueve y pone en su justo valor la identidad y cultura mexicanas a través de exposiciones, conferencias, presentaciones de libros, conciertos, tertulias y, por supuesto, con la degustación de tequilas y mezcales que son una de las principales tarjetas de presentación de la marca de México en el mundo.

Resultan muy atractivos los medios expositivos para explicar cuestiones como la variedad de agaves, los procesos de destilación, los diferentes tequilas y mezcales y todo lo relacionado con el paisaje agavero, patrimonio intangible de la humanidad.

No menos interesante es el espacio que muestra la historia del mariachi y de la Plaza Garibaldi, y en general de nuestra cultura popular.

Este edificio moderno y minimalista convive armónicamente con el conjunto de la plaza, su neutralidad permite que los edificios históricos conserven su protagonismo.

La hermosa cantina del museo ofrece una espectacular variedad de tequilas y mezcales para degustar.

La terraza del museo regala imponentes vistas de la plaza y del Centro Histórico, además de ofrecer una suculenta variedad de platillos mexicanos.

En su tienda se pueden adquirir espléndidas piezas de artesanos mexicanos y, por supuesto, una estupenda variedad de tequilas y mezcales.

El MUTEM es pues una visita obligada en la Plaza Garibaldi, una joya museográfica donde podrás descubrir los secretos de los destilados más mexicanos y las botellas de autor más sofisticadas del país.

El Guadalajara de Noche

Este restaurante-cantina de la plaza es todo un clásico, quizá el mejor lugar para disfrutar de los mejores mariachis de la ciudad.

Guadalajara de Noche es, desde 1937, la catedral de los mejores intérpretes de la canción mexicana, con un recorrido musical por la mayoría de los estados del país.

El “Son de la Negra”, el “Jarabe Tapatío”, muestras de floreo y otras suertes de la charrería podrás disfrutar y bailar, pero también sonarán ritmos de salsa, merengue, son jarocho, etcétera.

En cuanto a la cuestión gastronómica, hay mucho que decir: la cochinita pibil, los sopes y las quesadillas, las brochetas, el pozole, la birria y las enchiladas de mole son opciones suculentas.

En cuanto a las bebidas la variedad de tequilas y mezcales es simplemente superlativa, y también hay pulques y curados espectaculares.

Salón Tenampa

El Tenampa es por mucho la cantina más famosa y tradicional de Garibaldi, desde 1925 cuando el mariachi llegó a esta emblemática plaza.

Ha sido el Tenampa, desde entonces, el lugar de encuentro de quienes gustan de la canción ranchera, los boleros, y por supuesto, del tequila y del ponche de granada.

Por el Tenampa han pasado José Alfredo Jimenez, Chavela Vargas, Pedro Infante, Lola Beltrán, y todos los mejores exponentes rancheros de nuestro país.

En un ambiente festivo y cantinero, el Tenampa ofrece algunos platillos muy tradicionales: arrachera, birria, tortas ahogadas y chamorros son imperdibles.

En la también llamada Catedral del Mariachi, escuchando las canciones de José Alfredo, los destilados a veces ahogan las penas, o quizá también regalan alegrías compartidas.

Como sea, si se va a Garibaldi, el Tenampa es un clásico. Comensales de todo el mundo se dan cita en esta legendaria cantina inmortalizada por las “vacas sagradas” de la canción ranchera.

La próxima vez que vayas a Garibaldi, tómate un ponche de granada en el Tenampa, seguramente Lucha Reyes, Amalia Mendoza y Pedro Vargas estarán en alguna mesa cerca de donde está el mural de Pepe Guizar, donde dice algo así como: “Muy borracho, muy borracho, pero contento”.

Pulquería la Hermosa Hortensia

El pulque poco a poco regresa al gusto de los capitalinos, cada día hay más pulquerías en la ciudad; en Garibaldi está la Hermosa Hortensia.

Frente a la plaza, la Hermosa Hortensia tiene una atractiva terraza, y dentro, están la rockola con las canciones rancheras y los curados de pulque.

Desde 1936 esta pulquería tradicional, que trae su pulque de Hidalgo, tiene unos curados ya legendarios, los de cacahuate, piñón, y nuez no tienen parangón.

Esta pulquería es de las que sobrevivieron los embates de la desaparición de la mayoría de ellas a mediados del siglo pasado.

Hoy, con más de ochenta años de existencia, los dueños siguen atendiendo a los comensales con mucha amabilidad; al interior, entre azulejos antiguos, se encuentra un altar a la virgen, y veladoras dedicadas a San Judas, quizá, ese ha sido el secreto de la longevidad de esta pulquería.

En fin, la Plaza Garibaldi es toda una tradición para la fiesta entre amigos o en familia, estas vacaciones regálate una noche en ese icónico rincón de la ciudad, tómate un tequila y canta con el mariachi, a todo pulmón, tus canciones rancheras favoritas. ¡Salud!

Te recomendamos

Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Mag21
Comentarios