El Charco del Ingenio, paraíso de cactáceas en San Miguel