Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Vive Experiencias Ecoturismo y aventura

Travesía Baja 100: Más que una competencia, una experiencia de vida

Atrévete a participar en esta caminata -de aproximadamente 100 km- que va de la costa del Pacífico al Mar de Cortés, mientras pones a prueba tu condición y fuerza de voluntad en BC.

mm

Amante de los actividades de aventura y Embajador MD en Baja California.

Hay aventuras que te cambian la vida. Una de las más emotivas que puedes vivir en Baja California es la Travesía Baja 100. Este evento nada tiene que ver con los autos o con el mundo motor, es más bien una competencia personal donde los participantes tienen que recorrer -a pie- la Península de Baja California caminando (de extremo a extremo) desde las costas del Pacífico (en el poniente) hasta alcanzar el Mar de Cortés (en el oriente) por la parte más angosta de este territorio. ¡Una aventura llena de increíbles paisajes pero que, sin duda, pone a prueba la fuerza y determinación de los individuos (siempre acompañados por vehículos de apoyo) para lograr un objetivo!

De mar a mar

Esta caminata se realiza una vez al año y generalmente ocurre en noviembre. Se divide en tres etapas: viernes, sábado y domingo (más dos días de traslado). La primera consiste en caminar desde las playas del Pacífico (Altamira) hasta la Misión de San Francisco de San Borja, una construcción jesuita a la que los mexicalenses estamos acostumbrados a ver sin saber que una réplica de la puerta y de la fachada misma del conjunto se pueden advertir en otro lugar de la ciudad (en la Calzada Gómez Morín esquina con Calzada Cetys). Sin duda un tesoro y orgullo de la entidad bajacaliforniana.

En esta primera etapa, de aproximadamente 50 kilómetros, los participantes se ponen a prueba desde el principio. El reto no es fácil, pero se disfruta mucho de la convivencia y de los hermosos paisajes de la región. Esta parte del recorrido se inicia en las playas del Pacífico, en un punto denominado como Playa Altamira. De ahí se avanza hasta llegar a la carretera y después al poblado el Nuevo Rosarito, a poco más de una hora del paralelo que indica la frontera con Baja California Sur. Una vez iniciado el camino tierra adentro, te encontrarás con una naturaleza impresionante llena cirios, cactus y un desierto “muy verde para ser desierto”.

La idea de esta etapa es llegar a la Misión de San Francisco de Borja Adac, una edificación levantada por el sacerdote jesuita Wenceslao Link, quien, apoyado por los nativos cochimíes de la región construyeron esta impresionante misión, lugar de campamento de la primera jornada de la Travesía. En este espacio podrás bañarte en unas fantásticas pozas con aguas termales y visitar un pequeño museo adjunto.

Camino entre cirios

La segunda etapa de la Travesía Baja 100 que, para mí, es la más atractiva visualmente del recorrido, comprende el tramo entre la Misión de San Borja y un campamento conocido como Agua de Higuera, en donde no hay ni agua ni higueras, pero el lugar es ideal para albergar a los cientos de participantes que cada año acuden al evento. Esta etapa, de alrededor de 30 kilómetros, es en la que se pueden admirar los paisajes más espectaculares, aquí disfrutarás de Cirios gigantes, endémicos de esta región, y de un desierto tan lleno de vegetación, que no podrás olvidarlo una vez terminada la competencia. 

Llegar a la meta

La tercera etapa es la culminación del reto, comprende de Agua de Higuera al poblado de Bahía de los Ángeles, otros 25 kilómetros plenos de aventura y convivencia. En ellos, a cada paso que des, sentirás como si hubieras ya cruzado el mundo, cargado ahora de nuevas experiencias mientras te aproximas emocionadamente a las bellas y cristalinas playas de la bahía.

El reto termina en Bahía de los Ángeles con una gran fiesta llena de hermandad. Han pasado ya tres días de aventuras en los que seguramente habrás reflexionado sobre muchas cosas, habrás contemplado bellas postales del desierto y habrás aprendido a valorar muchas de esas pequeñas cosas que conforman la vida. En verdad la Travesía baja 100 es una de esas increíbles experiencias que tienes que vivir por lo menos una vez en la vida.

Nosotros terminamos nuestra aventura paseando en un bote por las islas de la bahía. Ahí, con un poco de suerte seguramente tú podrás encontrarte con el tiburón ballena, el pez más grande del mundo que también gusta de visitar esta región del estado de Baja California.

Si quieres ser parte de Travesía Baja 100 vete preparando, reserva tu lugar con tiempo y no olvides tu Guía México desconocido para continuar descubriendo las maravillas del noroeste de la República.

Contacto

Travesía Baja 100. XXX edición
Del 9 a 13 de noviembre de 2016.
Fb. Travesia Baja 100

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Atardecer en Los Cabos
México
Los Cabos, uno de los mejores destinos del mundo para viajar

En 2018 Los Cabos es uno de los mejores destinos del mundo. Por sus atardeceres, por la visita de las ballenas cada invierno, la propuesta gastronómica, las galerías de arte y playas pequeñas con oleajes aptos para el kitesurf o para nadar como en alberca.

Bandera de México.
México
Significado de los colores de la bandera de México

El significado de los colores de la Bandera de México se ha ido modificando. En 1821, el rojo aludía a la unión entre mexicanos, el verde a la Independencia y el blanco a la religión mientras que ahora el blanco significa la unidad, el verde la esperanza y el rojo la sangre de los héroes nacionales.

Isla de San José, cerca de El Pardito, en Baja California Sur
Baja California Sur
El Pardito, la isla donde los pescadores protegen la vida

Un pueblo de pescadores ha creado refugios pesqueros para bajar el impacto en un ecosistema único y extraordinario. Su vida gira en torno al mar, a la vida que hay en él. ¿Conoces El Pardito en Baja California Sur? Puedes acampar y convivir codo a codo con auténticos pescadores que se ocupan por mantener sano su entorno.

Año Nuevo Purépecha
México
Año nuevo purépecha: la Caminata del Fuego

La Caminata de Fuego es la celebración que realizan las comunidades indígenas de Michoacán cada 1 de febrero para celebrar el Año nuevo purépecha. Conoce esta tradición a través de las fotografías de nuestro colaborador Jesús Cornejo.