Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

Rafting extremo en los ríos Alseseca y Jalacingo

Nos lanzamos a Veracruz a cubrir una carrera donde kayakistas de todas partes del mundo se lanzaron a la conquista de dos corrientes y sus imponentes cascadas ¡de hasta 40 m de altura!

Foto: Alfredo Martínez Fernández

Los ríos son como la vida: nunca son los mismos, están en continuo cambio. Descienden de las altas montañas con su poderoso torrente; cambian cada temporada con las peligrosas crecientes; ensanchándose, encañonándose, arrastrando troncos y moviendo rocas.

Quienes practicamos el descenso en kayak debemos observar muy bien el movimiento del agua para elegir la vía más segura para descender por las aguas blancas. El kayak en río es, sin duda alguna, uno de los deportes de aventura más emocionantes y demandantes que existen. Los practicantes de esta disciplina la han llevado muy lejos, descendiendo por rápidos y cascadas que hace unos años se creían imposibles de superar, y más aun, de salir con vida.

En el estado de Veracruz, en las cercanías del poblado de Tlapacoyan, encontramos dos ríos el Alseseca y el Jalacingo; ambos se han convertido en el destino número uno para practicar kayak en cascadas. Cada año, en el mes de enero, el Ayuntamiento de Tlapacoyan, el municipio de Atzalan, y la compañía Aventurec organizan la carrera de kayak en el río Alseseca, que atrae a muchos deportistas, de países tan variados como Rusia, Francia, Costa Rica o Canadá. De estos visitantes, los más asiduos son los estadounidenses, quienes llegan en caravanas; algunos en sus propios vehículos, muchos más en excursiones estilo hippie, en viejos autobuses escolares adaptados para cargar con los coloridos kayaks en el techo. Esto conforma, a voz de ellos mismos, una forma económica y divertida de viajar. “México es barato, la gente es muy hospitalaria, y las cascadas y ríos que encontramos en Veracruz son los mejores del mundo”.

Rafting extremo en los ríos Alseseca y Jalacingo / Alfredo Martínez FernándezFoto: Rafting extremo en los ríos Alseseca y Jalacingo / Alfredo Martínez Fernández

La historia del kayak extremo en Tlapacoyan inició en el 2007, con una expedición organizada por el geólogo estadounidense Ben Stookesberry, colaborador de la revista National Geographic. En esta, participó también el kayakista mexicano Rafa Ortiz, actualmente uno de los mejores del mundo en el rubro. El objetivo era realizar el primer descenso integral del río Alseseca. “Conocer a Ben fue un parteaguas en mi vida -comentó Rafa- esta expedición ha sido mi mejor escuela; fue como empezar de cero: desde llevar todo el equipo de campamento dentro de tu kayak mientras descendíamos por el río”. En esa ocasión descendieron por rápidos muy difíciles. Me platicó que llegaron a una cascada y no había otra opción más que correrla. Así fue como descubrieron el creeking, momento en el que Rafa supo que esto era lo suyo. Esta versión radical del kayak consiste en descender por ríos muy estrechos, por gargantas de roca, toboganes y cascadas de hasta 50 m de altura.

Durante aquella expedición, recorrieron gran parte del río, y rapelearon por la legendaria cascada Big Banana, la cual nunca había sido descendida en kayak. En la mente de Ortiz, esto se convirtió en un desafío, el cual, años más tarde, conseguiría. Cayendo a 42 m de altura, con una velocidad de entre 130 y 150 km/h, Rafa llevó este deporte a límites nunca antes imaginados, convirtiéndose en el principal promotor del kayak extremo no solo en Veracruz, sino en todo México.

Este año, la séptima edición de la carrera del río Alseseca reunió a 80 de los mejores kayakistas del mundo. Entre ellos: Evan Tyler Garcia, Dane Jackson, Isaac Levinson, Kalob Grady, Eward Muggridge, y los mexicanos Isidro Soberanes e Iker Beristain, con quienes, como amigo y fotógrafo, compartí tres días de aventuras inolvidables logrando imágenes únicas y espectaculares.

