Buscador
Ver revista digital
Actualidad

INAH recibe 211 dientes fósiles, posiblemente de un Otodus megalodon

Otodus megalodon
© INAH

El Otodus megalodon fue uno de los depredadores más imponentes. Con un enorme tamaño y una velocidad implacable, no era gran problema cazar a su presa.

Un particular realizó la entrega de 211 dientes fósiles. Expertos afirman de que existe la posiblidad que pertenecieran al Otodus megalodon, un tiburón ya extinto de 16 metros de longitud.

Lee: [VIDEO] Gobierno de Atizapán pide que entreguen el cacomixtle rescatado

¿En qué consistió la entrega?

El pasado martes 13 de julio, el ciudadano llamado Gustavo Martínez realizó la entrega de 211 dientes fósiles al Instituto Nacional de Antropología e Historia, en específico, en la cede de Chetumal del Centro INAH Quintana Roo para su resguardo, protección legal, conservación e investigación de dichos fósiles.

Entrega
INAH

El director del Centro INAH Quintana Roo, Margarito Molina, agradece el gesto, ya que, a lo largo del país persiste el comercio ilegal de este tipo de bienes.

Se contó con los especialistas de la Subdirección de Laboratorios y Apoyo Técnico del INAH, Ana Fabiola Guzmán Camacho y Joaquín Arroyo Cabrales, los cuales identificaron los fósiles y afriman que podrían ser pertenecientes al Otodus megalodon. De acuerdo con los expertos, esta especie no es común en territorio nacional, por lo que la entrega realizada al Instituto Nacional de Antropología e Historia resulta de alta importancia para la conservación y estudio de fósiles en México.

¿Qué es un Otodus megalodon?

El Otodus megalodon, por mucho tiempo nombrada como Carcharodon megalodon es una especie actualmente de tiburón. Se estima que vivió hace 19,8 y 20,6 millones de años. Pertenecía a la familia de los lámnidos o lamnidae, la cual incluye cinco especies de tiburones entre los cuales se encuentra el tiburón blanco. Sin embargo, actualmente se clasifica entre la familia extinta de los Otontidae, la cual surge de la decencia del tiburón blanco durante el Cretácico inferior.

Las dimensiones de este espécimen alcanzan los 16 metros de longitud, con una cabeza de aproximadamente 6.65 metros. Una aleta dorsal podría medir 1.62 metro de altura y una cola de 3.85 metros de alto.

20minutos.es

La anatomía del Otodus megalodon lo convertía en el depredador perfecto, pues podía nadar a una velocidad de 37 kilómetros por hora y su gran tamaño le permitía devorar a sus presas sin mayor dificultad.

Otodus
Ilustración por Alberto Gennari

Son muchas la hipótesis de porque este tiburón se extinguió. Una de las más populares es que se debe a factores de naturaleza geológica, en específico, por el enfriamiento global ocurrido a finales del periodo Plioceno.

Con información: Instituto Nacional de Antropología e Historia, Megalodón, un tiburón extinto de sangre caliente (Humberto Ferrón Jiménez)

fósilesInstituto Nacional de Antropología e HistoriamegalodonOtodus megalodon
autor es un apasionado por la fotografía y un entusiasta de la aventura y la exploración.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios