PUBLICIDAD
Tapijulapa: Para los amantes de la naturaleza
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las iglesias del Ajusco (Distrito Federal)

Disfruta del gélido clima que impera en este lugar -al sur de la Ciudad de México-, durante el otoño y el invierno, y descubre magníficas construcciones del siglo XVII, cuando la iglesia jugaba un papel predominante en todas las actividades colectivas de los grupos indígenas.

Desde 1970, el Distrito Federal está dividido en 16 delegaciones políticas, de las cuales Tlalpan es la que abarca la mayor extensión territorial (310 km2). Del total de su superficie, un alto porcentaje corresponde a tierras de labranza, algo paradójico en la ciudad considerada como la más poblada del mundo.

La delegación de Tlalpan se localiza al sur del Valle de México y limita al suroeste, con el estado de México; al sur, con Morelos; al oeste, con la delegación Magdalena Contreras; al norte, con Coyoacán; al este, con Xochimilco, y al sureste, con Milpa Alta.

En tiempos precolombinos, Tlalpan fue ocupado por los tepanecas sometidos al señorío de Xochimilco y su área de asentamiento principal se ubicó en las márgenes del río San Buenaventura.

Por el año 1200 de nuestra era, el Ajusco fue poblado por grupos otomíes, cuando Azcapotzalco se enseñoreó de gran parte del Valle de México.

Durante el virreinato fue costumbre generalizada tratar de agrupar los asentamientos dispersos al congregarlos en un espacio más reducido y en torno a un templo católico. Esto para una mejor evangelización del indígena y tener un mayor control para disponer de su mano de obra. Por estas razones, en el sigloXVIse fundaron algunos pueblos en la zona de Tlalpan.

En esta ocasión, visitaremos dos poblaciones que se encuentran a los lados de la actual carretera federal a Cuernavaca y otras en el camino al Ajusco, el cual entronca con esa carretera, para conocer y admirar la arquitectura de las iglesias del Ajusco.

Cabe mencionar que fue una constante que la construcción arquitectónica durante la dominación española tuviera varias etapas. Se edificaba y se reconstruía, lección que los mexicanos independientes no aprendimos, pues acostumbramos derrumbar para levantar algo nuevo, en lugar de crear junto a lo ya existente.

San Pedro de Verona


En la población de San Pedro Mártir se encuentra el templo dedicado a San Pedro de Verona. Éste data de finales del sigloXVII y principios del XVIII. Tiene una portada sencilla sin recubrimientos o aplanados, por lo cual luce la combinación de cantera labrada y piedra común para los muros.

Arriba del arco de entrada, rodeado por un alfiz, se encuentra un nicho con la escultura en piedra del santo titular. El remate es mixtilíneo con una cruz en lo alto. A manera de arco botarel, está construida una escalera para dar acceso al coro.

La iglesia tiene una sola nave. En la bóveda del coro bajo hay una relieve con un águila austriaca y sobre el arco triunfal un medallón redondo con la imagen del arcángel San Miguel. En este espacio se aprecia una escultura en madera del siglo XVIII que representa al mártir San Pedro de Verona y, en el altar, un Cristo crucificado que también data de ese siglo.

En 1965, los pisos fueron sustituidos y se quitaron los aplanados, con lo cual, quedó la cantera al descubierto, pero se arrasó la pintura mural.

San Andrés Totoltepec


San Andrés Totoltepec, la fachada de su iglesia del sigloXVIII fue modificada con cemento, solución poco atinada porque contrasta con la cantera rosa. Originalmente de dos entre ejes, en 1968 se le agregaron tres y se consolidaron las bóvedas. Se cambiaron los pisos y se adoquinó el atrio.

El templo tiene una sola nave, coro y presbiterio, en donde se aloja un bello retablo del siglo XVIIIque afortunadamente se conserva en buen estado. Consta de un cuerpo y un remate, con las pinturas de Cristo recibiendo el bautismo y la Guadalupana con dos de sus apariciones. Al centro y arriba del sagrario hay un nicho con la imagen de San Andrés tallada en madera.

En el muro este de la nave se encuentra una pintura del siglo XVIII, de autor anónimo, con la imagen de San Isidro Labrador. En este mismo espacio hay una virgen tallada en madera, con el pelo natural y un Cristo elaborado con pasta de caña de maíz, obra de mérito y muy bella.

San Miguel Xicalco


Ya en el camino al Ajusco se localiza esta pequeña población que tiene una hermosa capilla del siglo XVII. Consta de una nave con dos entre ejes y el presbiterio, donde se pueden ver una escultura del arcángel San Miguel y un Cristo elaborado con pasta de caña de maíz.

En el centro de su sencilla portada hay un nicho con la escultura en piedra del Arcángel empuñando la espada, una balanza ya sus pies un demonio alado.

Santa Magdalena Petlacalco


Este pueblo, ubicado sobre una elevación, luce un bello templo que edificaron durante el primer tercio del siglo XVIII en un terreno muy accidentado. En 1966 se le agregó una torre que contrasta y distorsiona la fachada original, elaborada en cantera y decorada con pilastras salomónicas.

La iglesia tiene una sola nave de tres tramos y el presbiterio tiene un altar neoclásico con una escultura en madera del siglo XVIII, la cual representa a Santa María Magdalena. Las puertas de madera talladas indican el año de 1968.

San Miguel Ajusco


En este lugar, la primera capilla fue construida en el sigloXVI; no obstante, San Miguel Ajusco se distingue de las demás poblaciones por ser el escenario de una piadosa tradición, según la cual el mismísimo arcángel San Miguel se apareció en tres ocasiones.

La iglesia actual data del año 1707. En el siglo pasado se le añadió la capilla dedicada al Sagrado Corazón y durante 1959 se autorizó una ampliación de la nave. En el presbiterio está una talla en madera del siglo XVIII con la imagen de San Miguel. La portada está trabajada en cantera y debajo de un alto relieve de Santiago Apóstol puede leerse una inscripción en náhuatl.

Por otro lado, al sureste del poblado está la pirámide de Tequipa con la zona habitacional que la rodeaba, en el lugar conocido como Las Calaveras, al pie del cerro Mesontepec. El sitio se encuentra seriamente deteriorado por la acción humana y por los elementos naturales.

Algunos estudios señalan que posiblemente pertenece al Postclásico, con lo cual se infiere que a la llegada de los españoles aún funcionaba el centro ceremonial. Sin embargo, no se ha precisado si antes o después de los hispanos el sitio de Las Calaveras fue abandonado y la gente se estableció en el lugar ocupado por el actual pueblo de San Miguel Ajusco.

Santo Tomás Ajusco


La hermosa iglesia de este pueblo es de una sola nave, y tiene en el altar una escultura de Santo Tomás tallada en madera. Posee tres portadas elaboradas en cantera y del mismo material es el arco triunfal que está adornado con motivos vegetales rematados por granadas. En los muros se encuentran incrustados tres bajorrelieves.

En este templo podemos ver un Cristo labrado en marfil, así como una escultura que data del sigloXVIIIde Santiago Apóstol a caballo.

En el atrio llama la atención una piedra cúbica labrada que proviene del sitio de Tequipa.

Compartir

ComScore
IASA Comunicación