Aventura con causa

El río Alseseca nace en una meseta cercana al pueblo de Altotonga, y desde este punto el río desciende 50 km por impresionantes cañones con paredes de 100 m de altura, formando impactantes cascadas como la de Truchas; Big Banana de 42 m; la Silencia, Tomata 1 y 2, de más de 20 m de altura; entre muchas otras de menor tamaño, para finalmente unir sus aguas con el río Filobobos desembocando en este tras una caída de 35 m llamada la Cascada del Encanto.

Rafting extremo en los ríos Alseseca y Jalacingo / Alfredo Martínez FernándezFoto: Rafting extremo en los ríos Alseseca y Jalacingo / Alfredo Martínez Fernández

La Carrera del río Alseseca cuenta con dos modalidades: la corta, en la cual los kayakistas recorren 1.2 km, superando rápidos clase III y IV, y cascadas de hasta 7 m de altura; mientras que la carrera larga es para kayakistas profesionales, recorriendo una distancia de 2.2 km atravesando por rápidos clase III, IV y un rápido de clase V. Otro objetivo de la competencia es concientizar a los pobladores sobre el cuidado y conservación de los ríos Filobobos y Alseseca. Como primeros pasos, se han organizado recolecciones de basura en este último.

Habiendo concluido el evento, acompañé a los kayakistas en un descenso por una de las secciones más extremas del río Jalacingo. Este equipo estaba conformado por Israel, nuestro guía local, José Antonio Soriano, mi asistente y yo. Para poder llegar tuvimos que caminar por la selva, bajando por empinadas y lodosas laderas donde teníamos que ir sujetándonos de rocas, árboles y raíces; expuestos, en muchas ocasiones, a caídas. Una vez que estuvimos en posición, los kayaquistas se arrojaron uno a uno por las cascadas más espectaculares: primero, la llamada Twisted Pleasure, de 20 m de altura; después en la Dirty Sánchez, de 15.

Contentos de haber salido ilesos, y con muy buenas fotografías, regresamos a Tlapacoyan, donde fuimos a cenar al restaurante tradicional Las Acamayas, que, como su nombre lo indica, cuenta con los camarones y los langostinos de río como especialidad.

En este local, ubicado en la plaza central y a un costado de la iglesia, se da lugar a una celebración muy peculiar. Los hombres que buscan pareja caminan en un sentido, mientras que las mujeres en otro. Así es como inicia el cruce de miradas, para que, después de un par de vueltas y con un poco de valor, el joven se decida a saludar e iniciar la plática con la muchacha que le gustó; misma que, con suerte, quizá acepte ser su novia. Esta tradición se remonta a los tiempos del porfiriato.

Llega lo más intenso

Al día siguiente nuestro objetivo fueron las cascadas de Tomata 1 y 2: uno de los retos más desafiantes para cualquier kayakista. En pos de lograr fotos más espectaculares montamos una tirolesa justo enfrente de la caída de 22 m de altura a escasos 6 m de la cortina de agua. Una vez que todos estuvimos listos, me deslicé por la cuerda hasta colocarme frente al torrente de agua, la energía de estar ahí fue impactante, la adrenalina corría por mi cuerpo al ver, a través de mi cámara, cómo cada uno de los kayakistas se aproximaba a la caída para después desplomarse y fundirse con el agua hasta zambullirse y ser tragados por las turbulentas aguas blancas.

Pero aquí no acaba todo, el río Alseseca continúa su curso atravesando un estrecho cañón, formando un salvaje rápido que se conecta con la cascada de Tomata 2. Debido a su complejidad, solo algunos kayakistas se animaron a correrla. Tras la cascada formada por un rápido Clase v, que desciende 15 m por una pendiente de 45 grados, los más aventurados cayeron 18 m hasta sumergirse en el fondo de una poza verde esmeralda. Finalizando así este descenso por río Alseseca y esta aventura por tierras veracruzanas.

Rafting extremo en los ríos Alseseca y Jalacingo / Alfredo Martínez FernándezFoto: Rafting extremo en los ríos Alseseca y Jalacingo / Alfredo Martínez Fernández

Actualmente, el río Alseseca corre peligro. Hay proyectos de empresas privadas que desean construir una presa a lo que se oponen los grupos ecologistas, quienes ya lograron detener una vez la construcción. Los ríos Filobobos y Alseseca forman parte de una extensión de 10 mil hectáreas decretada como Reserva Natural Protegida por el gobierno del estado en 1992, la construcción de una presa acabaría con uno de los destinos más importantes para la práctica del kayak a nivel mundial, así como ocasionar un desastre ecológico irreversible en la región.

Clasificación de rápidos

Clase I. Fácil
Agua en movimiento, con olas chicas, pasajes claros, casi sin obstrucciones.

Clase II. Novatos
Rápidos con canales anchos y claros que son evidentes sin exploración. Se requiere cierta maniobrabilidad, pero las olas, rocas y demás obstáculos son fácilmente sorteables.

Clase III. Intermedio
Rápidos con olas altas, irregulares y constantes, capaces de sumergir una canoa abierta. Pasos angostos que a menudo requieren maniobrabilidad compleja en aguas rápidas y un buen control del bote. Pueden requerir exploración desde la costa. El autorescate es generalmente fácil pero puede requerir asistencia del grupo en rápidos largos.

Clase IV. Avanzado
Rápidos intensos, poderosos pero predecibles, requieren un preciso manejo del bote en aguas turbulentas. Dependiendo de las características del río puede tratarse de: olas grandes y huecos o pasajes angostos que demandan una rápida maniobrabilidad bajo presión. Los rápidos pueden requerir maniobras obligadas para evitar obstáculos peligrosos. Deben ser explorados antes de correrse por primera vez.

Clase V. Expertos
Rápidos largos, muy violentos, con gran desnivel, rutas muy congestionadas. Pueden tener grandes olas y huecos imposibles de evitar. Requieren un alto nivel de entrenamiento. Deben ser explorados desde la costa pero esto no siempre es posible. Nadar es muy peligroso y el rescate es difícil aun para expertos.

Rafting extremo en los ríos Alseseca y Jalacingo / Alfredo Martínez FernándezFoto: Rafting extremo en los ríos Alseseca y Jalacingo / Alfredo Martínez Fernández

Clase VI. Extremo
Un grado más difícil que Clase V. Estos rápidos a menudo ejemplifican el extremo de la dificultad, son impredecibles y muy peligrosos. Las consecuencias de un error pueden ser muy graves y el rescate puede ser imposible. Para equipos de expertos solamente.

Haz tuya esta experiencia

Qué hacer
-Aventurec organiza descenso en rafting por el Alto Filo y por el río filobobos en esa excursión se visitan dos zonas arqueológicas la de Vega de la Peña y Cuajilote el recorrido finaliza en la cascada del Encanto. Cuenta con campamento y cabañas donde ofrecen baño de temazcal, cabalgatas, rappel y tirolesa apto para todo público y familias.

-En Tlapacoyan vale la pena visitar la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, la iglesia del Cerrito de Nuestra Señora de Guadalupe y la Finca del Jobo. En cuanto a artesanías, la más tradicional son las figuras de flor de tepalcayo; y los platillos típicos son los chilahuates, tlacoyos, acamayas y pipián verde. A 45 minutos se localiza la playa de Nautla, Veracruz.

Dónde comer
Las Acamayas
Héroes de Tlapacoyan esquina 5 de Mayo, Tlapacoyan, Veracruz.
Tel. (22) 5315 0291.

Contacto
Aventurec
Tel. (225) 315 4300
www.aventurec.com

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos