Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Vive Experiencias Ecoturismo y aventura

Puebla para aventureros

El vasto territorio poblano está ocupado por montañas, serranías, valles, quebradas, desiertos, bosques, ríos, cascadas, lagunas y cavernas, y este paisaje múltiple brinda al aventurero un sinfín de opciones para descubrir sus bellezas naturales, sus sitios arqueológicos y sus poblados indígenas llenos de color y de tradición.

mm

Fotógrafo especializado en deportes de aventura. ¡Ha trabajado para MD desde hace más de 10 años!


Puebla está recorrido por dos grandes serranías: la Sierra Madre Oriental y la Cordillera de Anáhuac, también conocida como Eje Transversal Neovolcánico. Esta cordillera es el hogar de las ancestrales divinidades aztecas, cuyo asiento son los volcanes sagrados de México, como la Malinche, el Popocatépetl, la Iztaccíhuatl y el Citlaltépetl, todos ubicados en territorio poblano, aunque compartiendo este último con el vecino estado de Veracruz.

Una expedición ya clásica dentro del mundo el alpinismo es la Trilogía Volcánica de México, la cual se ha convertido en todo un reto para los alpinistas. Esta expedición consiste en coronar las tres cumbres sagradas: el Pico de Orizaba o Citlaltépetl, cuyo nombre significa “Cerro de la Estrella” (5 769 m, la tercera cumbre más alta de América del Norte), la “Mujer Blanca” o Iztaccíhuatl (5 230 m) y el Popocatépetl, o“Montaña que Humea” (5 452 m); actualmente no se puede ascender a éste por su intensa actividad volcánica, pero resulta impresionante subir a la Iztaccíhuatl durante el amanecer y contemplar las espesas fumarolas de su compañero pintadas de dorado por los primeros rayos del sol.

Estos tres colosos de roca y hielo son el terreno perfecto para la práctica del alpinismo y elexcursionismo; escaladores y caminantes podrán descubrir sus nieves eternas a través de distintas rutas con diferentes grados de dificultad –en las que se combinan la escalada en roca y hielo–, o tan sólo realizar saludables caminatas por los zacatales, disfrutando del espectacular paisaje.

En un vertiginoso descenso que hicimos en bicicleta de montaña, atravesamos los espesos bosques de coníferas que cubren las faldas de los volcanes y llegamos a “Cholollan” o “el lugar de los que huyen”, mejor conocido como Cholula; ahí desplegamos nuestras alas multicolores y levantamos el vuelo en un parapente para descubrir este mágico poblado, donde se mezcla lo colonial con lo prehispánico. Aunque las iglesias de Cholula llaman mucho la atención, la atracción de su pirámide es a todas luces mayor, y no es para menos,ya que se trata de uno de los monumentos más grandes de la humanidad.

En un viaje a la prehistoria el explorador podrá conocer la región más desértica del estado, recorriendo en dos ruedas la sierra de Zapotitlán. Esta vasta zona comprende una porción de Oaxaca, el este y noreste de Guerrero y el sur de Puebla, y se le conoce como el “macizo arcaico”, el cual está constituido por las rocas más antiguas del país.

A los entusiastas de la paleontología les interesará ir hasta San Juan Raya, pequeño poblado situado a 14 km al oeste de Zapotitlán, por caminos de terracería que se pueden recorrer en bicicleta de montaña. Su importancia como yacimiento fosilífero se determinó desde 1830, gracias a las exploraciones del belga Enrique Galleotti. En los alrededores del pueblo, en sus montañas y arroyos, es posible encontrar restos de caracoles, esponjas, madréporas y ostras, entre casi 180 especies de fósiles hallados que evidencian que San Juan formó parte de un litoral hace muchísimo tiempo.

Dejando atrás el caluroso desierto se encuentran las estribaciones de la Sierra Madre Oriental, donde se ubica el fascinante reino totonaca de la Sierra Norte de Puebla; ésta se introduce al territorio poblano por el noroeste y se descompone en las serranías de Zacapoaxtla, Huauchinango, Teziutlán, Tetela de Ocampo, Chignahuapan y Zacatlán.

La vida de estas serranías transcurre envuelta en el misticismo de la neblina y las lluvias, y es el lugar perfecto para vivir grandes aventuras. La serranía puede recorrerse en bicicleta de montaña e internarse en los espesos bosques habitados por helechos arborescentes gigantes, innumerables arroyos, pozas de aguas cristalinas -como las de la Cuíchatl y Atepatáhuatl-, cascadas como las de Las Brisas, Las Hamacas y La Encantada, pintorescos poblados como Zacapoaxtla, Cuetzalan y Zacatlán, y sitios arqueológicos totonacas como Yohualinchan.

Las bellezas naturales de la Sierra Norte de Puebla no se limitan sólo a la superficie terrestre, sino que debajo de ella se puede admirar el fantástico reino subterráneo visitando las cavernas de Chivostoc y Atepolihui. Ambas cavernas son accesibles para la mayoría de la gente; sin embargo, en Cuetzalan se tiene registrados cerca de 32 000 m de grutas, cavernas y abismos, la mayor parte reservados para espeleólogos con experiencia.

Como se ve, Puebla tiene mucho que ofrecer a quien posee un espíritu aventurero. Puebla cuenta con magníficas bellezas naturales, sitios arqueológicos y pueblos remotos, y al mismo tiempo ofrece todas las opciones para la práctica de su deporte de aventura favorito.

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
6 lugares para vivir el ‘Guadalupe-Reyes’

Te recomendamos las mejores actividades para que aproveches al máximo estas fiestas.

México
El año en el que llegó el primer árbol de Navidad a México

Esta es la historia de cómo llegó el primer Árbol de Navidad a México y del lugar en el que fue instalado por primera vez.

México
Flor de Nochebuena: la representante de México en Navidad

La flor de nochebuena es originaria de México, pero antes de ser utilizada en Navidad se usaba en otros rituales prehispánicos, aquí te dejamos su historia.

Quintana Roo
Las nuevas y emocionantes experiencias que puedes vivir en Cancún

¿Te vas de vacaciones a Cancún? Aprovecha tu visita y disfruta de increíbles, divertidas y novedosas actividades que solamente podrás realizar en este paraíso de arena blanca y mar turquesa.