Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia

Carlota: la emperatriz de México

La emperatriz Carlota fue sin duda una víctima de su tiempo quizá simplemente porque estuvo en el bando equivocado. Fue una mujer inteligente, culta, liberal y humanista que quedó atrapada entre la traición y las trágicas circunstancias de su vida.

12-07-2018, 10:35:38 AM

¿Quién fue Carlota de Habsburgo?

Carlota fue la última Emperatriz de México, y también Princesa de Bélgica, Archiduquesa de Austria, Princesa de Lorena y Hungría, Condesa de Habsburgo, y Virreina Consorte de Lombardo-Véneto.

Desde muy pequeña fue educada para gobernar, tenía conocimientos en política, geografía, música y artes. Del mismo modo dominaba el francés, el alemán, el inglés, el italiano y el español.

Carlota de Habsburgo

La emperatriz llegó a México

Carlota, cuyo nombre en francés era Charlotte, llegó al puerto de Veracruz con Maximiliano de Habsburgo en la fragata Novara el 28 de mayo de 1864, y ambos fueron coronados en la Catedral de la Ciudad de México en abril de ese mismo año, para encabezar lo que ya era entonces el Segundo Imperio Mexicano (1863-1867). Carlota Amalia de México y Maximiliano escogieron el Castillo de Chapultepec como su residencia oficial.

La primera mujer gobernante de México

La Emperatriz Carlota, durante las innumerables ausencias de Maximiliano, en varias ocasiones asumió y encabezó la regencia del Imperio. Por sus ideas liberales y posturas radicales se le conoció como “La Roja”.

La primera mujer al mando de México

Ella promulgo la abolición de los castigos corporales y estableció justas limitaciones a las terribles jornadas de trabajo de la época. Impulsó de manera decidida empresas como los ferrocarriles y los transportes de vapor; sobre todo, empresas de beneficencia para los más necesitados. En ese entonces también mandó remodelar integralmente el Zócalo de la capital, y fundó un conservatorio de música y una academia de pintura, entre otros espacios culturales.

Los emperadores tuvieron discrepancias con los conservadores

Carlota y Maximiliano nunca lograron la aceptación de sus políticas liberales por parte de los conservadores que fueron finalmente quienes habían realizado todas las gestiones para su llegada a México.

Perdieron el poder por traición

Francia abandonó a Carlota y Maximiliano

En 1866, Francia, bajo la presión de Prusia y sobre todo de Estados Unidos, abandonó políticamente a los emperadores mexicanos. Retiraron a gran parte de sus ejércitos de territorio nacional, y Benito Juárez y sus huestes empezaron entonces a ganar terreno para recuperar el país.  Ese año Carlota atravesó el Océano Atlántico para pedir ayuda a los europeos y salvar el trono.

A los 26 años, Carlota llegó a París y Napoleón III le negó la ayuda, y lo mismo ocurrió en Viena y después en Roma con el Papa Pío IX, quien le dio largas y no se concretó nada.

Empiezan los síntomas de desequilibrio mental

Es en esta estancia en Roma, cuando Carlota se convierte en la primera y única mujer en la historia que duerme en la Santa Sede, y todo tiene que ver con sus primeros y evidentes síntomas de desequilibrio mental. Llegó al punto de sentir que la querían envenenar, por lo que solo tomaba agua de las fuentes públicas de Roma y del Vaticano. Viendo la situación, el Papa decidió darle albergue temporal.

Criada para gobernar: Carlota

El fusilamiento de Maximiliano

Si las negativas del apoyo europeo parecen ser el detonante de la locura de Carlota, al enterarse del fusilamiento de Maximiliano el 19 de junio de 1867 en el Cerro de las Campanas, Querétaro, la sacó de sus cabales. Su situación mental se agravó definitivamente; de hecho, ese año la declararon médicamente demente.

Aislamiento y reclusión de Carlota viuda

Carlota pasó el resto de su vida recluida y aislada hasta su muerte en 1927: primero en el Castillo de Miramar, después en el Castillo de Tervuren y finalmente en Bélgica, en el Castillo de Bouchout.

Una pareja que vino a gobernar

La hipótesis sobre la locura de Carlota

Aunque la historia nos habla de que la locura de Carlota sobrevino por las negativas europeas por darle apoyo, y se agravó a la muerte de su esposo, hay otra teoría que no tiene nada que ver con lo anterior.

Y es que se conoce que Carlota, quien nunca pudo tener hijos, le pidió ayuda a una yerbera para concebir, y esta le dio hongos conocidos como teyhuinti, también llamados “la carne de Dios”, y este hongo debe emplearse en soluciones muy diluidas porque se trata de un tónico que en concentraciones altas produce un estado de locura permanente.

Los emperadores de México

Se dice, que Carlota ese día trató de ocultar su identidad con un velo; sin embargo, la yerbera que evidentemente era partidaria de Benito Juárez la reconoció.

Quizá te interese leer la Biografía de Porfirio Díaz, ¿quién fue y dónde nació?

Te lo contamos en video

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
Disfruta del Festival Internacional de Trova en Yucatán

No te pierdas este evento en donde podrás disfrutar de músicos como Alejandro Filio, Silvana Estrada, Fernando Delgadillo y Jorge Drexler.

Nopales revolcados con Xamues
México
Xamues: una delicia prehispánica del Valle del Mezquital

Los xamues son pequeños insectos que se encuentran en las ramas del mezquital y que son degustados desde la época prehispánica.

México
5 cascadas de Veracruz que no te puedes perder

Las cascadas de Veracruz sin duda son espectaculares . Aquí te contamos cuales son sus caídas de agua más bonitas.

Francisco I. Madero en la Revoluciòn Mexicana
México
La Decena Trágica: los últimos días de Francisco I. Madero

La Decena Trágica fue un periodo que duró diez días que comenzó con el levantamiento armado en contra de Madero y que culminó con el derrocamiento del mismo.