Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Cultura y artesanías

Conmemoración de los fieles difuntos en Mineral de Pozos, Guanajuato

En el otrora pueblo fantasma Mineral de Pozos, aún se mantienen las tradiciones para conmemorar a los fieles difuntos. ¿Quieres saber cómo se viven? ¡Descúbrelo!

“Como una pintura nos iremos borrando. Como una flor, nos iremos secando aquí sobre la tierra… aunque fuérais de jade, aunque fuérais de oro también allá iréis, al lugar de los [descarnados… Tendremos que [desaparecer nadie habrá de quedar.”

Nezahualcóyotl 

México es un país rico en tradiciones que nos hacen recordar nuestros orígenes indígenas y el mes de noviembre inicia con una de las más arraigadas: la del Día de Muertos. Esta festividad se celebra a todo lo largo y ancho del territorio mexicano, en mayor o menor grado según la región geográfica en donde nos encontremos. Quizá las más conocidas por su folclor y colorido sean las que se llevan a cabo en Mixquic, Estado de México, y en la región lacustre de Pátzcuaro, Michoacán. 

Pero si bien éstas son las más conocidas y populares, no son las únicas. Un buen ejemplo lo constituye la pequeña y antigua población de Pozos, Guanajuato, localizada a escasos 10 km hacia el sureste de la ciudad de San Luis de la Paz. Este sitio llegó a adquirir gran fama hacia finales del siglo pasado por su riqueza minera pero, al igual que muchos otros minerales, poco a poco fue abandonada hasta que quedaron sólo unos cuantos habitantes. Debido a esto, toda el área de las minas y de las haciendas de beneficio quedó casi despoblada y así permanece hasta nuestros días. Es en este pequeño y olvidado pueblo donde se realiza una singular conmemoración de aquellos fieles difuntos a quienes todavía les queda algún deudo que los llore.   

LA FESTIVIDAD EN POZOS   

En Pozos la festividad del Día de Muertos da inicio alrededor de las 18:30 horas del día primero de noviembre, en las ruinas de la ex hacienda Cinco Señores, localizada a unos 2 km del centro de la población, con un concierto de música sonada en instrumentos reconstruidos al estilo prehispánico, ambientado por la luz de la luna y de enormes fogatas que ofrecen un contexto especial a la presentación musical.

Al finalizar ésta, comienzan a surgir esqueletos y demonios que habrán de participar en una original danza-teatro realizada por jóvenes de la comunidad y musicalizada por los acordes de la cantata Carmina Burana, junto con los añejos muros de la construcción, proporcionan un verdadero toque sobrenatural a la bien ejecutada danza. Una vez finalizada la presentación en Cinco Señores todos se dirigen hacia el centro de la comunidad en donde los pequeñines, ataviados con sus sencillos disfraces, rondan las callejuelas pidiendo su “calaverita” y, sobre un tablado colocado justo frente a la parroquia del Señor de los Trabajos (santo patrono de la población), se efectúan algunos otros eventos, como la premiación al mejor disfraz y la lectura de algunas “calaveras” dentro de un espectáculo denominado “Calavereando”. 

Al otro día, 2 de noviembre, muy temprano en la mañana, podemos regresar a la ex hacienda cinco Señores para observar las “instalaciones” (o performance) que días antes se hicieron en el casco de la hacienda (un rosario y un ataúd de grandes dimensiones), tomar algunas fotografías de las ruinas mineras y volver al pueblo para “echarnos” unas ricas gorditas con el fin de agarrar fuerzas para el siguiente evento.  Ya con el estómago lleno, estamos listos para presenciar la peregrinación que, en punto de las 11:00 horas, parte de la parroquia hacia el cementerio. Dicha peregrinación va encabezada por una comitiva que lleva una gran cruz de madera, dos bastones tejidos con flores y palma, un cuenco con incienso (o copal) y un caracol; de cuando en cuando, éste emite sus típicas notas para “avisar” a los difuntos que ya los pobladores van en camino. 

Tras esta comitiva va el grueso de la gente con sus baldes llenos de cempasúchitl, gladiolas, palmas y todo tipo de flores que sirven para decorar, al menos una vez al año, la tumba del ser querido que, desafortunadamente, se nos adelantó en el viaje al mundo de los muertos. Así, entre el ulular del caracol y las oraciones que la gente entona, se recorren rápidamente los 1,000 o 1,500 metros que separan al camposanto de la población.  Al llegar al cementerio, el grupo que encabeza la procesión se dirige hacia la cripta más antigua y, frente a ella, deposita la ofrenda (la luz y los bastones) mientras que el resto de la gente acude a buscar la tumba de su ser querido con el propósito de darle una “manita de gato” y dejarla presentable para colocarle su modesta ofrenda y estar con él, en compañía de toda su familia, por lo menos unas cuantas horas.   

A la entrada del panteón, al igual que en la mayoría de los cementerios de México, ese día abundan los vendedores ocasionales que ofrecen a los deudos desde las típicas flores de cempasúchitl hasta comida y los más diversos artículos que podamos imaginar.  Por la noche, la festividad se cierra con otro concierto de música prehispánica, sólo que en esta ocasión se lleva a cabo frente a la parroquia.  Así pues, la conmemoración de los Fieles Difuntos puede convertirse en un interesante motivo para viajar a conocer el antiguo Mineral de Pozos, Guanajuato, el cual, sin lugar a dudas, nos reserva un cúmulo de agradables e inquietantes sorpresas.    

CÓMO LLEGAR

Se avanza por la autopista núm. 57 Querétaro-San Luis Potosí y como a unos 90 km de la ciudad de Querétaro se toma la desviación al oriente, hacia San Luis de la Paz, al que se llega tras 9 km y de allí se sigue al sureste hacia Mineral de Pozos. Otra forma de llegar es tomando la misma autopista núm. 57, se sigue el camino hacia Doctor Mora (a unos 63 km de Querétaro) y se desvía hacia esta población para, tras 7 km de recorrido, tomar otra hacia el norte que, después de unos 15 km nos llevará hasta nuestro destino: Pozos, Guanajuato.

Hay transporte urbano hacia San Luis de la Paz, teléfono, venta de artesanías (incluidos instrumentos musicales) y tiendas de abarrotes.  La mayoría de los servicios turísticos los podemos encontrar en la ciudad de San Luis de la Paz (a 10 km) o en la ciudad de San Miguel de Allende, a 45-50 kilómetros.

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
Experiencias únicas para el 2018
Regalos originales de Navidad para viajeros.
México
Ideas de regalos originales de Navidad para viajeros ¡Desde 85 pesos!

En estas fechas siempre es difícil encontrar regalos originales de Navidad para el intercambio o para obsequiar. Te dejamos algunas ideas que te encantarán.

México
Letanía para pedir posada, checa la letra completa

Te presentamos la letra completa de la letanía para pedir posada. Disfruta cantándola en estas fechas de posadas navideñas.

Ciudad de México
Esta familia fabrica las piñatas más bonitas de la CDMX

La familia Estrella es la encargada de fabricar las piñatas más bonitas y originales de la CDMX.