Buscador
Ver revista digital
Conoce México

Turicato: sede de dos Palacios Nacionales de México

Turicato

El historiador Eduardo Torres Campos nos cuenta sobre los decretos de Puruarán de 1815 y el Gobierno Mexicano en Zárate de 1818. ¡Conoce cuando Turicato fue sede de dos Palacios Nacionales!

En el actual Municipio de Turicato, Michoacán, se encuentran algunos escenarios históricos, de la guerra de independencia de México. Algunos son muy conocidos, otros, no. Iniciemos este pequeño viaje a través del tiempo.

¿Quieres escaparte a Michoacán? Descubre y planea aquí una experiencia inolvidable.

Los decretos de Puruarán

Después de la promulgación de la Constitución de Apatzingán en 1814, y la conformación en Ario del tribunal de Justicia, en marzo de 1815, las autoridades insurgentes sesionaron en Puruarán –actual municipio de Turicato– en junio y julio, con el objetivo de concretar relaciones diplomáticas con los Estados Unidos.

Es importante mencionar que los decretos emanados de esas sesiones obedecían a lo dispuesto al  artículo 130 de la Constitución de Apatzingán, el cual dictaminaba el protocolo a seguir para su promulgación.

Lugar del congreso
Eduardo Torres (2021) Fachada del antiguo Ingenio de Puruarán. Lugar donde estuvo la Hacienda de Puruarán y el Congreso Insurgente en 1815.

Los decretos de Puruarán, son una evidencia documental, del funcionamiento de tres órganos de gobierno, lo que muestra una división de poderes institucional, así como también, que La Constitución de Apatzingán sí tuvo aplicabilidad.

Los diferentes decretos en Puruarán fueron sobre el escudo Nacional, la creación de banderas, el corso, el reconocimiento diplomático y otros asuntos para solicitar apoyo en los Estados Unidos y el reconocimiento de la causa insurgente como un gobierno de facto.

en Turicuato
Eduardo Torres (2021) Interior del casco de la Ex-Hacienda. Este edificio tiene modificaciones estructurales del Siglo XX, adaptado a la actividad industrial.

Incluso las banderas decretadas en las sesiones de Puruarán, Fray Servando Teresa de Mier comentó años después (como diputado del México independiente) que fue izada en Baltimore, e incluso él la sugirió en una sesión como una propuesta de ser adoptada como bandera nacional de México, como alternativa a la ya usada tricolor, sugerencia que no fue secundada por los demás congresistas.

Imagen 3. Cuadro donde enlistan a los insurgentes pertenecientes a los diversos órganos de Gobierno que asistieron a Puruarán en Julio de 1815.

Atijo (actual municipio de Turicato)

Aunque estos acontecimientos también trajeron daños colaterales a la ideología de la insurgencia, debido a que José María Cos –tercer miembro del Supremo Gobierno– no asistió a dichas sesiones, se rebeló al congreso, fue capturado y sentenciado a morir, aunque se le mandó los calabozos de Atijo (actual municipio de Turicato), en septiembre de 1815.

Imagen 4. Detalle de la actual mampostería en Atijo, Turicato. Lugar donde fue hecho prisionero José Ma. Cos en 1815. Fotografía de Hugo Ramírez (2019).

Pero, debido a las desventajas de la guerra, los insurgentes se vieron obligados a trasladarse de Michoacán a Tehuacán; por ello, en septiembre de 1815, el Congreso desde Uruapan, decretó la creación de la Junta Subalterna Insurgente, conformada por cinco miembros:

  • Ignacio Ayala
  • Manuel Muñiz
  • Felipe Carvajal
  • José Pagola
  • Domingo Rojas

Pero, en el camino a Tehuacán, los insurgentes sufrieron un ataque realista, lo que ocasionó la captura de Morelos en noviembre y finalmente su fusilamiento en diciembre de 1815. A partir de ese momento, la Junta Subalterna tuvo una relevancia como dirigente de la Insurgencia. La sede de dicho gobierno fue Taretan, Michoacán, durante 1816.

Cambio de escenario

Después de una reestructuración, la Junta se trasladó al fuerte de Jaujilla, cerca de Zacapu, y ahí gobernó de manera estratégica en 1816 y durante 1817.

Sin embargo, la reestructuración de la Junta fue de sólo tres individuos y no de cinco, esto según lo establecido en el Decreto Constitucional, que dictaminaba que el Supremo Gobierno Mexicano debía de estar conformado por tres miembros.

Por ello, la junta se modificó, pues sustituyó de manera provisional, al Supremo Gobierno Mexicano. Los miembros de este gobierno, después de varios cambios, fueron los siguientes:

  • San Martín
  • Ignacio Ayala
  • Antonio Cumplido

Desde este periodo, destacó la participación del doctor José de San Martín, debido a que fue quizá el único rebelde del alto Clero que se unió a la insurgencia, siendo a su vez, autor de los principales escritos insurgentes de 1817.

La derrota de Javier Mina, y una ofensiva realista al fuerte de Jaujilla a fines de 1817, obligaron a los miembros del gobierno de Jaujilla salieran del fuerte, y regresaran a la Tierra Caliente, hasta la Hacienda de Zárate (actual municipio de Turicato), propiedad de José Mariano Ansorena de Foncerrada, que para ese año de 1818 ocupaba el cargo de intendente de Michoacán por la parte insurgente.

Los cargos de la Junta de Zárate

Debido a los problemas de la Guerra, la que ha sido llamada en algunas investigaciones históricas como La Junta de Zárate fue respaldada por diferentes personajes y colaboradores, como el exdiputado e intendente Ansorena, ya mencionado.

  • También por Pagola, otro insurgente que fue diputado en Puruarán en 1815;
  • Sánchez Arreola y Mariano Tercero, anteriores miembros del primer Tribunal de Justicia de Ario;
  • Pedro Bermeo, uno de los secretarios firmantes de la Constitución de Apatzingán;
  • Antonio Cumplido, quien formó parte del Supremo Gobierno en 1815 junto con Morelos, cuando sustituyeron a Cos;
  • Pedro Villaseñor, diputado en  Puruarán en 1815;
  • el ya mencionado San Martín, quien había sido designado por Morelos en 1814 en Chilpancingo como Vicario General Castrense.

Esto significa que los insurgentes de este periodo lo fueron desde la época de Morelos, pues, continuaban como proyecto de Nación Constitucional.

El Gobierno Provisional Mexicano, con fundamento en la Constitución de Apatzingán, que ostentaba el poder Ejecutivo, funcionó en Zárate por un periodo aproximado de dos meses, tiempo en que los documentos mencionan la sede como “Palacio Nacional de Zárate”.

smart

Fugaz sede del gobierno ejecutivo: Zárate

En una de las cartas fechadas el 13 de febrero de 1818, los integrantes del Gobierno en Zárate firmantes fueron los siguientes:

  • San Martín
  • Antonio Cumplido
  • Pedro Villaseñor

En un documento, San Martín, solicitó a jefes insurgentes mandar pequeños cuerpos armados insurgentes a Zárate. Una de esas cartas decía:

“Nuestras armas todos los días consiguen notables ventajas sobre el enemigo, y continuando con nuestra unión y entusiasmo, no se retardará el día de nuestra libertad.”

La correspondencia fue interceptada por el exinsurgente José María Vargas, que había recurrido al perdón del gobierno virreinal.

Así, el traidor Vargas, haciéndose pasar por amigo, parte sin resistencia, sin sospecha y a libre paso, hacia la Hacienda de Zárate.

La noche del 21 de febrero de 1818 la pequeña tropa del pro realista Vargas, tomó por sorpresa al gobierno insurgente en Zárate, y aunque la mayoría pudo huir del ataque, se sabe que Pedro Bermeo fue herido.

El clérigo San Martín, presidente del Gobierno en Zárate, fue hecho preso y obligado a confesar a los demás prisioneros, quienes fueron fusilados esa noche.

San Martín, en cambio, fue conducido a Guadalajara para ser procesado y permaneció encarcelado el resto de la guerra de Independencia.

José Dante Ortiz (2020) Boceto sobre el Gobierno Mexicano instalado en Zárate en Febrero de 1818. Boceto de José Dante Ortiz (2020).

La disolución

De Cumplido ya no se tiene más registro; pero los demás personajes se reunieron en Atijo. Meses después Pagola y Bermeo fueron perseguidos y ejecutados en Alcantarranas (también municipio de Turicato) por fuerzas armadas realistas.

Otros insurgentes continuaron en Huetamo y el Balsas, consiguiendo auxilio de Vicente Guerrero, pues fue de los jefes militares que siempre respetó dicho gobierno insurgente y continuó con las guerrillas contra el virreinato hasta 1821, año en que se consumó la independencia.

Puruarán y Zárate quedan registrados así, en la historia de México, por un breve momento, como sedes provisionales del Palacio Nacional del Gobierno, autodenominado como mexicano, que además tuvo un fundamento constitucional.

Ricardo Miguel López B. (2021) Representación del asalto del pro-realista Vargas a la Junta de Zárate. San Martin confiesa al próximo. Técnica: pastel.

Bibliografía

Arreola Cortés, Raúl. Tacámbaro, Carácuaro, Nocupétaro, Turicato. Monografías municipales. Morelia: Gobierno del Estado de Michoacán, 1979.

Bravo Ugarte, José. Historia Sucinta de Michoacán. Morelia: Morevallado Editores, 2007.

Hernández y Dávalos, J. E. (Comp). Colección de documentos para la historia de la guerra de independencia de México de 1808 a1821. 6 vols. México: Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana, 1985.

Herrejón Peredo, Carlos, y Eugenio Mejía Zavala. Diputados constitucionales del supremocongreso mexicano. Octubre 1814 – Diciembre 1815. Morelia: H. Ayuntmiento de Morelia/ Archivo Histórico Municipal de Morelia, 2018.

Lemoine, Ernesto. Morelos y la revolución de 1810. 4a. México: Gobierno del Estado de Michoacán, 2009.

Martínez Peñaloza, María Teresa. Morelos y el Poder Judicial de la insurgencia mexicana. México: Gobierno del Estado de Michoacán, 1985.

Mejía Zavala, Eugenio. «La transición a un gobierno republicano. La junta subalterna (1815-1820).» En El sexenio absolutista, los últimos años insurgentes. Nueva España (1814-1820), de José Antonio Serrano Ortega (Coord.), 331-374. Zamora: El Colegio de Michoacán, 2014.

Rendón Guillén, Alberto. Monografía Municipal de Turicato. Turicato: Gobierno del Estado de Michoacán, 1995.

*Eduardo Torres Campos es licenciado en Historia. UMSNH. Maestro en Educación UNID. Docente de COBAEM.

¿Te interesa el mundo del emprendimiento?
Conoce Emprendedor.com el medio lider en contenido de Ideas de Negocio, Startups, Finanzas, Noticias para emprendedores, Franquicias, Marketing, Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

autor Eduardo Torres Campos*
Comentarios