Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

La historia de este hotel en Tulum te sorprenderá

Se dice que esta propiedad perteneció al narcotráficante colombiano Pablo Escobar, pero cuando el criminal colombiano murió la propiedad regresó a su antiguo dueño quien la volvió a vender a un comerciante de arte.

Foto:

Este hotel se le parece mucho a la finca clandestina de un criminal. Las habitaciones no son lujosas pero en ellas predomina el confort y las obras de arte, en su playa privada hay palapas y camastros nada pretenciosos como para no llamar la atención y las paredes están forradas con trozos de árboles.

Su estilo elegante y ligeramente gótico tal vez se deba a que un día esta propiedad perteneció al narcotraficante colombiano Pablo Escobar. Y aunque él no participó en la creación del estilo que este recinto tiene actualmente por supuesto que lo inspiró.

El hotel se llama Casa Malca y está en Tulum, Quintana Roo. En un tiempo perteneció al traficante pero tras su muerte a manos de la policía de su país la propiedad regresó al dueño anterior quien luego vendió el predio al distribuidor de arte colombiano Lio Malca.

Las habitaciones cuentan con piso de hormigón pulido y cortinas de terciopelo además de paredes con pinturas de arte contemporáneo de artistas como Kenny Scharf, Rafel Gómez Barros y Marion Peck.

Quizá lo mejor sea la playa la cual cuenta con arena blanca, como es usual en Tulum, y con la privacidad que se requiere para pasar románticos momentos en pareja.

La playa en donde se ubica Casa Malca está en parte de la reserva de “Sian Ka’An”.

Otro aspecto interesante de Casa Malca es la comida, la cual se preparara con vegetales y carnes producidas en la región, entre las que se encuentran los pescados los cuales son cocinados con recetas tradicionales mayas. 

Los editores recomiendan: Viajando sola por Tulum, Quintana Roo

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos