PUBLICIDAD
Tapijulapa: Para los amantes de la aventura
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La serpiente de cascabel

Por: Diana Pardo de la Rosa

Desde tiempos precortesianos, las serpientes han jugado un papel sobresaliente en la cultura de los pueblos americanos, sobre todo en lo que se refiere al culto, como se demuestra en las diferentes representaciones localizadas en incontables vestigios arqueológicos.

A las serpientes se les agrupa en la familia Viperidae y son exclusivas del continente americano. El grupo está representado por dos géneros: Crotalus, con más de cuarenta especies, y Sistrurus con seis, de las primeras existen más de treinta en México; y de las Sistrurus sólo tenemos dos. Su origen nos remite al Plioceno, hace seis millones de años, y se piensa que sus ancestros fueron lagartijas cavadoras, con ojos atrofiados y patas reducidas, que vivían bajo la superficie de la tierra, por lo que el sentido de la vista de las serpientes actuales es deficiente. Sus ojos inmóviles no tienen párpados, pero se hallan cubiertos por una escama traslúcida. En sí, todo su cuerpo está cubierto por escamas pero, a diferencia de los peces, son de origen epidémicos, muy queratinizadas y en forma de quilla, lo que proporciona a las serpientes una textura que va de aterciopelada a áspera. Las escamas desempeñan varias funciones, como proteger el cuerpo contra el desgaste por la fricción, la desecación y otras agresiones físicas. Por otro lado, les brindan apoyo en el suelo para la locomoción. Las escamas presentan coloraciones asociadas que forman grecas y permiten al animal confundirse en la hojarasca, o el substrato, para no ser visto por sus presas y depredadores.

Cuando las serpientes crecen, necesitan mudar la capa más superficial de la piel, conocida comoexubia. Al aproximarse este momento, la piel se opaca y la escama que cubre el ojo se vuelve lechosa. Esto ocurre de cuatro a diez días antes de la muda. Entonces se vuelven menos activas y pierden el apetito. La muda oecdísisse inicia a nivel del hocico, que es frotado por la serpiente en troncos o piedras por los cuales se desliza hasta lograr que salga laexubiade una sola pieza; y al revés, como si fuera un guante. Al cabo de veinte minutos, la piel queda más brillante y coloreada. Pueden mudar tan pronto como nacen, y durante el primer año, cuando el crecimiento es más rápido, llegan a tener más de siete mudas. Después del letargo invernal, la piel es mudada rápidamente y el proceso disminuye conforme aumenta la edad. Cada vez que mudan, las serpientes conservan una reminiscencia de laexubiaen la de la cola; con ella, forma un cascabel o crótalo. Siempre el cascabel que queda en la punta es más flojo que el guante siguiente, lo que produce un sonido fuerte y reconocible, especialmente cuando el animal se siente amenazado. El número de segmentos del crótalo no es índice de la edad de la serpiente, debido a que se rompen con facilidad, además de que pueden formar varios segmentos en un solo año.

Aunque carecen de miembros, se desplazan a una velocidad considerable, ya sea por tracción de los músculos ventrales o con el serpenteo de todo el cuerpo. Aun así, no puede alcanzar a una persona en una carrera. Sin embargo, los movimientos por arco reflejo de su cuerpo, son sorprendentemente rápidos; esto es muy notable cuando lanzan mordidas, como acto defensivo, o para paralizar a su presa.Las serpientes no usan los orificios para oler. Su sentido del olfato funciona a través de la lengua bífida, que lleva las partículas sonoras del ambiente al órgano de Jacobson, que se localiza en el paladar, y las recoge como un estímulo que es enviado a la corteza cerebral. Este sentido les permite reconocer y rastrear presas que ha seleccionado, encontrado, o previamente atacado. Incluso pueden reconocer el olor de su pareja; en época de reproducción, también identifican a sus enemigos o competidores sexuales.

Para compensar los sentidos que no han desarrollado como otros vertebrados, las serpientes presentan estructuras especializadas y otras modificaciones aseguran su subsistencia en la naturaleza. Así, las fosetas termorreceptoras entre los orificios nasales y los ojos, les ayudan a detectar temperaturas entre 0.2ºC y 5ºC, con ellos localizan a sus presas incluso en la oscuridad.Otra especialización se refiere a la mandíbula y los dientes. Es sorprendente cómo las serpientes pueden engullir presas de gran tamaño. La explicación consiste en que tienen las mandíbulas unidas únicamente por músculos y piel elástica que permiten su distensión, pues carecen de una articulación firme. Por otra parte, han desarrollado colmillos para la inoculación de veneno, los cuales se pueden desplazar de atrás hacia adelante con un ángulo de 180º; además, cuentan con un conducto central, a manera de aguja hipodérmica, que les permite inyectar directamente el veneno a cualquier mamífero o ave de regular tamaño. Después de alimentarse, pueden pasar mucho tiempo sin comer, pues su metabolismo y actividad es mucho menor que el de otros animales. Al igual que todos los reptiles son organismos ectotérmicos, es decir, requieren del calor del sol para regular su actividad metabólica. Sin esta fuente de calor, su temperatura corporal es casi igual a la del medio, por ello se dice que son de sangre fría.  Aun cuando no presentan un dimorfismo sexual marcado, las parejas de sexos opuestos en el segundo y cuarto año de edad, se reconocen mediante sustancias de tipo hormonal que secretan en glándulas localizadas en la cloaca.

El comportamiento también influye para el reconocimiento de ambos sexos en cada especie. Al encontrarse, realizan un cortejo que culmina con el apareamiento, cuya duración puede prolongarse por más de un día. Después de un acto reproductivo, las hembras aseguran su descendencia para dos, tres y hasta cuatro años, debido a que pueden retener el esperma y utilizarlo en cada época reproductiva correspondiente. Tras una gestación de tres a seis meses, nacen entre dos y 35 crías vivas y totalmente desarrolladas, listas para enfrentar por sí mismas los peligros de su hábitat. Las crías recién nacidas ya tienen veneno, tanto o más potente que el de los adultos. El veneno es producido en dos glándulas que propiamente son una modificación de glándulas salivales, y se localizan en la parte posterior de la mandíbula superior. Por movimientos musculares, el veneno es expulsado de las glándulas y pasa a los colmillos.El veneno es una mezcla de sustancias polipetídicas y protéicas que conforman enzimas y toxinas específicas, cuyos efectos en el cuerpo de la víctima van desde la destrucción de las células sanguíneas y sus conductos, hasta el bloqueo de la neurotransmisión de los estímulos nerviosos vitales.

El veneno es extraído artificialmente para la elaboración de sueros, que por lo general son de origen equino. Al contrario de las creencias populares, las serpientes de cascabel son tímidas y prefieren alejarse antes que atacar. Pero cuando se sienten directamente agredidas, no titubean en lanzar una mordida para defenderse. Por ello, es recomendable ser cautelosos y evitar molestarlas.Si una persona es mordida por una serpiente, lo más indicado es mantener la calma y solicitar atención médica. Estos accidentes son muy aparatosos e incluso mortales, algunos de los síntomas que se presentan son: dolor local, edema, náuseas, mareos, inconsciencia y hormigueos; en algunas ocasiones puede llegarse incluso al estado de coma, paro respiratorio o cardíaco y, por último, la muerte. La acción del veneno depende de la especie y de las características de la serpiente como: tamaño, edad, cantidad de veneno que tenga en ese momento, mordida completa o incompleta y otros. Mientras que para la víctima, depende de su estado físico y salud, la zona en donde fue mordido, y el tiempo que transcurrió hasta ser atendido.Entre las serpientes de cascabel más peligrosas están las especiesCrotalus scutulatus, C. dorissus, C. bassiliscusyC. atrox. Sin embargo, son pocos los casos de muerte o accidentes registrados. Los ecosistemas que ocupan las cascabel en México, van desde desiertos hasta zonas de montaña con pinos y encinos. Como hábitos, destacan su preferencia por las temperaturas de 20 a 32ºC. Pueden vivir en altitudes de cero a dos mil m snm. Su actividad está restringida por la presencia de depredadores diversos, entre aves, mamíferos de regular tamaño y otros reptiles. La víbora de cascabel es muy cotizada por su piel, además de servir como alimento en diferentes regiones del país. Además, se les atribuye propiedades curativas para el cáncer, infecciones estomacales e incluso el sida. Sin embargo, ninguna ha sido demostrada científicamente.

Fuente: México desconocido No. 236 / octubre 1996

¿Quiénes somos? Contacto Políticas de uso Aviso de privacidad separador sitios Alto Nivel Cine PREMIERE Cómo Funciona Nupcias Magazine Soy Entrepreneur
ComScore
IASA Comunicación