El primer centro cultural ecológico de América Latina está en Oaxaca