Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Vive Experiencias Ecoturismo y aventura

Día 5: Mandimbo, una joya para admirar de camino a Copalita

Mandimbo es otra de las comunidades que conforman Copalita, cuenta con la mayor diversidad de tipos o colores de maíz del mundo.

26-10-2016, 7:00:45 AM

Ana Elena Pola Santamaría

Día 1: Los muchos Méxicos que se cruzan camino a Copalita

Día 2: Copalita, una manera diferente de vivir el turismo

Día 3: Camino Copalita, los creadores de una ruta mágica

Día 4: Turismo de inmersión en Copalita, Oaxaca

Puestos de acuerdo y, como cualquier proyecto inicial, con algunas dudas Camino Copalita se cruzó con su primer visitante: un salón de niños de 11 años. Este mes, octubre de 2016, recibirán a su décimo grupo de caminantes.

Hay pinturas rupestres muy antiguas en una cueva alta y profunda en este lugar. Si la ruralidad suena lejana, a veces ajena, el arte ancestral lo es más. Y al mismo tiempo, hay un hilo delgado, todavía visible que nos ata a él, un cruce que nos mantiene unidos porque remite a la pintura que sí conocemos, a las danzas que todavía hacemos, en grupo, a carcajadas, adentro de un manantial.

El desayuno de hoy es la especialidad de la casa: huevos Copalita, estrellados y envueltos con hoja santa. Es la última caminata del viaje y será a través de árboles de guacanastles y un tramo, último, de paisaje urbano: San Miguel del Puerto. La estación final se llama Mandimbo, ahí se produce miel, café, piñas y hay un jardín botánico destacado y cuidado por la comunidad.

Lóránt Vörös

Mandimbo toma su nombre de un árbol melífero que puede llegar a medir hasta 25 metros de altura. Cecilia y Reyna nos acompañarán aquí durante las comidas y nos cuentan que, sobre todo, les gusta trabajar en la extracción, producción y envasado de miel. Son muy divertidas y cálidas.

Es evidente, al menos para mí, que hay cambios en el carácter de las personas conforme a su entorno: de la amabilidad a 3,243 metros sobre el nivel del mar (msnm) hemos llegado a la constante explosividad risueña a 500 msnm. Considero la influencia probable del clima, la altura, los paisajes, la alimentación. No me defino por ninguna para explicármelo cabalmente.

Mandimbo es otra de las comunidades que conforman Copalita, cuenta con la mayor diversidad de tipos/colores de maíz del mundo: colorado, rojo, rosado, amarillo, negro y azul. Debido a ello, ganaron un premio a nivel nacional. Producen tres toneladas y media al año, la mitad se vende y la otra se destina al autoconsumo.

Una de las actividades más importantes dentro de la comunidad es la preservación de su jardín botánico. Éste es dirigido por María.

La variedad de plantas es extensa: jengibre, vainilla, carmín de los pobres, cabeza de negro, entre muchas otras, con fines de investigación, ornato y uso medicinal. Aquí se cultivan bromelias y, gracias a este trabajo, descubrieron una nueva especie de la misma y le adjudicaron el nombre a la localidad: Tillandsia Mandimboancis, lo cual ha sido de mucha trascendencia y reconocimiento hacia el trabajo de la comunidad.

Sigue el camino a Copalita, mañana compartiremos la última etapa.

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Chorote
México
10 bebidas mexicanas exóticas que tienes que probar

Prueba estas 10 bebidas mexicanas que se caracterizan por lo exótico de sus nombres e ingredientes, sin duda, son opciones deliciosas.

Aguascalientes
“Claroscuro” de Javier Marín en Aguascalientes

Javier Marín, con más de 30 años de trayectoria activa, 90 exposiciones individuales y más de 200 muestras colectivas, presenta “Claroscuro” en el Museo Espacio de Aguascalientes.

Ciudad de México
Hope: helados que hacen soñar en La Roma, CDMX

En un paseo dominical encontré Hope, una heladería que se distingue por sus delicias en la colonia Roma de la CDMX. ¡No dejes de probar sus helados!

Chiapas
Leyendas y aventuras en el volcán Chichonal

¿Te imaginas subir al cráter de un volcán activo y disfrutar del espectáculo de su laguna? Esto ocurre en el volcán Chichonal.