Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Cultura y artesanías

Entrevista con Armando Manzanero

Con motivo del Día del Compositor en México, revivimos (de nuestro archivo) una plática que uno de nuestros colaboradores tuvo con el máximo exponente del género romántico en nuestro país.

28-07-2010, 12:23:39 PM
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

Heredero y brillante continuador de la canción romántica, Armando Manzanero es en la actualidad el más importante compositor mexicano.

Nacido en Yucatán un lejano diciembre de 1934, a sus sesenta y dos años* está en la cima de su carrera: giras, conciertos, salas de fiesta, cine, radio y televisión, tanto en México como en el extranjero, lo mantienen permanentemente ocupado. Su forma de ser, sencilla y espontánea, le ha valido el cariño y la simpatía de todos sus públicos.

Con un catálogo de más de cuatrocientas canciones grabadas -la primera escrita en 1950, a los quince años-, Armando se enorgullece de tener alrededor de 50 éxitos mundiales, de los cuales diez o doce están grabados en varios idiomas, inclusive en chino, coreano y japonés. Ha compartido honores artísticos con Bobby Capó, Lucho Gatica, Angélica María, Carlos Lico, Roberto Carlos, José José, Elis Regina, Perry Como, Tony Bennet, Pedro Vargas, Luis Miguel, Marco Antonio Muñiz, Oiga Guillot y Luis Demetrio, entre muchos otros.

Desde hace quince años es dirigente y a la fecha vicepresidente de la Asociación Nacional de Autores y Compositores, y su labor en defensa de los derechos de autor ha fortalecido a la agrupación y le ha valido el reconocimiento internacional.

A su primer éxito “Llorando estoy”, le sigue “Con la aurora”, “Voy a apagar la luz”, y a continuación “Adoro”, “Parece que fue ayer”, “Esta tarde vi llover”, “No”, “Contigo aprendí”; “Yo te recuerdo”, “Me dejas loco”, “No sé tú”, y “No hay nada personal”. Actualmente está grabando la música de la película Alta Tensión.

¿Usted en sus inicios fue trovador?

Sí, por supuesto, como todos los yucatecos heredé de mi padre el gusto y la pasión por la música. Mi padre fue trovador de hueso colorado y de eso nos mantuvo, con eso nos crió. Fue un gran trovador y una excelente persona.

Yo aprendí a tocar la guitarra como todo el mundo en Mérida. Empecé a estudiar música desde los ocho años. A los doce agarré el piano, y de los quince en adelante vivo de lleno en la música. ¡Nada más canto, vivo para la música, como yo vivo de ella!

Yo comencé a escribir canciones en 1950 y trabajaba como pianista en centros nocturnos. A los veinte años me fui a vivir a México y acompañaba al piano a Luis Demetrio, Carmela Rey y Rafael Vázquez. Fue precisamente Luis Demetrio, mi amigo y paisano, quien me aconsejó que ya no compusiera como lo hacía en Yucatán, que tenía que hacerlo con más libertad, con más picardía, que debía contar una historia más sugestiva, una anécdota amorosa.

¿Cuál fue su primer éxito importante?

“Llorando estoy”, grabada por Bobby Capó, puertorriqueño autor de “Piel canela”. Después viene Lucho Gatica con “Voy a apagar la luz”, grabada en 1958, y luego Angélica María, que me dispara al plano de compositor para películas, pues su mamá, Angélica Ortiz, era productora de cine. Ahí empieza a cantar los famosos covers que se conocen: “Eddy, Eddy”, “Dile adiós” y otros.

Más tarde viene Carlos Lico con “Adoro”, con “No”, y luego el destape, ya fuerte, a nivel nacional. Internacionalmente ya lo tenía hacía tiempo, sobre todo en Brasil.

La primera vez que me grabaron en otro idioma fue en Brasil, en 1959, el Trío Esperanza, la canción se llama “Con la aurora”, ¡mire nomás! Roberto Carlos graba “Yo te recuerdo”, y Elis Regina el éxito más grande en portugués, “Me dejas loco”. Curiosamente la última canción que grabó. Yo llegué un viernes para entrevistarme con ella el lunes siguiente y seguir grabando y ella se muere ese fin de semana.

¿Cómo ve usted el futuro de la música romántica?

Es la primera pregunta que siempre me hacen. La música romántica es necesaria, es la más tocada y cantada. Mientras exista el deseo de tomar de la mano a la persona amada y manifestarle nuestro amor, seguirá existiendo, va a existir siempre. Tendrá sus altas y bajas, pero permanecerá. Los mexicanos tenemos una gran tradición de intérpretes y compositores de música romántica. Es una música perenne. Es más, el catálogo mexicano de música es el segundo más importante del mundo por la gran cantidad de música que exporta.

¿Qué papel juegan las musas?

Las musas son importantes, pero no indispensables, ni tampoco insustituibles. Es muy importante decirle algo a alguien porque existe la necesidad de comunicamos. Si hay una buena musa, ¡qué lindo!, es muy agradable cantarle a alguien: “Contigo aprendí”. Realmente es cierto, yo aprendí a vivir, no porque tuviera un gran romance, una locura de amor, sino porque hubo una persona que me enseñó que yo podía vivir mejor de acuerdo con mis posibilidades.

¿Su esposa es también artista?

¡No, ni lo mande la Virgen! Tere es mi tercera esposa, y no lo vuelvo hacer nunca más en la vida. Dicen que la tercera es la vencida y a mí me venció.

* Nota: esta entrevista fue realizada en 1997.

Te lo contamos en video

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Ciudad de México
Dulcería de Celaya, el templo de los dulces típicos en CDMX

La Dulcería de Celaya es un espacio de tradición que ningún viajero se debería de perder. Un viaje para probar los mejores dulces de México.

Guanajuato
Mi primer vuelo en globo fue en León, Guanajuato

Deja el miedo en el suelo y aventúrate a hacer ese vuelo en globo que siempre has soñado.

México
El Caballero de Fuego de Nunkiní en Campeche

El Caballero de Fuego es una tradición que se vive en las tierras del Mayab, aquí te decimos de qué se trata.

México
Estas son las imágenes ganadoras de Fotocalavera 2018

Si participaste en el concurso Fotocalavera 2018, quizás tu foto esté aquí. Te presentamos las imágenes más votadas de esta primera edición.