Buscador
Ver revista digital
Gastronomía

El taco placero, ¿una delicia que nació en la Plaza de Toros?

Taco_placero
© Depositphotos

En el Estado de México, Tlaxcala, Puebla o CDMX, ¿sabes en dónde nació el taco placero? Te contamos la historia de esta delicia.

Nadie ama tanto los tacos como los mexicanos, quizá por esa misma razón es que tenemos tantas variedades: de canasta, al pastor, dorados, de cabeza… Entre este universo de sabor se halla el taco placero. Sus orígenes son inciertos y sus formas de prepararlo varían de región en región.

Algunas de las hipótesis sobre cómo adquirieron su nombre dependen del estado donde se preparen. Se dice que en la Ciudad de México se les comenzó a llamar así desde 1946, por los tacos de chicharrón y carne que se vendían en la Plaza de Toros los días de corridas.

La Monumental Plaza de Toros México se ubica en el colonia Ciudad de los Deportes, junto al Estadio Azul. Su construcción fue iniciativa de un yucateco de origen libanés, Neguin Simón. En la actualidad, tiene capacidad para 42,000 personas y en ella también se realizan algunos conciertos, además de las corridas de toros.

Tras terminar el evento taurino, los visitantes salían del recinto y afuera de la plaza se encontraban personas vendiendo tacos de chicharrón y carne de res, costumbre que continúa hoy en día y a la que se han sumado todo tipo de tacos: de guisado, suadero, bistec con nopales y papas, campechanos…

Depositphotos En Puebla se acostumbra ponerle cecina al taco placero.

Otras versiones

Sin embargo, el taco placero también se prepara en otros estados del país, en cada uno con ingredientes diferentes. Otra de las teorías es que nacieron en los mercados. Se dice que fueron los cargadores, que ayudaban a sus clientes con bolsas y bultos, quienes a mitad de su jornada se preparaba estos tacos como un refrigerio por la simplicidad de su elaboración.

De lo que no cabe duda, es que el taco placero nació en las plazas públicas y mercados para el deleite de mercaderes y marchantes. Gracias a su practicidad, bajo coste y delicioso sabor se popularizó rápidamente. Además de ser un alimento fácil de preparar, el taco placero es muy nutritivo.

TONO BALAGUER Se ponen varios ingredientes en la mesa y cada quien elige qué echarle a su taco.

Ingredientes del taco placero

Aunque su elaboración es muy sencilla, sus ingredientes pueden variar según la región donde los sirvan. Básicamente, el taco placero se hace con una o dos tortillas de maíz, chicharrón de cerdo, queso panela, aguacate y nopales y se acompaña con salsa picante. En Puebla, en lugar de chicharrón le ponen cecina, un tipo de carne de res que se seca o cura con sal, y pápalo.

En Tlaxcala los conocen también como tacos de plaza. Además del chicharrón y el queso, les pueden poner requesón, barbacoa o acociles y acompañarlos con pipicha, cilantro y chiles al gusto. En el Estado de México es común encontrarlos con una ensalada de ­nopales picados que lleva jitomate picado, cebolla y cilantro.

Como toda la comida, la mejor versión es la que más te guste. Puedes acompañarlos con salsa de molcajete, limón, rábanos, frijoles cocidos o arroz. Lo que se acostumbre es poner en la mesa diferentes ingredientes y cada quien le pone a su taco placero lo que prefiera. ¡Cuéntanos cómo te los preparas!

gastronomia mexicanataco placerotacos
autor Editora social media de México desconocido. Ama las letras y los viajes.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios