Buscador
Ver revista digital
Conoce México

Oración prehispánica para que el nuevo gobernante sea bueno y no se corrompa

Oración prehispánica dedicada a los nuevos gobernantes mexicas
Oración prehispánica dedicada a los nuevos gobernantes mexicas

Esta oración prehispánica permitía orientar a los nuevos gobernantes para que obraran bien y no ofendieran a sus deidades.

Los huehuehtlahtolli o consejos y discursos del mundo nahua

En la época prehispánica, los mexicas de mayor edad recopilaron grandes enseñanzas y oraciones que permitieron el florecimiento de su cultura. Éstas recibían el nombre de huehuehtlahtolli e incluían consejos, pláticas y otros discursos que eran transmitidos de generación en generación.

Dicha palabra deriva del náhuatl huehueh (viejo) y de tlahtolli (palabra, discurso o plática). Asimismo, el historiador Miguel León Portilla definió a los huehuehtlahtolli como “la expresión más profunda del saber náhuatl acerca de lo qué es y debe ser la vida humana sobre la tierra”.

Y es justo dentro de estas enseñanzas donde existe una oración prehispánica cuyo sentido era específicamente para que el nuevo tlatoani o gobernante hiciera bien su labor y no deshonrara su encomienda. Dicha súplica estaba dedicada al dios Tezcatlipoca, conocido como el “primer proveedor de las cosas necesarias”.

De esta forma, el gobernante que había recibido aquel nombramiento por “mandato divino”, así como por la decisión de otro soberano, tenía la obligación de servir a su gente y a sus deidades sin deshonrar ni a sus costumbres ni a su pueblo (de lo contrario era preferible la muerte).

¡A continuación te compartimos un fragmento de esta maravillosa oración!

Te puede interesar: Yaocuícatl, el poderoso canto de guerra prehispánico

Fragmentos de la oración prehispánica para que el señor electo haga bien su oficio

El siguiente fragmento corresponde a la parte final de la oración; aquí se explica que es mejor que el gobernante muera en guerra a que ofenda con sus malas acciones a Tezcatlipoca (el texto pertenece a uno de los escritos recuperados por Fray Bernardino de Sahagún en su Historia general de las nuevas cosas de la Nueva España).

…¡Oh, señor nuestro humanísimo! Tened por bien que rija y gobierne vuestro señorío que ahora le habéis encomendado con toda prudencia y sabiduría. Dígnate, señor, de ordenar y tened por bien que ninguna cosa haga mal hecha con que os ofenda, y tened por bien andar con él y guiarle en todo.

Y si esto no habéis de hacer, ordenad desde luego que sea aborrecido y mal querido, y muera en la guerra a manos de sus enemigos, y se vaya a la casa del Sol, donde será guardado como una piedra preciosa, y entregue su cuerpo y su corazón al señor Sol muriendo en la guerra como hombre valeroso y esforzado.

Muy mejor le estará esto que ser deshonrado y menospreciado en este mundo, y mal querido y aborrecido de los suyos por sus faltas o defectos.

¡Oh, señor humanísimo que proveéis de vida a todos de lo necesario! Tened por bien que esto se haga así como os lo tengo rogado y suplicado.

Huehuehtlahtolli del Instituto Politécnico Nacional
Tezcatlipoca
Wikipedia Tezcatlipoca
huehuehtlahtolli
autor Amante de la literatura, de la fotografía y de descubrir los tesoros de México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios