PAG-000-MD-505
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Descubre Destinos Naturaleza

El cráter Rincón de Parangueo y su conexión con la constelación Osa Mayor

En Guanajuato existen siete cráteres de volcanes inactivos inexplicablemente alineados con la constelación de la Osa Mayor, ¿ya los conoces?

02-04-2019, 12:32:03 PM
El cráter Rincón de Parangueo y su conexión con la constelación Osa Mayor
mm

Viajero que además de experiencias por la vida anda tras el click.

Una región apartada de Guanajuato reúne siete cráteres de volcanes inactivos de borde bajo y centro plano que inexplicablemente están alineados igual que la constelación de la Osa Mayor. Al cráter que le corresponde la primera estrella, los habitantes le dieron el nombre de Hoya Rincón de Parangueo.

Se llega a su interior introduciéndose a un túnel de 500 metros de longitud, el cual hay que recorrer algunos tramos en cuclillas y solo ayudados por la iluminación que brindan unos niños guías. Al llegar al final del corredor un blanco destellante obliga a cerrar los ojos, ya que se siente como si se observara una planicie nevada.

El cráter es un desierto salitroso de 1.5 kilómetros de diámetro: a los costados tiene vegetación de un bosque tropical. Siempre hace calor al interior porque con los años se generó un microclima que ha llegado a alcanzar los 22 grados centígrados.

A las orillas existen sedimentos salitrosos que a ratos parecen fragmentos de hielo que forman unos accidentados laberintos, y al centro, un extraño lago rojizo agrega un toque más enigmático al sitio, es como estar en otro planeta.

Casi no hay ningún poblador que no asegure haber visto un OVNI descendiendo a este o a los otros seis cráteres, a los que en conjunto se los conoce como el Valle de las Siete Luminarias del municipio de Valle de Santiago, ubicado a 90 kilómetros al sur de la ciudad de Guanajuato.

Antes de que tuviera ese nombre los pobladores le llamaban Camémbaro, que en purépecha significa lugar de ajenjo y estafiate, plantas salvajes que aún surgen de manera silvestre en la región. Fueron los primeros españoles que llegaron los que le pusieron Valle de Santiago.

También fueron ibéricos los que construyeron el túnel que lleva hasta el cráter de Hoya Rincón de Parangueo, se dice que la obra inició en 1910 con varios hombres que lo abrieron solo a golpes de marro y cincel. La intención era obtener el agua que la oquedad había acumulado por siglos, así que unos trabajadores empezaron a cavar desde el interior y otros desde el exterior hasta encontrarse; el proceso tardó cinco años.

La leyenda que cuentan los pobladores es que uno de los cavadores murió baleado justo en medio del túnel y que su cadáver sigue ahí. Lo que ninguno de ellos sabe explicar es la coincidente posición estelar de los cráteres. Aunque de acuerdo con las predicciones astronómicas cada mil 40 años la Osa Mayor se sitúa en la vertical de los siete volcanes.

Te puede interesar:

Lugares asombrosos de México que aparecen en los videos de Zoé

La historia de amor que dio fama a Puerto Vallarta

Ciudad de Guanajuato