Buscador
Ver revista digital
Conoce México

Los perros feroces que se usaron en la conquista para someter a indígenas

01-03-2019, 11:00:45 AM
perros_conquista_mexico

Esta es la historia de cómo los perros feroces se usaron durante la conquista de la Nueva España.

Los “espectáculos obscenos” que los perros feroces realizaban a fuera de las iglesias, así como los ataques de las cientos de jaurías conformadas por razas temibles que atacaban a los viandantes fueron el pretexto con el que en 1790 se expidiera en México el mandato de que todo aquel can que rondara por las calles después del toque de queda fuera matado a palos por los serenos.

La intención real era acabar con la sobrepoblación canina que había recaído sobre la Nueva España. Las crónicas de la época versan que durante las masacres los ladridos de dolor lejanos no dejaban conciliar el sueño a los habitantes, y al despertar el olor característico de las mañanas era cortado por un tufo a sangre cuajada.

La llegada a México

Para explicar cómo México, o al menos el centro de éste, se llenó de perros en 1790, habrá que regresar 295 años atrás a partir de dicha fecha, de manera precisa al 24 de marzo de 1495, cuando Cristobal Colón desembarcó de la Isabela con 200 soldados, una veintena de jinetes y otra veintena de “perros corsos” para enfrentar a una 100 mil indios de las tierras recién descubiertas.

Es probable que cuando las crónicas hacían referencia a los “perros corsos” de Colón se refirieran a una raza de animales grandes y oscos criado en Italia, cuyos antepasados como el mastín fueron criados para la guerra.

Así Colón habría traído a América a aquellos perros, que, como se explica en la Brevísima relación de la destrucción de las Indias, elaborado por Fray Bartolomé de las Casas, eran animales criados con el propósito de moler a los indios y así lo hicieron. La recompensa alimenticia para esos animales fue la carne y sangre proveniente de cuerpos indígenas.

La técnica de sometimiento de los pueblos indígenas no cambió con los años, en su camino a la conquista del imperio azteca, Hernán Cortés hizo uso mortífero de sus canes; una de las más recordadas fue la conocida como masacre de Cholula en 1519 y luego en la caída de Tenochtitlán en 1521.

Pero aún hay pasajes más oscuros de la conquista en donde los perros fueron el medio; es el caso de lo que se llamaron: “aperreamientos” los cuales habrían sido organizados por Cortés o su gente cercana.

Éstos consistían en meter a varios mastines, “hambreados durante varios días”, a una especie de corral como los de las corridas de  toros. A ellos eran arrojados miembros de la nobleza azteca y caciques indígenas, a quienes se les daba la oportunidad de defenderse con un simple palo.

Referencias:
Perros asesinos y matanzas de perros en la Ciudad de México

Te recomendamos leer: 

Historia del puerto de Veracruz

Joyería del México Colonial y Republicano

La Conquista de México: el combate final

aztecasconquista de mexicoconquista españolaconquista española en mexicocristobal colon y los perrosHernán Cortéshistoria de la conquistahistoria de mexicomastinesperros de ataqueperros de hernan cortesperros en la conquista de mexicoperros en la conquista del nuevo mundosometimiento de los aztecassometimiento del pueblo aztecaviolencia durante la conquista
mm Viajero que además de experiencias por la vida anda tras el click.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

revista

Revista Digital México Desconocido

Septiembre 2020

Te recomendamos estos artículos de este mes:

5 queserías de Querétaro
5 queserías de Querétaro
Camino Copalita en Oaxaca
Camino Copalita en Oaxaca
Burbujas de Granito en Chihuahua
Burbujas de Granito en Chihuahua
La mujer del corazón de barro en Puebla
La mujer del corazón de barro en Puebla
Aventura y naturaleza en Loreto, Baja California Sur
Aventura y naturaleza en Loreto, Baja California Sur
¡Sírvanme la del estribo!, en Tequila, Jalisco
¡Sírvanme la del estribo!, en Tequila, Jalisco
Comentarios