Buscador
Ver revista digital
Historia

Tlahuicole, el poderoso Hércules mexicano

Tlahuicole
© Estatua de Tlahuicole (1852), por Manuel Vilar, Tlaxcala

Tlahuicole fue un guerrero de origen tlaxcalteca cuyas hazañas le dieron fama de uno de los soldados más fuertes y valientes de la época prehispánica.

Tlahuicole fue un guerrero Tlaxcalteca quien se convirtió en leyenda por su fuerza, valentía y sus hazañas en combate.

Lee: Xiximes, los más temidos del México prehispánico

¿Quién fue Tlahuicole?

Tlahuicole fue un guerrero de origen otomí, nacido en el valle Puebla-Tlaxcala del siglo XVI. El nombre de Tlahuicole significa “El del asa de barro”, pues era conocido por siempre usar sobre su pecho una de una vasija hecha de barro cocido. Fue descendiente de una distinguida familia noble, por lo que, estudió en el Calmécac, una escuela exclusiva de los hijos de los nobles. Ahí los estudiantes eran preparados para desempeñarse como militares, sacerdotes o jefes civiles.

Fue un destacado guerrero, su fama se debe a su coraje y valentía en las guerras floridas, también denominadas como Xochiyáoyotl.

Manuel Villar

¿Qué fueron las guerras floridas?

Estas guerras consistían en batallas de carácter ritual realizadas entre los señoríos de la Triple Alianza (Tenochtitlán, Tezcuco y Tlacopan). Estos conflictos ocurrieron en los siglos previos a la Conquista. En estas guerras, los pueblos indígenas secuestraban a miembros de bandos contrarios para sacrificarlos en rituales religiosos, esta práctica era especialmente común en tiempos de sequías extremas.

Desempeño de Tlahuicole en las batallas

Para el año 1515, las guerras floridas se habían convertido en una batalla desmedida entre mexicas y tlaxcaltecas. Los tlaxcaltecas gozaron de breve una ventaja al constantemente recibir refuerzos de pueblos externos, por lo que el Huey Tlahtoani de Tenochtitlán se vio obligado a pedir apoyo a ciudades de Tezcuco y Tlacopan, miembros de la Triple Alianza. Con esta adición al campo de batalla, los tlaxcaltecas se vieron obligados a retroceder. En una de las batallas, Tlahuicole, quien ya formaba parte del ejercito tlaxcalteca, sería capturado por los mexicas y llevado ante su gobernante: Moctezuma.

El gobernante, impresionado por el valor del guerrero, le ofrece la libertad para regresar a su pueblo, sin embargo, Tlahuicole no aceptó pues lo consideraba una deshonra después de ser capturado. Ante esta respuesta, Moctezuma lo asigna como jefe de uno de los ejércitos que había intentado invadir territorio purépecha, localizado en el actual estado de Michoacán.

Los últimos momentos del guerrero

Luego de librar importantes batallas, Moctezuma le ofrece nuevamente la libertad a Tlahuicole, quien la rechazaría por segunda ocasión. En lugar de esto, el guerrero deseaba morir en el sacrificio de rayamiento o gladiatorio, batallas rituales similares a la de los gladiadores romanos. Estos enfrentamientos eran realizados en honor de Xipe Totéc, deidad de vida, muerte y resurrección de la cultura mexica.

Tlahuicole enfrentó valientemente a los guerreros de alta jerarquía mexica que entraban a enfrentarlo, matando a ocho e hiriendo seriamente a más de 20. Sin embargo, las hertidas de las batallas libradas finalmente lo harían retroceder. El guerreró sería derrotado y sacrificado extrayéndole en corazón.

Con información: Tlahuicole, un héroe tlaxcalteca controvertido de Michel Graulich, López-Dóriga Digital,

aztecasmexicastlahuicoletlaxcaltecas
autor es un apasionado por la fotografía y un entusiasta de la aventura y la exploración.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios