Buscador
Ver revista digital
Conoce México

Espacio Escultórico de la UNAM, la alberca de lava en Ciudad Universitaria

Ciudad de México
espacio escultórico
© Fundación UNAM

El Espacio Escultórico es uno de los símbolos de la identidad universitaria. Conoce esta magna obra al sur de la Ciudad de México.

La Universidad Nacional Autónoma de México es una de las instituciones culturales más importantes de México. Sus instalaciones y labores abarcan una gran cantidad de disciplinas y resguardan importantes obras de arte y expresiones creativas. Sin duda, uno de los lugares culturales más representativos de la Máxima Casa de Estudios es el Espacio Escultórico, obra ubicada en el campus Ciudad Universitaria al sur de la Ciudad de México.

¿Quieres escaparte a la Ciudad de México? Descubre y planea aquí una experiencia inolvidable.

Esta obra de arte público es una de las más imponentes e importantes de América Latina, se encuentra en la sección del Centro Cultural Universitario y consiste en una escultura circular de 120 metros de diámetro formado por 34 prismas triangulares seriados. A su vez, los prismas se ubican sobre una base anular de piedra que tiene un mar de lava sin vegetación en su interior.

El Espacio Escultórico fue un diseño a cargo de los artistas Federico Silva, Helen Escobedo, Hersúa, Manuel Felguérez, Mathias Goeritz y Sebastián. De acuerdo con Felguérez, la obra tiene el objetivo de permitir la contemplación de la belleza desde el interior como del exterior para cambiar el concepto tradicional de cultura por el de Espacio Escultórico.

El Espacio Escultórico, símbolo de la identidad universitaria

Asimismo, sus creadores declararon que el Espacio Escultórico “busca hacer del arte un gran acontecimiento para todos y para siempre, superando, al menos en esta experiencia, el voluntarismo individualista autosuficiente y caduco”.

El estilo del Espacio Escultórico está clasificado como minimal art, por los prismas que lo conforman, y land art, ya que tiene una génesis ecológica y representa la cosmovisión prehispánica.

Esta magna obra comenzó su construcción entre 1976 y 1981, cuando Guillermo Soberón fungía como rector de la UNAM. Está entre Insurgentes y Periférico en la Reserva Ecológica de San Ángel. El Espacio Escultórico se financió con recursos de la universidad.

“Este reloj solar, mandala telúrico; este centro ceremonial prehispánico del siglo XX, espectáculo para espectáculos, susceptible de múltiples lecturas y funciones, nace bajo el signo de la unidad de los opuestos, del amor a un cambio que precisamente por serlo se nutre con las mejores tradiciones, tan diversas entre sí, del arte industrial o tecnológico, del muralismo mexicano en su dimensión pública, de los valores formales y comunitarios que ostentan los conjuntos precolombinos hoy desacralizados”

Declaró Joaquín Sánchez MacGregor durante la inauguración el 23 de abril de 1979.

¿Quieres ser un emprendedor o emprendedora?
Conoce Emprendedor.com el mejor contenido de Ideas de Negocio, Startups, Franquicias, e Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

autor Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.
Comentarios