Buscador
Ver revista digital
Conoce México

Canal Nacional, el río de la CDMX que no está entubado

Captura de Pantalla 2021-06-08 a la(s) 18.21.47

El Canal Nacional fue construido por manos prehispánicas para transportar alimentos desde las zonas agrícolas. Hoy es recuperado gracias al trabajo comunitario.

Con casi nueve kilómetros de extensión, el Canal Nacional es uno de los dos últimos causes de agua que sobreviven a cielo abierto en la Ciudad de México. Sin embargo, no se trata de un cuerpo de agua natural, ya que fue construido durante la época prehispánica, donde recibió el título de Huey Apantli, que significa Gran Acequia. Durante la época colonial, el Canal Nacional fue denominado como Acequia Real a Mexicaltzingo y Acequia Real a Chalco.

Su actual denominación data de 1856, cuando el empresario Mariano Aylón impulsó el viaje de buques de vapor en el canal. Entonces se rebautizó como Canal Nacional, lo cual también constituía un acto simbólico del México Independiente que recién iniciaba su historia. Aunque en aquella época los barcos no lograron navegar la acequia, el nombre se conservó.

Canal Nacional

La ruta del Canal Nacional inicia en Xochimilco, justo en el canal El Bordo de la zona de chinampas. Desde ahí, el canal avanza hacia el norte cruzando las alcaldía Tlalpan y Xochimilco y, posteriormente, avanza por Coyoacán hasta Santa María Tomatlán en Iztapalapa. Finalmente, desemboca en Río Churubusco.

Decadencia y rescate del Canal Nacional

El Canal Nacional fue construido por manos prehispánicas antes de la fundación de México-Tenochtitlán. Originalmente se abastecía de los deshielos del Popocatépetl, el lago de Chalco y los ojos de agua en Xochimilco y Tláhuac. Su vocación inicial era transportar los alimentos de las regiones agrícolas para el comercio.

Entre la década de 1940 y 1960 el Canal Nacional sufrió varias modificaciones en su cause, algunas partes fueron entubadas y se permitieron descargas de aguas negras. Sin embargo, desde hace dos décadas los mismos vecinos han trabajado en el rescate del Canal Nacional para que se convierta en una zona recreativa y de cercanía con la naturaleza.

Actualmente, el Canal Nacional contrasta con su pasado, pues en donde antes se tiraba basura, animales muertos y crecía la maleza desmedida; hoy existen huertos, espacios lúdicos y se puede navegar con lanchas. Gracias a la intervención reciente del gobierno, el canal continúa su recuperación desde 2019 para transformarse en un parque lineal con la tecnología necesaria para que el cuerpo de agua se mantenga puro y oxigenado; para ello se han introducido especies subacuáticas y microorganismos. Asimismo, ya está en construcción una planta de agua tratada en el Cerro de la Estrella, con la que se aumentarán los niveles de agua.

autor Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios