Buscador
Ver revista digital
Naturaleza

¿Es posible una convivencia sana entre humanos y serpientes?

serpiente
© Jesus Antonio Moo Yam

México es el país con más especies de serpientes venenosas en el mundo. ¡Alentemos su respeto y cuidado!

Desde tiempos ancestrales la interacción entre humanos y serpientes ha despertado para el primero un mar de sensaciones que van desde el miedo hasta la admiración.

Culturalmente, como especie las hemos venerado y repudiado, al punto de incluso utilizarlas como icono de maldad o impureza.

Lee: La cabeza de serpiente oculta que vive entre los capitalinos

Juan Manuel Gonzales Villa

Encontramos asedio hacia ellas desde la Biblia donde se refieren a ellas de la siguiente manera:

“Por haber hecho esto, maldita seas entre todos los animales domésticos y entre todos los animales del campo. Te arrastrarás sobre tu vientre, y comerás polvo todos los días de tu vida. Pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu linaje y el suyo. Él te aplastará la cabeza y tú le acecharás el talón.”

Incluso está la descripción del gran naturalista sueco Carlos Lineo:

“Cuerpo frío, color pálido, esqueleto cartilaginoso, piel sucia, aspecto feo, ojo calculador, olor ofensivo, voz ronca y veneno temible”.

Sin embargo, este grupo de animales aporta beneficios a nuestros intereses ecológicos, culturales, científicos y hasta económicos.

¿Es posible una convivencia sana entre humanos y serpientes?

Posiblemente las serpientes son el grupo de animales más incomprendidos alrededor del mundo, y es que ¿quién no conoce al menos una persona que tenga fobia a estos reptiles?

La mayoría de las veces esta sensación de peligro viene alimentada por amarillismo y morbo expuesto en películas donde las serpientes son los villanos y suelen ser representadas como monstruos que buscan morder personas y causar desgracias.

Sin embargo, nada puede estar más alejado de la realidad, pues las serpientes siempre tratarán de evitar el encuentro con las personas, y si éste llega a suceder, su primera reacción será tratar de escapar rápidamente.

Los encuentros pueden complicarse por distintos factores, por lo cual, te compartimos los principios básicos que podemos seguir para evitar una interacción negativa en caso de que alguna vez tengamos un encuentro con una serpiente:

Juan Manuel Gonzales Villa Extracción de veneno de una serpiente, con fines médicos.

1.- No tratar de agredir ni tocar directamente con las manos al ejemplar

En la gran mayoría de los casos donde ocurrió una mordida hubo una agresión previa de la persona a la serpiente o un intento de captura.

Desde este punto la serpiente nos percibe como un depredador potencial o un agresor, para lo cual ella hará lo que todos los demás haríamos si somos agredidos: ¡hacer todo lo posible por salvar la vida!

Estos animales pueden optar por diferentes estrategias al ser acosadas por una persona, como son:

  • Tratar de escapar, siempre será el primer recurso de cualquier serpiente al enfrentarse a una persona.
  • Almizcle: si son capturadas, pueden excretar una sustancia de olor fétido para confundir al depredador y oler mal para que el captor no quiera comerlas.
  • Morder: En este punto es donde ocurren los accidentes. Es la última opción para la serpiente, cuando falló evitar a toda costa el contacto. Sin embargo, al tratarse de serpientes venenosas ellas lanzan mordidas secas o de advertencia, pues en realidad estos animales quieren evitar a toda costa herirnos.

Recuerden “El mejor manejo es el que no se hace”

Jesus Antonio Moo Yam Nauyaca

2.- Admirarla a una distancia prudente

Una serpiente siempre será un espectáculo natural por sí sola, muchas veces sólo necesitamos darnos la oportunidad de observarla un momento para darnos cuenta de que no se trata de una criatura salida del mismísimo infierno, si no de un ser vivo más en el planeta que sólo busca sobrevivir y realizar sus actividades sin molestar ni ser molestada.

3.- Alejarnos de su camino

Ten en cuenta que en la naturaleza nosotros somos los visitantes, ya que estos animales se encuentran en su medio natural.

El encuentro con personas es algo que definitivamente no tienen en su lista de tareas diarias, así que lo más inteligente que podemos hacer es simplemente retirarnos del lugar para evitar molestar a la serpiente y no interferir en su comportamiento natural.

Encuentros con una serpiente en nuestro hogar

Si bien puede ocurrir que en algún momento una serpiente aparezca en nuestra casa, esto no quiere decir que debemos agredirla.

Sigamos los principios básicos de no agredirla y no tocarla directamente. Lo ideal es buscar ayuda profesional con alguna persona capacitada para hacer un manejo seguro y responsable con el ejemplar.

Un experto podrá reubicar a la serpiente lejos de tu casa y familia. Si no conoces o encuentras quien pueda ayudarte, la mejor manera de solucionar el problema es tomar una cubeta y con una escoba empujar suavemente al ejemplar dentro de la cubeta.

Una vez dentro, tapar la cubeta y luego llevar el ejemplar al monte a una zona lejos de las personas, sin agresiones ni contacto directo para que todo salga bien.

Aportaciones y servicios ecosistémicos

La existencia de las serpientes trae muchos beneficios, ya que por su naturaleza depredadora son animales que mantienen a raya las poblaciones de algunas especies que sin esta regulación podrían convertirse en plaga:

  • roedores
  • aves
  • algunos lagartos

Incluso son un gran aliado para la agricultura, ya que mantienen los huertos limpios y libres de esos vecinos tan molestos para los agricultores.

Además, mantienen el equilibrio ecológico en un ecosistema sano y contribuyen al flujo de energía, no sólo siendo depredadores, si no también siendo presas de animales como aves de presa, felinos o algunos mustélidos (tipo comadrejas).

No olvidemos que el veneno de las serpientes venenosas ha sido fuente de grandes descubrimientos para combatir enfermedades, de esta manera han sido utilizadas para realizar contribuciones a la medicina y la ciencia.

Y no olvidemos que son parte irremplazable de la riqueza natural de nuestro país y el mundo.

México es el país con más especies de serpientes venenosas en el mundo, una pequeña muestra de lo importante que es este grupo al hablar de territorio mexicano.

La convivencia entre humanos y serpientes es posible, siempre y cuando el respeto a la vida del ejemplar sea la prioridad, ni monstruos ni asesinos, sólo se trata de un organismo más en busca de sobrevivir.

¿Quieres ser un emprendedor o emprendedora?
Conoce Emprendedor.com el mejor contenido de Ideas de Negocio, Startups, Franquicias, e Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

autor Juan Manuel González Villa y Jesús Antonio Moo Yam
Comentarios