Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Descubre Destinos Naturaleza

Misión de Bucareli. Puebleando por la Sierra Gorda queretana

La Sierra Gorda queretana tiene mucho que ofrecer. Nos hablaron de una misión lejana, una fortaleza que pocos visitan y donde se pueden hacer fotos espectaculares.

mm

Fotógrafo especializado en deportes de aventura. ¡Ha trabajado para MD desde hace más de 10 años!


Para llegar allá se pasa por sitios con encanto especial que se pueden recorrer en bici de montaña o cuatrimoto para hacerlos todavía más interesantes. Si no es del tipo deportista, puede llegar hasta allá en auto e igual pasar un par de días inigualables. Entusiasmados por descubrir esta fantástica región, partimos de la ciudad de México rumbo a Querétaro. En San Juan del Río nos desviamos con dirección a la Sierra Gorda. En el camino nos detuvimos para conocer el peculiar poblado de Vizarrón, en donde nos sorprendimos por su arquitectura, los materiales más comunes de construcción son el mármol y la cantera, ya que en el zona hay minas de estos materiales.

Adelante de esta población, nos desviamos con dirección a San Joaquín. En este tramo la carretera comienza a ascender zigzagueante por las montañas. Poco antes de llegar, nos detuvimos a visitar las Grutas de los Herrera (descubiertas en junio de 1968) en el kilómetro 30 de la carretera Vizarrón-San Joaquín, a sólo cinco minutos de la cabecera municipal. Nos metimos a un fabuloso mundo subterráneo creado por la naturaleza a través de milenios, la cual ha dado caprichosas formaciones calcáreas, algunas semejan animales, objetos y personajes, ejemplo de ello son las salas de el león, el cocodrilo, el paso de la selva, el imperio romano y otros más.

San Joaquín

Seguimos con nuestro camino hasta que llegamos a San Joaquín, también conocido como la capital del huapango en México. Por cierto, se viste de gala año tras año para recibir a miles de visitantes y cientos de participantes, en el concurso de huapango más importante del país. Está ubicado en lo alto de la sierra, a 2,460 m de altura. Corrimos con suerte, ya que eran días de feria y fiesta en San Joaquín. Así aprovechamos para tomar fotografías del pueblo con el colorido de su feria artesanal y deleitarnos el paladar con la típica comida de la región.

Aquí se pueden practicar el campismo, cuenta con grandes extensiones de tierra rodeadas de pinos y cedros, palapas, asadores, baños públicos, electricidad, agua potable y vigilancia. Los alrededores cuentan con un sinfín de atractivos culturales y naturales que vale la pena visitar, como son la zona arqueológica Ranas, uno de los centros ceremoniales más importantes de la zona serrana, ubicado a tan sólo 3 kilómetros de la cabecera municipal. Se afirma que sus primeros pobladores provinieron de la Huasteca y de la costa del Golfo. Otro lugar que vale la pena es Aventura Park, ubicado a 8 km de la cabecera municipal. En este moderno campamento se pueden practicar diversas actividades extremas tales como espeleismo, escalada en roca, rappel, tirolesas, ciclismo de montaña, caminatas, tiro con arco, gotcha, campismo, entre otras, y cuenta con los servicios de cabañas tipo safari y comedor.

El bosque en cuatrimoto

Al día siguiente continuamos con nuestro paseo por la Sierra Gorda a bordo de cuatrimotos que la Secretaría de Turismo nos ayudó a rentar. Seguimos un camino pedregoso que nos llevó hasta el bosque, para después descender bordeando increíbles desfiladeros, en donde nuestra vista volaba por el impactante paisaje. Con la luz del atardecer que iluminaba los cerros en tonalidades ocres, doradas y naranjas, nos internamos en un majestuoso cañón, donde los enormes paredones se extendían cientos de metros sobre nuestras cabezas. Finalmente alcanzamos el fondo y casi de noche seguimos manejando por el lecho de un arroyo hasta llegar al Desarrollo Eco turístico Cabañas el Jabalí, a orillas del río Extoraz. Su servicio de hospedaje y alimentos es de primera, gracias a su administrador y excelente anfitrión René Rivas, quien además se ha ocupado de crear una maravillosa huerta de árboles frutales alrededor de las cabañas.

Por fin, Bucareli

Al día siguiente preparamos nuestras bicicletas de montaña y pedaleamos hasta el poblado de Bucareli, en donde visitamos su antigua Misión y Exconvento. El pueblo, anteriormente conocido como Paraje del Plátano, se fundó a raíz de la llegada del fraile Juan Guadalupe de Soriano, quien construyó la Misión de la Purísima Concepción, en 1775, con el apoyo del virrey de la Nueva España, don Antonio de Bucareli y Ursúa, cediendo con ello su apellido al pueblo. Para poder construir esta misión, el fraile reunió a los indios jonaces y chichimecas, así como fugitivos de Tolimán y Vizarrón, para que trabajaran en la construcción entre el paraje  de Ranas y el del Plátano, al pie del Cerro de la Media Luna. La Misión fue una labor personal del padre Soriano, ya que la Provincia de San Diego nunca se responsabilizó de la misma, y se mantenía de limosnas recabadas por el propio fraile.

El Ex convento de Bucareli fue edificado el 22 de septiembre de 1896 por los franciscanos de la provincia de Michoacán. Es una obra inconclusa que desde el camino parece un castillo en medio de la serranía. Lo primero que nos llamó la atención fueron las tres campanas semi derruidas que cuelgan de la fachada, lo que le da un toque de desolación al paisaje. En el interior se aprecian dos patios adornados con arquería y fuente al centro, además celdas, capilla y sacristía. En una biblioteca museo se exhiben algunas herramientas de minería y más de 400 volúmenes de tratados de teología y escritos en latín. Forman parte del Ex convento además dos construcciones: el camarín y la capilla interior del convento, que fueron construidas por fray Mariano Aguilera en 1868. Este templo nunca se concluyó, debido a que fue abandonado durante la Revolución. Fue éste el escenario perfecto para hacer unas fotos y dar por terminado nuestro viaje. Esta fortaleza perdida en la sierra nos recordó además que cualquier empresa es posible, no importa lo grande y lejana que parezca.

La Sierra Gorda queretana

Es una de las regiones más accidentadas y escarpadas de la Sierra Madre Oriental, declarada Reserva de la Biosfera, el 19 de mayo de 1997. Esta área natural protegida se ubica al norte del estado y abarca los municipios de Jalpan de Serra, Arroyo Seco, Landa de Matamoros, Pinal de Amoles y Peñamiller y se caracteriza por sus impresionantes cañones, montañas, cascadas y profundos abismos. Ocupa una extensión de 383,567 hectáreas.

Fuente: México desconocido No. 370 / diciembre 2007.

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Los mejores lugares en la CDMX para probar ponche.
Ciudad de México
Dónde probar el mejor ponche con piquete en la CDMX

Te decimos dónde puedes probar la bebida de temporada por excelencia en la CDMX: el ponche con piquete. ¿Se te antoja?

Mercados de México
México
Mercados tradicionales para comprar adornos de Navidad

En diciembre los mercados tradicionales en todo México se transforman para ofrecer los adornos de Navidad. Te dejamos la lista alguno de ellos, para que tengas la Navidad más feliz de todas.

El significado de las piñatas
México
El significado de las piñatas y su origen

¡Ya le diste uno, ya le diste dos, ya le diste tres! Conoce el origen y significado de las piñatas: una tradición mexicana que llegó de China.

cómo hacer un nacimiento navideño, paso a paso.
México
Cómo hacer un nacimiento navideño, paso a paso

El nacimiento navideño es un elemento clave para festejar la Navidad. Si quieres poner el tuyo pero no sabes por dónde empezar, te recomendamos seguir estos pasos.