Buscador
Ver revista digital
Ecoturismo y aventura

El Pinacate y el Gran Desierto de Altar, increbiles paisajes

08-03-2016, 6:40:00 AM
Sonora
El Pinacate y el Gran Desierto de Altar, increbiles paisajes fifu

En esta Reserva de la Biósfera, en el Desierto de Sonora, conviven cráteres, volcanes, animales y plantas que parecen fuera de este mundo.

Cuando llegas a la Reserva de la Biósfera de El Pinacate y Gran Desierto de Altar, en el imponente Desierto de Sonora, podrías imaginar que estás en otro planeta. El paisaje, nunca recto, y las extrañas especies animales y vegetales hacen pensar que abandonas la Tierra. En este espacio coexisten dos mundos: El Pinacate, un lugar oscuro, de volcanes, ceniza, ríos de lava petrificada y cráteres; y el Gran Desierto de Altar, cuyas dunas -que llegan a alcanzar los 200 metros de altura- crean montañas de arena de oro que nunca se detienen. 

En el escudo volcánico del Pinacate pareciera que sus únicos visitantes son astronautas. Aquí se puede pasear entre cráteres gigantes tipo Maar, donde sobresale El Elegante, que presume de tener el hundimiento más amplio y varios miradores que crean vistas impresionantes. Pero también están Badillo, Molina, Cerro Colorado, Mc Dougal y Carvajales. Todas son formaciones de origen volcánico, integradas por fragmentos de basalto, grava y arena de color oscuro, café y rojizo -como si viéramos una película situada en Marte. Sus picos impresionan: el volcán de Santa Clara (llamado por algunos Pico Pinacate o la Cima de la Sierra Pinacate) sobrepasa los 1,200 metros de altura y es el más llamativo, pero existen más de 400 conos volcánicos de diferentes formas y tamaños.

La Reserva de la Biósfera -declarada como tal en 1974- reúne ambos parajes es una de las áreas más áridas de México, donde crecen plantas como sahuaro, choyas, ocotillos y gobernadoras, y habitan el águila calva, la tortuga de desierto, el monstruo de Gila (lagarto pesado y venenos), serpientes y borrego cimarrón. Los veranos son calurosos y secos, pero el resto del año tiene un patrón de lluvias que hace del desierto sonorense el más biodiverso del mundo. 

La zona ofrece actividades para los amantes de la naturaleza y la aventura, como avistamiento de aves, safari fotográrfico, bicicleta de montaña, ruta vehicular, senderismo y la posibilidad de acampar. Y, para los curiosos, resulta sumamente interesante, pues conserva vestigios arqueológicos de más de 20,000 años, por lo que es un sitio sagrado para los Tohono O´odham.

Tip: Puedes pasar la noche en el Peñasco del Sol Hotel (penascodelsolhotel.com)

¿Cómo llegar?

Se encuentra entre los municipios de Puerto Peñasco, Plutarco Elías Calles y San Luis Río Colorado. El acceso principal está en el Km. 52 de la carretera 8 Puerto Peñasco.

 

desierto sonoradesiertos mexicoEl Pinacategran desierto altar
mm Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios