Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Descubre Destinos Naturaleza

Explorando las profundidades de Huizmaloc

Un equipo de expertos se lanzó a la conquista de un “nuevo” destino ideal para la práctica de la espeleología. ¡Conoce los pormenores de esta aventura, a más de 40 m bajo la tierra, en Puebla!

17-05-2012, 1:08:21 PM

Al llegar a la comunidad de Huizmaloc, Puebla, buscamos quien nos ayudara a conseguir trece mulas para subir todo el pesado equipo que traíamos. Tardamos tres horas en subir los 900 metros de desnivel.

Al fin arriba, montamos el campamento base y organizamos los equipos de exploración, unos para prospección y otros para adentrarnos en Oztotl Altepetlacac, a la que ya en otra ocasión habíamos bajado hasta 40 metros.

Los pioneros

Olga, Pablo y Alan fueron a la cueva a instalar la cuerda hasta el nivel ya explorado y, a través de unos péndulos, llegaron a una ventana que los llevó más abajo y a un pequeño corredor que tomaron hasta caer en un pozo de unos 20 metros con una cabecera muy estrecha, que ya no bajaron por falta de cuerda, mosquetones y tiempo.

En la siguiente bajada, otro grupo hizo otra parte del mapa, Guillaume instaló la cuerda para poder bajar los 20 m de un pozo que por enfrente se alcanzaba a ver una gran sala, continuó bajando, y a la mitad se dio cuenta que había un gran colapso de rocas sostenidas como por arte de magia. Terminó de bajar y vio que estaba parado en otro igual, no encontró otro camino y regresó a donde estaban sus compañeros. Decidieron dejarlo hasta ahí y regresar a la superficie.

Rampas y pozos

Para la siguiente punta de exploración, bajamos Alan, Chibebo y yo. Para llegar a la gran sala, hicimos un péndulo con el fin de acercarnos al otro lado de la pared, después una pequeña escalada y ya estábamos del otro lado. Se abrió ante nosotros una gran sala. Emocionados, buscábamos por todos lados un camino que nos llevara más abajo. Finalmente, en el lado opuesto al que bajamos, encontramos una rampa seguida de un pequeño pozo sin salida. Un poco desilusionados, regresamos a la gran sala e hicimos la topografía, fue entonces cuando nos dimos cuenta que es más o menos rectangular, de 80 m de ancho por 120 de largo y 35 m en su parte más alta.

Un poco de peligro

El siguiente grupo -Marcela, Franco y David- fue directo al salón y encontró otra rampa que daba a un pozo de 25 m; bajaron pero éste se cerró, por lo que decidieron regresar al salón para hacer algunas fotos. Cuando faltaban 150 m para llegar a la salida, todos escucharon agua cayendo, siguieron avanzando y para su mala suerte, estaban a la mitad de una crecida, la tormenta de la tarde los había sorprendido. Franco y Marcela lograron salir, pero David no; pasaban los minutos y nada. Asustados, pensaban que algo malo le había ocurrido. Finalmente, después de una angustiosa hora, salió. Les contó que decidió esperar a que pasara la crecida, pero nunca pasó y se decidió a continuar así. Aliviados, los tres regresaron al campo base.

Hasta el final…

Días después, Olga, Pablo y Alan fueron a revisar de nuevo la sala y el pozo. Para su sorpresa, nuevamente encontraron una ventana a mitad del pozo, bajaron y la cueva siguió hasta una parte muy estrecha al nivel de -500 m. Olga y Pablo lograron pasar por una parte muy estrecha (17 cm) para ver que sí había más camino por debajo de la cueva.

Pasaron los días y unos bajamos a ese punto de la cueva para mover algunas piedras, ampliarlo y poder bajar otros exploradores más. Desgraciadamente, después de un par de viajes, la cueva se ampliaba en los tiros y se estrechaba en la cabecera de los pozos hasta que a los -638 m se cerró por completo, impidiéndonos bajar más y continuar explorando. Al final, registramos una longitud de 1,251 m y necesitamos cinco viajes para sacar toda la cuerda y el material que usamos. El lugar es, sin duda, un destino asombroso que, aún, guarda muchas sorpresas por descubrir…

Agradecimientos
Gracias al apoyo de la comunidad de Ocotempa, a la tienda de montaña Límite X, Montañas y Cavernas, Petzl, Petrel y a Carlos Magno.

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Oaxaca
7 tips para visitar Oaxaca con niños

Aquí te decimos cómo visitar Oaxaca con niños, y así te olvides de que este es un destino en donde solo divierten los adultos. Te compartimos algunas actividades para hacer con tus pequeños y que disfruten la ciudad desde otra perspectiva.

México
Regalos viajeros para el Día del Niño

¡El día del niño se acerca! Si aún no sabes qué regalarle a tu pequeña o pequeño, aquí te dejamos 7 opciones para que te luzcas con un regalo original que inspire al gran viajero que lleva dentro.

Morelos
Lugares y atractivos turísticos que puedes visitar en Tepoztlán

Estos son algunos de los lugares y atractivos turísticos imperdibles que puedes visitar en el Pueblo Mágico de Tepoztlán. Arma tu lista y planea tu viaje para conocerlos todos.

Quetzalcóatl
México
Quetzalcóatl, la leyenda de la Serpiente Emplumada

Quetzalcóatl es una de las deidades más representativas y emblemáticas de la mitología prehispánica. Su presencia fue fundamental para las etnias tolteca, mexica y maya pues él fue el encargado de llevarles la Toltecáyotl -el conocimiento- ¡Adéntrate en el mito y en la historia de la Serpiente Emplumada!