Valle de Guadalupe, el corazón de la ruta del vino