Buscador
Ver revista digital
Conoce México

Los Indios Verdes, los otros monumentos que fueron retirados de Paseo de la Reforma

Ciudad de México
Indios Verdes
© El Heraldo

¿Sabías que los Indios Verdes alguna vez decoraron Paseo de la Reforma? Te contamos quiénes son y por qué el gobierno de Porfirio Díaz decidió retirarlos.

Indios Verdes es una de la zonas más concurridas al norte de la Ciudad de México, pues es el punto de conexión con el Estado de México e Hidalgo. Asimismo, las estaciones Indios Verdes del Metro y el Metrobús son de las de las más populares y casi cualquier persona sabe cómo llegar a este rumbo. Sin embargo, pocos conocen el porqué esta zona recibe dicho nombre y cuál es su significado.

Indios Verdes no es el topónimo de una colonia o pueblo, se trata de dos monumentos que representan a los tlatoanis Izcóatl y Ahuízotl, quienes fueron líderes esenciales en la expansión del imperio mexica.

¿Quiénes son los Indios Verdes?

El primero de ellos, Izcóatl, fue el cuarto tlatoani mexica y vivió entre los años 1381 y 1427. Ascendió al poder el 16 de octubre de 1427 y realizó una alianza con Tlacopan y Texcoco para evitar que Maxtla, señor de Azcapotzcalco, conquistara la ciudad de México-Tenochtitlán. Tras la derrota de Azcapotzalco a manos de la Triple Alianza, Azcapotzalco fue saqueado, quemado y convertido en un mercado de esclavos. Una vez en el poder, Izcóatl inició una purga religiosa en la que se quemaron una gran cantidad de códices para formar un cuerpo homogéneo que sustentara el pasado tolteca de los mexicas.

Mientras tanto Ahuízotl, quien vivió aproximadamente entre 1446 y 1502, fue el huey tlatoani que llevó a México- Tenochtitlán a controlar las regiones del centro y sur del actual México. Bajo su mandato se inauguró el Huey Teocalli o Templo Mayor en 1487. Además de ser un gobernante aguerrido, también destacó por sus dotes diplomáticos, lo que le permitió llevar al imperio mexica a su mayor etapa de expansión.

Ahuítzotl, el octavo rey azteca (reinó entre 1486 y 1502) - Biblioteca  Digital Mundial
Ahuízotl.

Las esculturas de los Indios Verdes están hechas de cobre, por lo cual originalmente eran de color marrón metálico. Sin embargo, con el paso del tiempo se tornaron verdes debido a una reacción química del metal con el agua y el sol. Son obra del artista mexicano Alejandro Casarín Salinas y formarían parte de una exposición en París, Francia, en 1889. Lamentablemente, por sus dimensiones y peso (4 metros y 3 toneladas) su transporte se complicó y se quedaron en México para siempre.

Los “Indios Nómadas”

Inicialmente, en 1890, los Indios Verdes lucieron en la avenida más icónica de México: el Paseo de la Reforma. Las estatuas se encontraban a la altura de avenida Bucareli, justo donde también se encontraba la estatua de El Caballito. Sin embargo, los tlatoanis no fueron del gusto de la sociedad porfiriana, que buscaba hacer de México un país con cánones estéticos afrancesados. Las esculturas de los tlatoanis parecían romper con el equilibrio simbólico que se había logrado con las estatuas de Cristóbal Colón y Cuauhtémoc. Es decir, estéticamente no apelaban a lo Europeo y simbólicamente rompían con el ideal mestizo que trataba de unificar a los distintos sectores sociales.

Indios Verdes
Los Indios Verdes en Paseo de la Reforma.

El mestizaje –estudiado por intelectuales orgánicos como Justo Sierra– se había convertido en la fórmula que permitía construir una nueva mitología en la confluían un glorioso pasado prehispánico y el esplendor español. Ño indígena quedó desconocido como una identidad válida y se apostó por el progreso, tan identificado con lo europeo.

Los monumentos en Paseo de la Viga

Por ello, en 1901 el gobierno del general Porfirio Díaz decide enviar a los Indios Verdes al Paseo de la Viga, un lugar concurrido por los turistas que visitaban el Canal de la Viga, entonces navegable y punto de comercio. El lugar, exótico por naturaleza, también era una zona aledaña a los pueblos originarios de Iztacalco y Santa Anita, por lo que se creía que encajarían mejor con la historia del lugar.

Los tlatoanis en la carretera México-Laredo.

Los Indios Verdes en la alcaldía Gustavo A. Madero

Sin embargo, en 1915 la Comisión de Higiene del Gobierno del Distrito Federal clausuró el Paseo de la Viga por considerarlo insalubre y la zona se convirtió paulatinamente en parte de la urbanización. Por ello, en 1939 los Indios Verdes fueron trasladados a la carretera México-Laredo, actualmente conocida México-Pachuca, siendo vecinos de los pueblos Santa Isabel Tola, San Pedro Zacatenco y San Juan Tecomán. Como consecuencia, la zona comenzó a conocerse como Indios Verdes, lo cual se concretó en 1979, cuando nuevamente fueron removidos para ampliar la carretera. Entonces fueron colocados en la estación de la recién inaugurada Linea 3 del Metro, donde además cedieron su nombre a una estación.

¿Los Indios Verdes fueron discriminados?

En 2005 los Indios Verdes nuevamente migraron, en esta ocasión al Parque del Mestizaje de la alcaldía Gustavo A. Madero, pues habían quedado expuestos al vandalismo de la zona circundante al Metro. Desde entonces, distintos colectivos han buscado que los Indios Verdes regresen al Paseo de la Reforma. En 2011, la campaña “Indios Verdes, contra la discriminación” del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) buscó regresar las estatuas a su morada original. Aunque no se logró la acción, se colocaron replicas para visibilizar la discriminación de los pueblos originarios bajo el ideario de que México es un país mestizo en el que “sólo hay mexicanos”. Sin embargo, el gobierno ha respondido que la principal razón para su permanencia en la alcaldía Gustavo A. Madero es la fuerte identidad de las estatuas con la zona.

Indios Verdes

Asimismo, Dalia Argüello Nevado, historiadora por la UNAM, reflexiona que “afirmar que el Paseo de la Reforma es un lugar más digno para las esculturas que la colonia Acueducto es al menos discriminador; decir que deben regresarse para que puedan ser admiradas es asumir que quienes transitan por la zona norte de la capital no alcanzan a comprender el valor histórico de sus monumentos y, en todo caso, de su patrimonio. Pensar que recuperar a los tlatoanis mexicas es recuperar el pasado prehispánico reproduce esa visión centralista que desde el siglo XIX invisibilizó a las demás etnias existentes.”

Fuente: Dalia Argüello Nevado, “Monumentos, historia y poder: el caso de los Indios Verdes en la disputa de la identidad nacional”.

autor Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios