Buscador
Ver revista digital
Conoce México

La hoja santa, la planta que da sabor a nuestros tamales

hoja santa
© Katja Schulz

La hoja santa es el delicioso condimento que le da sabor a diversos platillos, como a los tamales del sureste. Conoce sus propiedades secretas.

La hoja santa es uno de los condimentos más socorridos de nuestra cocina tradicional mexicana y también es una planta con propiedades medicinales que puede ayudar en más de un problema de salud. Endémica de Mesoamérica, también es conocida como acuyo o jaco y es perteneciente a la familia de las Piperaceae. Su nombre popular deriva de la leyenda que dice que la Virgen María tendió los pañales del Niño Jesús en esta planta.

La planta que da la hoja santa es un arbusto que suele medir entre 1 a 1,5 m con tallos simples y visible que producen hojas de hasta 26 cm. Las hojas son ovaladas con forma de corazón al inicio, perfumadas y un tanto aterciopelado. El hábitat de la planta se extiende desde el centro-sur de México y hasta Venezuela y Perú. Recientemente se ha introducido en Bolivia, mientras que en Hawaii se convirtió en una especie vegetal invasora.

La hoja santa y sus propiedades medicinales fifu

El medio natural de la hoja santa son los bosques húmedos y secundarios con elevaciones de 0 a 2000 msnm en zonas donde se acumula una gran cantidad de humedad. Sin embargo, se trata de una planta con un gran nivel de adaptación, pues puede reproducirse de forma asexual o gracias a polinizadores.

En la gastronomía mexicana la hoja santa es utilizada para especiar distintos platillos entre los que se encuentra tamales originarios del sur de México, pescados y carnes, y mixiotes.

Foto: Masajes Estepona

La hoja santa, propiedades medicinales.

Las hojas de la hoja santa son de amplio uso medicinal en los estados de Hidalgo, Veracruz, Oaxaca y Quintana Roo, donde se aplica sobre afecciones de la piel. También se emplea para padecimientos como la inflamación vaginal, infección de la matriz, galactógeno (aumentar la leche de las mujeres que amamantan) y para acelerar el parto, mediante las hojas remojadas en alcohol.

La hoja santa también se usa en trastornos del aparato digestivo como dolor de estómago, falta de apetito, estreñimiento, diarrea e inflamación de estómago.

Se dice que además  puede ser un buen remedio contra la bronquitis, tos y para bajar fiebre, para ello se cocen las hojas y se ingiere el líquido resultante. Otros usos comunes de la hoja santa son para afecciones como asma, laringitis, reumatismo, desparasitante, llagas e irritación ocular.

autor Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios