Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Cultura

Vetagráfica: tinta y plata a un paso de Zacatecas

En Vetagrande, ubicado a 20 minutos de la capital de Zacatecas, se ha gestado un proyecto artístico que vale la pena conocer: Vetagráfica.

18-10-2019, 10:10:43 AM
Vetagráfica: tinta y plata a un paso de Zacatecas

Fue debajo de Vetagrande donde hallaron las primeras venas de plata que otorgaron riqueza a la comarca y renombre el reino, la razón de ser de Zacatecas mismo.

Ahora, con la actividad minera disminuida, sus habitantes emplean lo que brota de sus manos y no de su subsuelo para mantener activa a la población, encaramada entre cerros y árboles de yuca.

Quien pasee por las calles de Vetagrande verá sus muros cubiertos por arte urbano celebrando la historia minera; imitando su entorno natural, dejando ver a locales y foráneos la búsqueda por expresarse que tiene el poblado.

El culpable de esta transmutación del cincel a los pinceles es Alberto Ordaz, artista que en 2009 fundó el taller Vetagráfica con el fin de adiestrar a los locales sobre la técnica del grabado al linóleo.

La década que nos separa de aquellos días ha permitido que el proyecto crezca y hoy también reciba a los viajeros, quienes pueden realizar su propia impresión litográfica en compañía del artista.

El taller, postrado sobre una ladera angosta, lo mismo da cabida a una galería que a una residencia artística, porque la intensión de Vetagráfica es también la de convertirse en un semillero de grabadores comprometidos con el arte y con su alcance social.

Así, al llegar al estudio, iluminado por esa luz tan blanca que tienen los desiertos, se nos da a escoger un diseño de Ordaz y se procede a la mesa de entintado, donde el maestro o alguno de sus colaboradores emplasta el linóleo con pintura acrílica.

Cuidando siempre los bordes, la placa se encuadra en papel de algodón y se presiona con un rodillo mecánico, tras lo cual la obra queda casi finalizada: solo resta que Alberto Ordaz coloque su firma para que la pieza sea considerada –ahora sí– única, como parte de una colección irrepetible.

Si quieres vivir esta experiencia, ponte en contacto con Alberto Ordaz vía FB.

Quizá te interese leer: