Buscador
Ver revista digital
Conoce México

¿Qué queremos decir los mexicanos cuando decimos “ahorita”?

ahorita

En México es común el uso de la palabra "ahorita" para expresar una procrastinación indefinida. Sin embargo, para los extranjeros representa un uso bastante ambiguo.

De acuerdo con la Real Academia de la Lengua Española (RAE), la palabra “ahorita” se trata de un diminutivo de la palabra ahora y es usado frecuentemente en el habla coloquial de amplias zonas de América”. Sin embargo, en México todos sabemos que la palabra “ahorita” tiene un significado relativo y hace referencia a algo más que el diminutivo de ahora.

Dichas definiciones pueden resultar chocantes para quienes visitan nuestro país, pues debido a que el adverbio “ahora” hace referencia al tiempo presente, lo lógico sería que “ahorita” hiciera énfasis en dicha significado. En contraste, el “ahorita” mexicano puede representar una medida de tiempo que va desde unos fragmentos de segundo, hasta horas, meses o años.

“Ahorita” y los diminutivos

Asimismo, otra de las razones por la que su uso desconcierta, es por expresar una posible procrastinación de una acción, misma que no se resolverá en plazo concreto. Con respecto al uso de los diminutivos en el español de México, José Ignacio Dávila Garibi afirma que su uso podría ser semejante a las formas lingüísticas del diminutivo en náhuatl. Es común escuchar casi de forma abusiva palabras como “frijolitos”, “casita”, “esposita”, etcétera, incluso cuando no corresponden con la realidad física del objeto de referencia.

El uso del diminutivo es tal, que se llega a aplicar a los adverbios, generando palabras como “adiosito”, “favorcito” o “apenitas”. Incluso palabras de mucho respeto como Dios (“Diosito”) o madre (“madrecita”) son llevadas al diminutivo sin que ello implique una falta de respeto o disminución. Por el contrario, son formas que reflejan una mayor veneración, cariño y familiaridad. En el caso del adverbio “ahorita”, ésta sería una forma amable y respetuosa de indicar una procrastinación o de hacer saber que algo no se va a realizar sin que ello implique una confrontación con el interlocutor.

De acuerdo a Dávila Garibi, este uso excesivo del diminutivo –sin paralelo en otros países– se deriva del intercambio cultural durante los primeros años de la Nueva España. Sobre ello menciona:

“El uso del diminutivo en México es algo así como el pan de cada día. ¿Por qué? Indudablemente –creo yo– debido a la influencia del náhuatl en que tan profusamente se usa el diminutivo y que necesariamente tuvieron que hablarlo los conquistadores españoles para comunicarse con los indios.”

frases mexicanasmexicanismos
autor Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios