Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Vive Experiencias Pueblear

Los Pueblos Mágicos que protegen a las mariposas Monarca

Las mariposas Monarcas buscan un lugar con temperaturas más cálidas, alimento y de alguna manera, un espacio de paz. Aledaños a los santuarios, en los Pueblos Mágicos pueden compartir un momento de tranquilidad en su camino por nuestro país.

14-03-2017, 9:42:29 AM
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

En México nos hemos asumido como el país de la mariposa monarca sin importar que esta sea originaria de Canadá y el norte de Estados Unidos. De noviembre a marzo nos convertimos en sus anfitriones, la recibimos felices de que encuentre en los bosques de Michoacán y el Estado de México un lugar de descanso propicio para su hibernación.

Las mariposas Monarcas llegan buscando un lugar con temperaturas más cálidas, alimento y de alguna manera, un espacio de paz; muy parecido a lo que nosotros mismos buscamos para nuestras vacaciones. Aledaños a los santuarios, donde podemos ir a compartir un momento de tranquilidad con la mariposa monarca, se encuentran algunos pueblos que han sido acreedores a la denominación de Pueblo Mágico por la riqueza que concentran en cada una de sus manifestaciones socio-culturales, y ofrecen una
oferta adicional y complementaria a los santuarios. Rancho Yapalpan es un destino ecoturístico que se encuentra situado en la frontera de dos de los Pueblos Mágicos, justo entre el Estado de México y Michoacán. Parte de la propiedad está en el pueblo mágico de Tlalpujahua y otra en el pueblo mágico de El Oro. Adriana Orozco administra este hermoso lugar de turismo alternativo y conoce bien ambos pueblos que forman parte de la Ruta Monarca.
 
El Oro, un municipio del estado de Michoacán, te transporta a la época del auge minero, sus calles aún reflejan la bonanza y belleza de un pueblo cuyas minas de oro fueron consideradas las segundas más ricas del mundo a finales del siglo XIX. En ese tiempo, gente de todo el mundo llegó a habitar El Oro, por ello su arquitectura ecléctica, diversos estilos conviven en sus fachadas; como el Teatro Juárez, un hermosa construcción afrancesada de 1906, con decoración morisca y salones de madera tallada; la fachada de piedra, los muros laterales y el adorno del interior pertenecen al art nouveau. O El Palacio Municipal, único en México por su estilo neoclásico con dos torres a la usanza inglesa. Su diversidad se reflejó también en sus tradiciones y creencias. Su esplendor minero hace mucho que se agotó, pero sus habitantes, orgullosos de su historia, mantienen a El Oro como un lugar al que el tiempo no ha afectado, al pasear por sus calles aún se respira la grandeza del lugar que en el porfiriato fuera una de las ciudades más importantes de México. Tlalpujahua es reconocido particularmente por su producción de esferas de navidad, pero hay mucho más que ver, efectivamente es un pueblo artesanal, y al encontrarse tan cerca de los santuarios también encontraremos artesanía alusiva a la mariposa monarca.  Sin embargo Tlalpujahua ofrece un lugar lleno de historia, cultura y tradición.
 
Templos, minas, presas y bosques conviven en un sólo lugar. Caminar por sus calles es conocer la historia que forjó a nuestro país, al ver la belleza de Tlalpujahua uno no sospecharía que a lo largo de su historia se ha visto afectada por incendios, la secuelas de la guerra de Independencia e inundaciones, como la ocurrida el 27 de mayo de 1937, donde el deslave de la mina Dos Estrellas arrasó con una tercera parte del pueblo. La gente se refiere a Tlalpujahua como el pueblo que se negó a morir. Tlalpujahua tiene la fuerza de la mariposa monarca, manteniéndose hermosa y majestuosa ante las adversidades.  
 
El Oro y Tlalpujahua se encuentran a menos de una hora del Santuario Sierra Chincua y 10 kilómetros más adelante de este Santuario se encuentra Angangueo, donde está el Santuario El Rosario. Adriana Orozco, quien también es representante de los Pueblos Mágicos, vislumbra un mejor futuro para la mariposa gracias al turismo que la mariposa misma fomenta.
 
El programa Ruta Monarca estima llegan 300 mil visitantes a los pueblos mágicos de Michoacán y el Estado de México en la temporada en que llega la mariposa monarca. Otro factor que beneficia a los pueblos aledaños a Reserva de Biosfera Mariposa Monarca es el nombramiento como pueblo mágico, esto además de causar un beneficio a los habitantes, fomenta una cultura del cuidado de la mariposa monarca, ya que en parte, es por ella la afluencia de turistas.

Te lo contamos en video

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Ya viene la Feria de las Pulquerías Tradicionales
Ciudad de México
Ya viene la Feria de las Pulquerías Tradicionales

La 6a edición de la Feria de las Pulquerías tradicionales 2018 se llevará a cabo en el Museo de los Ferrocarriles. ¡No te lo pierdas!

Piratas del siglo XVIII
México
Los piratas que navegaron en México

Los piratas fueron hombres -y algunas mujeres- que durante mucho tiempo reinaron los mares y causaron terror. Conoce a aquellos que navegaron en México.

Chilaquiles con pechuga de pavo
Ciudad de México
La Lorena: un sitio para cenar diferente en temporada navideña

Conoce La Lorena, un restaurante en Lomas de Chapultepec que te encantará por el delicioso sabor de sus platillos y por la bella decoración del sitio.

Ciudad de México
Dulcería de Celaya, el templo de los dulces típicos en CDMX

La Dulcería de Celaya es un espacio de tradición que ningún viajero se debería de perder. Un viaje para probar los mejores dulces de México.