Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Cultura y artesanías

10 palabras del náhuatl que usamos todos los días

De todas las palabras que usamos a diario, algunas son de origen náhuatl, ¿podrías identificarlas? Aquí te decimos algunas de las más comunes.

mm

Social Media Editor de México Desconocido. Amante de los viajes y la gastronomía mexicana.

Hace más de diez siglos, alrededor del V d.C. nació una lengua que se convertiría rápidamente en una de las más usadas de Mesoamérica y que abriría paso a nuevos dialectos; nos referimos al náhuatl, que hoy en día es hablada por más de un millón y medio de mexicanos, y comprende 12 formas dialectales: el pochteco, el náhuatl pipil, el náhuatl de Occidente, el de la Huasteca y norte de Puebla, el del istmo y sur de Puebla, el de Durango, Guerrero, el náhuatl central, el de Tlaxcala, el mexicano, el de Morelos, y el náhuatl clásico.

Esta lengua franca ha sido de las pocas que no han desaparecido con el paso del tiempo. De hecho, a poco más de cinco siglos de la conquista española en México, continuamos usando algunas diariamente algunas palabras de origen náhuatl.

Para recordar nuestras raíces lingüísticas y valoremos más tanto nuestra lengua como la riqueza de las lenguas indígenas, te presentamos algunas palabras de origen náhuatl que usamos diariamente.

1. Achichincle: se conforma de las palabras en náhuatl “atl”, agua; y “chichinqui”, que chupa. Significa “quien chupa el agua”. Cuando se castellanizó su significado se transformó a “hombre ordinario que acompaña a un superior y sigue sus órdenes”.

2. Apapachar: del náhuatl “papatzoa”, que significa ablandar algo con los dedos. Actualmente esta palabra se traduce como “palmada cariñosa o abrazo”.

3. Chocolate: del náhuatl “xocolātl”. Alimento que se obtiene de la mezcla del azúcar con la masa y la manteca del cacao.

4. Comal: del náhuatl “comalli”. Se refiere al objeto donde se cuecen las tortillas de maíz.

5. Cuate: del náhuatl “koatli”, que significa mellizo. 

6. Jícara: del náhuatl “xicali”. Significa vaso elaborado de la calabaza. Hoy en día estas jícaras se utilizan para tomar bebidas como el pozol o el tejate.

7. Mezcal: del náhuatl “mexcalli”, palabra compuesta por “metl”, que significa maguey y “xcalli”, que significa cocido. Se refiere al destilado que se obtiene del maguey.  

8. Popote: del náhuatl “popotli”. Se refiere al tallo seco y hueco de las gramíneas, que crecían con abundancia alrededor de la Gran Tenochtitlán.

9. Tianguis: del náhuatl “tiyānquiztli”, que significa mercado.  

10. Tomate: del náhuatl “tomatl”, que significa agua gorda.

Descubre más palabras de origen prehispánico en el Gran Diccionario Náhuatl creado por la UNAM. 

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
Esta es la causa del cocoliztli que mató a cientos de indígenas

El cocoliztli era una enfermedad que atacaba principalmente a los indígenas y que fue responsable de una tragedia demográfica que facilitó la conquista de los españoles.

Atardecer en Los Cabos
México
Los Cabos, uno de los mejores destinos del mundo para viajar

En 2018 Los Cabos es uno de los mejores destinos del mundo. Por sus atardeceres, por la visita de las ballenas cada invierno, la propuesta gastronómica, las galerías de arte y playas pequeñas con oleajes aptos para el kitesurf o para nadar como en alberca.

Isla de San José, cerca de El Pardito, en Baja California Sur
Baja California Sur
El Pardito, la isla donde los pescadores protegen la vida

Un pueblo de pescadores ha creado refugios pesqueros para bajar el impacto en un ecosistema único y extraordinario. Su vida gira en torno al mar, a la vida que hay en él. ¿Conoces El Pardito en Baja California Sur? Puedes acampar y convivir codo a codo con auténticos pescadores que se ocupan por mantener sano su entorno.

Yucatán
5 cenotes rituales mayas para descubrir

Para los mayas los cenotes fueron el principal abastecimiento de agua en medio de la selva y la razón para desarrollar ciudades y asentamientos, además de escenarios sagrados para rituales de vida, muerte, renacimiento y fertilidad. Si aún no los conoces, ya tienes una razón más para viajar y descubrirlos.