Tecate, la puerta norte de la ruta del vino