Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Descubre Destinos Naturaleza

Resumidero de El Oztoquito. Un oasis en el desierto (Puebla)

A sólo 30 km al sur de la ciudad de Puebla, en una zona de clima agreste y contrastante, de relieve poco vigoroso y donde el desarrollo aún no llega, se encuentra una comunidad que no figura en los mapas, perteneciente al municipio de Santa María Tzicahacoyan: San José Balbanera.

mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.


A sólo 30 km al sur de la ciudad de Puebla, en una zona de clima agreste y contrastante, de relieve poco vigoroso y donde el desarrollo aún no llega, se encuentra una comunidad que no figura en los mapas, perteneciente al municipio de Santa María Tzicahacoyan: San José Balbanera.

Los blancos y antiguos lechos marinos, hoy emergidos, cubiertos de mezquite, huizache, palmilla, nopal, soyate, maguey y biznaga dominan el paisaje, y reflejan como espejo el incesante rayo del Sol que calcina el terreno, incluyendo el magro cultivo de maíz de temporal y algunas cabezas de ganado caprino; los cencerros y balidos de éstos son los únicos recursos que interrumpen el fantasmal silencio de Balbanera.

Sin embargo, a un kilómetro y medio hacia el suroeste, la tierra nos ofrece un milagro: el Resumidero de El Oztoquito (del náhuatloztoque, que significa cueva). Con nuestras mochilas y los costales de cuerdas caminamos sobre una ligera pendiente que después se hace horizontal hasta encontrar, justo en el contacto con las rocas basálticas y calizas, el lecho de un importante cauce ahora seco, que se dirige hacia una depresión donde la vegetación es más abundante.

A medida que descendíamos, los grandes estratos de caliza desnuda se presentaban en toda su magnitud y la temperatura, antes cálida, ahora era muy agradable y hasta fría. Dejamos las mochilas, y como es costumbre, nos dedicamos a observar las características y dificultades técnicas que puede presentar cada nueva cavidad que visitamos.

De boca semicircular, con aproximadamente 20 m de diámetro, El Oztoquito presenta por su lado sur una serie de repisas, desde donde se puede observar la parte inicial del tiro de entrada de 122 metros. Bajamos por el cauce del río entre grandes bloques, hasta llegar a un pequeño espacio sombreado con unas pozas de agua estancada, donde decidimos montar nuestro precario campamento. Algunos campesinos nos preguntaron si no nos molestaba que bajasen sus animales a tomar agua, pues es el único lugar donde lo pueden hacer. Después de comer y tomar suficiente líquido procedimos a equiparnos. Una pequeña desescalada por el mismo cauce entre pulidos bloques nos acercó a la orilla de este abismo, ubicado a 1970 m de altitud.

Era un espectáculo impresionante ver el río que se forma en época de lluvias, así como la cascada que con gran estruendo se precipita en su interior, la cual ha excavado así sus entrañas durante miles de años, dando forma a este fenómeno geológico. Es la sangre de la tierra que nutre su corazón, en un ciclo eterno de vida.

Un spit (pieza de acero expansiva) de tres octavos es el anclaje principal que permite fijar la cuerda. A los 5 m se fracciona para llegar a una pequeña repisa donde realizamos un segundo fraccionamiento y 10 m más abajo un tercero sobre un spit de 8 mm, antes de tomar la vertical que nos conduciría al fondo.

El tubo conductor tiene forma oval con unos 10 m de diámetro; es de paredes oscuras y húmedas, y conserva esas mismas dimensiones a todo lo largo. Los tenues rayos de luz se reflejan en el espejo de agua que conforma el lago al final del descenso, siendo obligado para el primero que baja el chapuzón en un cuerpo de agua helada, con una profundidad de 1.70 m, antes de ganar la orilla que se encuentra unos 5 m más allá.

Una vez en la Sala de la Campana, lugar de fina arena donde se puede acampar, la cavidad ofrece dos interesantes ramales. Hacia el sur, el ramal de Los Hongos, con una longitud de 372 m, conduce por una serie de pozas con aguas cristalinas y una laberíntica zona de derrumbes, donde el explorador deberá desescalar hacia un lodoso sifón terminal. Destaca por su belleza en este ramal el Túnel Blanco. El ramal norte, con una longitud de 636 m es más amplio y nos ofrece el Paso de la Fuente, una belleza poza de más de 3 m de profundidad y 25 de longitud. Más adelante observamos una gran cantidad de cuerpos de agua transparente y zonas de arena hasta finalizar en el Sifón Alto.

El Resumidero de El Oztoquito fue descubierto en septiembre de 1986 por miembros de la Asociación Base Draco, quienes lo han explorado y topografiado sistemáticamente, con el objetivo de conectar físicamente a través del Sifón Alto otra cavidad cercana, ubicada a 1 000 m de distancia en dirección norte, llamada El Oztoque, que también presenta un sifón final. El buceo en estas frías aguas ha alcanzado los 74 m de penetración máxima horizontal, y según los cálculos de topografía superficial, es necesario adicionar alrededor de 40 m para lograr la conexión, que sería la primera realizada en espeleobuceo por mexicanos.

El paisaje inundado mide en promedio 5 m de ancho por 3 de alto y no se observan concreciones. A los 30 m una campana de aire donde caben de pie cinco personas permite hacer un descanso técnico. Las aguas son cristalinas y la visibilidad buena, pero más allá de los 74 m la galería continúa y la incógnita persiste, y serán los espelobuzos quienes algún día la despejarán.

Mientras tanto, y para quienes desean admirar una hermosa cavidad o practicar el espeleobuceo a tan sólo 120 km de la ciudad de México, los invitamos a conocer El Oztoquito y a recorrer las entrañas de nuestro México subterráneo.

INFORMACIÓN PARA ESPELEÓLOGOS

El Oztoquito se originó a causa de una fractura vertical dentro de las calizas de la formación Zapotitlán del Cretácico inferior, y está cubierto por depósitos volcánicos terciarios de la Mesa Central y el Eje Neovolcánico. La caverna está situada en el límite noroeste de la depresión geológica conocida como cuenca de Tlaxiaco, perteneciente a la provincia fisiográfica denominada Mixteca oaxaqueña.

Su primera parte es de origen vadoso, hasta interceptar los planos de estratificación y desarrollar sus galerías en el nivel freático. Su longitud total es de 1078 m y su profundidad de 124 metros.

Se encuentra en la carta topográfica delinegi1:50,000 E14B53 “San Francisco Totimehuacán”, en las coordenadas 18°50’00’’ de latitud norte y 99°05’30’’ de longitud oeste. En la carta está señalado como Resumideros de los Oztoques.

SI USTED VA A EL OZTOQUITO

Desde el Distrito Federal llegue a la ciudad de Puebla y diríjase a Valsequillo. Cruce la cortina de la presa “Manuel Ávila Camacho” y continúe 6 km más por la carretera que se dirige a Tecali. Tome a la izquierda por una terracería que indica Tepanene y después de 8 km llegará a San José Balbanera. Existen varios caminos, por lo que es conveniente ir de día.

Fuente: México desconocido No. 256 / junio 1998

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

El significado de las piñatas
México
El significado de las piñatas y su origen

¡Ya le diste uno, ya le diste dos, ya le diste tres! Conoce el origen y significado de las piñatas: una tradición mexicana que llegó de China.

cómo hacer un nacimiento navideño, paso a paso.
México
Cómo hacer un nacimiento navideño, paso a paso

El nacimiento navideño es un elemento clave para festejar la Navidad. Si quieres poner el tuyo pero no sabes por dónde empezar, te recomendamos seguir estos pasos.

México
6 recetas mexicanas para preparar en Navidad, Año Nuevo y Reyes

Te compartimos 6 recetas mexicanas para preparar en Navidad, año Nuevo y Día de Reyes. Son recetas muy fáciles y deliciosas.

México
Experiencias únicas para el 2018