Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Cultura y artesanías

Testigos del valor de sus pobladores (Baja California Sur)

Al descubrir el agreste paisaje que conforman los amplios territorios de Baja California Sur, el visitante sin duda comprenderá la magna labor que emprendieron en estas tierras los frailes de la Compañía de Jesús.

12-07-2010, 2:02:57 PM
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

Hombres como ellos hay muy pocos en la historia de la evangelización de las tierras que pertenecieron a la Nueva España, pues debieron enfrentarse a un clima desconocido y cruel; a una feraz vegetación y a indómitos grupos indígenas que no opusieron gran resistencia al proceso de evangelización.

El trabajo fue arduo y a veces con pobres resultados. No obstante, la grandeza de su esfuerzo aún puede verse en las pequeñas pero emotivas obras que levantaron con el sudor de su frente, como la magnífica misión de San Francisco Javier “Vigge Biaundó”, con su recia imagen y hermosa decoración; o las magna s obras del siglo XVIII como Loreto, la madre de las misiones; San José de Comondú, con su mágico entorno natural; San Luis Gonzaga, Santa Rosalía de Mulegé y San Ignacio, esta última con su sólida estructura de piedra y sus bellos retablos en el interior. En todas ellas y en las que levantaron más hacia el norte, dejaron grabada para siempre su labor, que luego fue continuada con igual fuerza y empeño por los santos varones de la orden franciscana.

Y después de esas misiones debieron de surgir pequeños poblados y ciudades, y bellos lugares que también buscaron su desarrollo a partir de aprovechar cada palmo de tierra y de sombra. Así también hay que pensar en lugares como Santa Rosalía, poblado que nació de la actividad minera y en donde la empresa francesa de El Boleo levantó importantes edificios de madera y fierro que hoy se consideran atractivos monumentos, como su vieja iglesia diseñada por el célebre Eiffel.

Más hacia el sur, en La Paz, el visitante aún disfrutará dela atmósfera de una ciudad que guarda algunas sencillas edificaciones del siglo XIX y principios del XX, como su bella Catedral y el Palacio Municipal.

De igual manera, encontrará también interesantes poblaciones- que conservan parte de su fisonomía, como Todos Santos, o los que guardan aún los restos dé su antigua tradición minera como El Triunfo y San Antonio.

Después, también hallará lugares interesantes que antaño tuvieron su pequeña misión, como Santiago y San José del Cabo, este último con el sello inconfundible de la modernidad y la elegancia, con su imagen de boyante centro turístico que se perfila como uno de los más improtantes del mundo; pero que con su belleza y su paisaje aledaños, siempre será una de las puertas de entrada hacia el maravilloso mundo de la tierra donde las misiones jesuitas dieron un fruto inolvidable.

Fuente: Guía México desconocido No. 64 Baja California Sur / noviembre 2000

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Akumal en la Riviera Maya
Quintana Roo
Akumal y Xpu-Ha, dos playas sensacionales en la Riviera Maya

En el Caribe Mexicano existen decenas de playas idílicas, y muy cerca de Playa del Carmen están un par de ellas, que compiten sin duda por ser las más atractivas de la Riviera Maya: Akumal y Xpu-Ha son dos joyas imperdibles para tu próxima visita a Quintana Roo.

Ciudad de México
Habrá un Teleférico en Chapultepec

El teleférico en Chapultepec irá desde el metro Auditorio hasta el Tren Interurbano Toluca-CDMX.

México
Guía de viajes cortos cerca de tu ciudad

Te presentamos esta guía de viajes cortos desde algunas ciudades principales y destinos clásicos de vacaciones en México, para que complementes tu viaje con algo diferente… ¡En todos encontrarás el equilibrio perfecto entre naturaleza y cultura!

Tabasco
Villahermosa: 11 lugares para descubrir el edén tabasqueño

Ubicada a orillas del caudaloso río Usumacinta, esta ciudad ofrece once magníficos espacios para conocerla (y disfrutarla) en medio de una abundante vegetación selvático-tropical.