Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

El Castillo de Chapultepec y el Museo Nacional de Historia

Ubicado en lo alto del famoso “Cerro del Chapulín”, al poniente de la Ciudad de México, este bello inmueble ha sido escenario de múltiples eventos históricos. Por ello, desde 1944, es la sede del MNH.

Foto: México desconocido
México Desconocido

México Desconocido

Inmerso en el corazón del Bosque de Chapultepec se encuentra el Museo Nacional de Historia, alojado en el famoso Castillo de Chapultepec, el cual, desde lo alto del cerro del mismo nombre, es el que engalana a este "pulmón urbano" y a la Ciudad de México.

El inmueble del Castillo fue levantado sobre un espacio que en tiempos antiguos sirviera como lugar de descanso para los gobernantes mexicas y no fue, sino hasta finales del siglo XVIII, en tiempos del virrey conde de Gálvez, cuando el “Cerro del Chapulín” fue testigo de cómo se levantó sobre su cúspide, la primera construcción de lo que actualmente es el Castillo, construyéndose entre 1785 y 1787, una residencia para el recreo virreinal, ricamente ornamentada con algunos de los torreones y almenas que desde ese entonces, le dieron el aspecto militar que le identifica.

Sin duda, uno de las pasajes más emotivos que se vivieron en este edificio sucedió en 1847 cuando este lugar, transformado en sede del Colegio Militar, fue mudo escenario de la batalla en que murieron los famosos “niños héroes” a manos de los soldados norteamericanos que arremetieron contra sus instalaciones.

Para la segunda mitad del siglo XIX, el inmueble se transformó en la residencia oficial de Maximiliano y Carlota, durante el infeliz intento de establecer en territorio nacional, un imperio a la usanza europea y cabe señalar, que mucho del mobiliario y la decoración de esta época y del Porfiriato, de estilo francés, es el que actualmente se exhibe en el Castillo.

Finalmente, fue en 1939 cuando el presidente de la república Lázaro Cárdenas decretó la transformación del Castillo, de residencia oficial a sede del Museo Nacional de Historia, inaugurado como tal, el 27 de septiembre de 1944. Desde ese entonces y hasta la fecha, el Castillo alberga las colecciones de Historia patria destacando de entre muchas piezas: armas, uniformes, muebles, banderas, carruajes, cuadros y numerosos objetos que en su conjunto, constituyen una verdadera visión de nuestra glorioso pasado histórico.

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos