Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia

La casa de las águilas. Centro ceremonial de Tenochtitlán

En 1980 se iniciaron los trabajos arqueológicos al norte del Templo Mayor. Ahí se localizaron diversos adoratorios que formaban parte de los edificios que integraban la gran plaza o recinto ceremonial de la capital azteca.

mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

Tres de ellos estaban alineados, uno tras otro y de oriente a poniente, a lo largo de la fachada norte del templo. Otro más se encontró al norte de estos tres adoratorios; se trataba de un basamento en forma de L que mostraba dos escaleras: una orientada al sur y otra al poniente; esta última decorada con cabezas de águila. Al excavar este basamento se observó que había existido un conjunto anterior que tenía la misma disposición. La escalera que daba al poniente llevaba a un vestíbulo con pilares y a una banqueta decorada con una procesión de guerreros. Sobre las banquetas y a ambos lados de la entrada se localizaron dos guerreros águilas de barro de tamaño natural.

La entrada conduce a un cuarto rectangular que en su lado izquierdo tiene un pasillo el cual lleva a un patio interior, en cuyos extremos norte y sur están dos habitaciones. La banqueta de guerreros vuelve a presentarse en todos ellos. Por cierto que a la entrada del pasillo se encontraron dos figuras de barro en forma de esqueletos y braseros de barro de color blanco con el rostro del dios Tláloc llorando. Todo el conjunto es muy rico en elementos decorativos. El edificio se ubicó cronológicamente hacia la etapa V (alrededor del año 1482 d.C.) y por el contexto se pensó desde un principio que podía guardar estrecha relación con la guerra y con la muerte.

Pasaron algunos años y en 1994 Leonardo López Luján y su equipo emprendieron las excavaciones hacia el norte de este conjunto, donde encontraron su continuación. En la fachada que da al sur localizaron nuevamente la banqueta con guerreros y una puerta a cuyos lados estaban dos soberbias figuras de barro con la representación del dios Mictlantecuhtli, señor del inframundo. Una figura de serpiente colocada sobre el piso impedía el paso al interior del aposento.

Los arqueólogos notaron que sobre los hombros de las dos figuras descarnadas del dios había un elemento oscuro que, una vez analizado, mostró residuos de sangre. Esto coincidía perfectamente con datos etnohistóricos, ya que en el Códice Magliabechi (lámina 88 recto) puede verse una figura de Mictlantecuhtli con un personaje que derrama sangre sobre su cabeza.

Frente a la puerta de acceso se recuperó una ofrenda colocada dentro de una cista en forma de cruz, lo que nos recuerda los cuatro rumbos universales. En su interior había un dios viejo y diversos materiales, entre ellos pelotas de hule.

El estudio practicado por López Luján aclaró algunas de las características del edificio y su posible función. Escudriñando en documentos históricos y analizando el dato arqueológico, se ha planteado que ahí pudieron llevarse a cabo importantes ceremonias relacionadas con el máximo gobernante de Tenochtitlan. El recorrido de los aposentos interiores hacia el poniente coincide con el diario camino del sol, y las figuras de los guerreros águilas pueden ser significativas en esto. Al salir al vestíbulo se voltea hacia el norte, el rumbo de la muerte, llamado Mictlampa, y se llega ante las figuras del señor del inframundo. Todo este recorrido está lleno de simbolismos. No podemos olvidar que la figura del tlatoani está relacionada con el Sol y con la muerte.

Posteriormente se excavó debajo de la Librería Porrúa, en la calle de Justo Sierra, y se halló lo que parece ser el límite norte del Recinto de las Águilas, y más recientemente se detectó el muro poniente del conjunto. Así, una vez más, la arqueología y las fuentes históricas se complementaban y nos llevaban al conocimiento de lo que fue el recinto ceremonial de Tenochtitlan.

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
El lugar en Guadalajara donde puedes pedir una malteada de cerveza

Bazar de Malta es el único lugar de México que prepara malteadas cervezas artesanales mexicanas. Viaja hasta Guadalajara para conocer este nuevo sitio turístico.

México
5 consejos para que tu perro no se enferme en el viaje

Conoce más sobre las enfermedades de perros, aquí te dejamos algunos consejos para que tu perro no se enferme durante el viaje, porque los paseos en la playa, excursiones en la montaña, largos recorridos en auto, viajes en avión, cambios de temperatura o de alimentación pueden afectar la salud de tu mascota.

Chile serrano, un chile muy mexicano.
México
Chile serrano; un producto básico para los mexicanos

El chile serrano, también conocido como “chile verde”, es muy usado en la gastronomía mexicana. Este chile de aspecto lustroso puede comerse a mordidas o en exquisitas salsas “verdes” que acompañan guisos como enchiladas verdes, aguachile y otras recetas que, gustosos, te compartimos.

Ciudad de México
La mala suerte del primer hotel de México

Se llamaba la Bella Unión pero su buena suerte duró solo siete años, ya que se hospedaron en él oficiales estadounidenses que hicieron algo que le dio mala fama a este alojamiento