Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia

El chupacabras, un caso de histeria colectiva en México

¿Te acuerdas de la historia del chupacabras? Hacemos un viaje por el tiempo y recordamos este pasaje de la historia de México.

14-08-2019, 10:00:53 AM
El chupacabras, un caso de histeria colectiva en México
mm

Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.

Quizá la historia del chupacabras es un claro ejemplo del poder de la sugestión colectiva. Como muchas otras leyendas, la del chupacabras se volvió el tema central de las charlas durante la década de los 90’s, e incluso produjo movilizaciones.

De acuerdo al psicólogo Carl Jung, al juntarse una multitud de individuos se pierde gran parte de la consciencia. En la masa los individuos son capaces de realizar actividades inmorales o irracionales, ya que hay una participación psicológica. Una vez entrado en trance, los individuos pierden en gran medida su facultad racional. Esto se debe a que la consciencia colectiva es más semejante a la de un animal.

La primera vez que se escuchó hablar del chuapabras fue en la isla de Puerto Rico en 1995, cuando Madeley Tolentino declaró haber sido su víctima. De acuerdo con su testimonio, el chupacabras es parecido a un extraterrestre, de baja estatura y con picos en la espalda.

Con el paso de los días la población los testimonios de los puertorriqueños fueron aumentando, haciendo responsable a la bestia de la muerte de ganado.

Poco a poco el chupacabras fue migrando por los distintos países de América Latina, donde los medios comenzaron a mostrar numerosas imágenes de animales desangrados con mordidas de colmillos.

En México el chupacabras comenzó a hacerse popular en 1996, cuando las televisoras principales comenzaron a difundir el rumor durante las transmisiones del noticiero.

El chupacabras, un espectáculo orquestado

Poco a poco la versión mexicana del asesino de ovejas comenzó a nutrirse de dramatismo y los testimonios de víctimas humanas comenzaron a hacerse presentes. Por su parte, la población rural comenzó a organizar guardias para cazar a la bestia sin éxito.

La histeria llegó a tal grado, que las policías locales empezaron a organizarse para proteger a la población, mientras tanto las televisoras aumentaron el tiempo destinado al tema en sus transmisiones.

Finalmente, el fenómeno mediático empezó a ser objeto de críticas desde distintas voces. El resiente asesinato del candidato Colosio, las devaluaciones y el autoritarismo del régimen priista, parecían la excusa perfecta para el montaje de un drama distractor.

Entonces, el chupacabras comenzó a ser utilizado como una metáfora que refería al presidente Carlos Salinas de Gortari y los problemas de corrupción de la clase política.

De acuerdo a Noam Chomsky, la distracción es una de las estrategias de manipulación política y social. Dicho fenómeno se ha sido estudiado por distintos comunicólogos, psicólogos sociales y sociólogos. Tiene por objetivo alejar la atención de las personas de los problemas realmente importantes, generando problemas que exciten emocionalmente.

¿Y tú qué opinas de esto?

Te recomendamos: