Buscador
Ver revista digital
Naturaleza

Noches mágicas con luciérnagas en Tlaxcala

luciernagas de tlaxcala
© Jorge de la Madrid

La magia y misticismo de las luciérnagas se puede sentir en su máximo esplendor en el santuario de las Luciérnagas en Nanacamilpa en Tlaxcala.

Seguramente la mayoría de ustedes en su infancia tuvieron la dicha de disfrutar la magia de las luces de unos pequeños animalitos ya sea en un bosque o simplemente en un jardín. Aquí te contamos sobre las luciérnagas de Tlaxcala.

Foto: Jorge de la Madrid

¿Por qué y para qué es la luz de las luciérnagas?

Las luciérnagas existen en todo el mundo, se conocen al menos 1,900 especies y sin duda su principal característica en su capacidad de generar luz en intervalos de seis a ocho segundos mediante un órgano especial situado en su abdomen. La luz se produce por un proceso de oxidación de la luciferina en presencia de la enzima luciferasa, a este efecto se le conoce como bioluminiscencia, similar al que produce el plancton bajo ciertas condiciones en algunos lugares.

Foto: Jorge de la Madrid

Estás luces en las noches sin lluvia se convierten en una danza interminable de cortejo entre machos y hembras; por lo general, las hembras se posan en un árbol o arbusto y se iluminan fijamente por algunos segundos para atraer a los machos que sobrevuelan emitiendo diversas secuencias de destellos para que el apareamiento pueda ocurrir, sin duda alguna esta danza acompañada de la bioluminiscencia es uno de los cortejos más espectaculares en todo el reino animal.

Foto: Jorge de la Madrid

Noches después, las hembras colocan sus huevos bajo la tierra o en las cortezas de los árboles para que estos incuben unas semanas después dando vida a los gusanos de luz que se convertirán en la nueva generación de luciérnagas.

El Santuario de las Luciérnagas

Es una reserva natural ubicada en el municipio Nanacamilpa en Tlaxcala, en donde en medio de sus hermosos y húmedos bosques se da el suceso del cortejo y apareamiento de luciérnagas en los meses de junio, julio y principios de agosto.

Foto: Jorge de la Madrid

Este hermoso santuario abierto al público en 2011, abarca 200 hectáreas de bosque y es —junto con el santuario de Isla Norte en Nueva Zelanda—único en su tipo, sin duda un destino que deben de conocer.

En las proximidades del santuario hay diversas opciones de alojamiento, incluso junto a la reserva hay algunas cabañas las cuales deben de reservarse con al menos un año de anticipación, imaginen lo que es dormir en este mágico bosque en compañía de estos maravillosos seres de luz.

Otra opción altamente recomendable es hospedarse y dedicarle un día a Val’Quirico, un pueblo artificial ambientado en el estilo medieval italiano a tal sólo 18 kilómetros de Tlaxcala un singular complejo con grandes opciones culinarias.

La experiencia de las luciérnagas en Tlaxcala

He tenido la fortuna de visitar un par de veces el Santuario de las Luciérnagas, en donde al empezar a oscurecer comienza el espectáculo de estos maravillosos seres.

Yo les recomiendo hospedarse en las cabañas, de no ser así trasladarse por su cuenta y al llegar al lugar contratar un guía, el acceso al bosque es a partir de las siete de la noche, ahí la aventura empieza con una caminata en ascenso en el bosque con el objeto de encontrar un lugar solitario en donde pueda uno esperar a que anochezca.

Mientras esperan es un buen momento para entrar en contacto con uno mismo, el silencio del bosque y el aire puro invitan a ello, en cuanto la luz natural comience a descender, es momento de apagar cualquier luz artificial que llevemos, ahí es donde los destellos de luz empiezan a aparecer entre los hermosos pinos y encinos.

Al paso de los minutos, los destellos se convierten en un espectáculo de luz indescriptible, miles de luciérnagas danzando por todos lados, innegable el no sentir un misticismo y una magia en todo el entorno. Por espacio de una hora solo debes observar y disfrutar, la combinación de los majestuosos árboles, la serenidad del bosque, el brillo de las estrellas y la danza iluminada de las luciérnagas hacen de esta experiencia algo realmente divino.

Es tal el espectáculo que, recomiendo lo realicen en dos noches consecutivas, así también minimizan la presencia de la lluvia la cual ocasiona que las luciérnagas no aparezcan.

Para todos los amantes de la fotografía, sobretodo de fauna, flora y paisajes este es un lugar que deben de ir, mi segunda visita fue en un taller de fotografía, es todo un reto, el consejo principal es que ubiquen su locación antes de que anochezca y sobre ella giren el tripié (indispensable) para obtener diferentes tomas. No saben lo reconfortante que es lograr las imágenes, hace tiempo que quería escribir de este maravilloso lugar, pero tenía pendiente las fotografías para poder transmitir un poco el misticismo y belleza del ambiente.

Indispensable

Sigan en todo momento las indicaciones del guía, no utilicen luces artificiales ya que lastiman a las luciérnagas e inhiben su comportamiento, no olviden que mientras ustedes observan ellas están dando vida a la siguiente generación.

Es imperativo caminar únicamente por los senderos acondicionados para el recorrido, no se sienten o recarguen en los árboles, recuerden que los huevos fertilizados se encuentran en estos lugares. Lo más importante en este tipo de actividades es interferir lo menos posible con el curso de la naturaleza.

Conexión inexplicable

Estoy seguro que lo que puedan escuchar o leer sobre esta experiencia no se acercará a lo que realmente es, en mi caso pocas veces he sentido tan fuerte una conexión con algo divino, sobrenatural, energético o como cada quien le llamé, en mi caso particular sentí la presencia de Dios, de aquellas personas que ya no están con nosotros, todo eso mientras las luces bailan en un silencio absoluto.

autor Amante de la naturaleza, en especial de los grandes depredadores y muy en particular de los tiburones, su Nick name “Shark Diver”.
Suscríbete al Newsletter

Recibe información sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios