Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Cultura y artesanías

Quinta Gameros

La Belle Epoque, como se le llamó a los años comprendidos entre 1890 y 1915, se refleja en un singular mansión de Chihuahua.

mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.


Construida por el arquitecto colombiano Julio Corredor Latorre a quien el entonces gobernador de Chihuahua Enrique Creel invitara como constructor, entre otras obras, del monumento a Benito Juárez, en Ciudad Juárez. En aquella época, la belleza, el arte, la ciencia y hasta la moda estaban regidos por los grupos positivistas que progresivamente fueron acumulando poder y adueñándose de la economía de México Su meta era el desarrollo industrlal a través de un orden educativo impuesto en México por la dictadura porfirista; para ellos, “los científicos”, el lujo y la fineza, así como las buenas maneras estaban representadas por Francia. 

La casa en cuestión ocupa una superficie de 1,000 m2 y está rodeada, en tres de sus cuatro lados, por hermosos jardines. En marcando el acceso principal hacia la finca, hay cuatro figuras femeninas exquisitamente esculpidas, al lado de sendos pilares que sostienen un portal y los balcones de la planta alta.

Al portal se asciende por una amplia escalera de mármol que a su vez enmarca una fuente que representa una escena de niños pescadores. Toda la ornamentación externa está compuesta por una gran cantidad de detalles florales, animales y humanos, labrados magistralmente en cantera. La casa cuenta con un semisótano, planta baja, planta alta y planta de azotea. En la planta baja, un majestuoso vitral filtra la luz que ilumina la escalera también de doble rampa que ondula en el fondo central del vestíbulo principal, iluminado a su vez por un tragaluz colocado en la planta alta, en donde se localizan el comedor, la sala, las recámaras principales y un salón grande para recepciones. En todas estas habitaciones destacan los trabajos de ebanistería en puertas, ventanas y plafones.

Hay óleos de pintores itallanos y remates florales esculpidos en madera, figuras femeninas en bajorrel leve, hechas por artistas escultores y pintores europeos, entonces radicados en la Ciudad de México. Rodea la planta alta un corredor circular limitado por un pasamanos de madera tallada, de ahí se distribuyen varios salones. Los pisos de esta planta, al igual que los de la planta baja, son de fina duela tipo parquet. Existe un debate en torno al estilo que impera en la Quinta Gameros, pero una gran mayoría coincide en que se trata de Art Nouveau, nacido en Europa a finales del siglo XIX y que como arte tiene sus principios en la morfología de la naturaleza con fines decorativos. Se presenta también como una reacción a la civilización industrlal. Este efímero estilo se da a conocer en todo el mundo en el año de 1900 en la exposición universal de París. El Art Nouveau se infiltra en las artes decorativas y en unos cuantos años manifiesta su influencla en la pintura, la escultura y la arquitectura. Generó técnicas, nombres, y monumentos que en nuestra época, siguen intrigando y deleitando.

Como todo movim lento, el art nouveau no es completamente diferente de sus antecesores, por lo que encontramos en él reminiscenclas renacentistas, góticas, rococó y aun orientales. Un hermoso ejemplo del Art Nouveau en decoración de interiores es precisamente el mobiliario de la casa de la familla Requena de la Ciudad de México. Cada detalle de las extraordinarlas piezas que lo componen, fue pensado con la pasión de un conocedor y admirador “del arte nuevo”, presente en muebles, cristalería, enrejados, remates interiores, esculturas, vajillas y joyas que engalanan la Casa Requena. Sesenta años después de su construcción, el licenclado Pedro Fossas Requena, nieto del creador del portentoso mobiliario, al conocer la Quinta Gameros, consideró que se trataba de una buena muestra de arquitectura Art Nouveau y, por lo tanto, un digno marco de las piezas decorativas de su prop ledad, mismas a las que él no podía restaurar o conservar.

En 1971 celebró un contrato con el INAH gracias al cual ahora están expuestas en la Quinta Gameros los muebles Requena, actual Museo Regional. Los arquitectos Lacouture y Siqueiros se encargaron de acondicionar y adaptar la finca para que recibiera esa valiosa muestra.  Es así como se consolidó la idea de que el estilo arquitectónico de la Quinta Gameros es Art Nouveau, pese a que el proyecto respondía a los lineamientos del neoclásico francés del Segundo Imperio, sorprende también la influencla rococó en los detalles de ornamentación. La Quinta Gameros, como museo, es un regalo para la recreación.

Trabajos complejísimos en maderas talladas, caladas e incrustadas se ven en todos los muebles. Aves, ángeles, figuras humanas y animales, esculpidos con exquisito lujo de detalle. Por todas partes campea una decoración que recuerda a la naturaleza, la exalta, la estiliza y con ello la craquela y la aísla del hombre. 

Fuente:  México en el Tiempo No. 19 julio / agosto 1997

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Hoteles con nieve
México
5 hoteles para pasar la Navidad en la nieve

Hospédate en uno de estos hoteles ubicados en lugares cuyas temperaturas te harán sentir ¡como si estuvieras en el polo norte!

Puebla
El impresionante vitromural de Zacatlán de las Manzanas

El vitromural de Zacatlán de las Manzanas es una de las nuevas atracciones de este pueblo mágico en el que podrás encontrar historia y arte.

México
Lugares donde puedes ver las obras de Diego Rivera

En estos museos y recintos puedes encontrar las obras de Diego Rivera, te sorprenderás con todos los sitios en donde podrás encontrar el trabajo del artista mexicano.

Nacimiento de hoja de maíz
México
5 tipos de nacimientos muy mexicanos

En México, los belenes o nacimientos son muestra de la unión entre el culto católico y el prehispánico, pues se usaban para evangelizar.